25 feb. 2015

Y este es el concept-car que Audi presentará en Ginebra

Es una nueva interpretación de la filosofía Avant de Audi.


Un diseño plagado de elegancia dinámica y con las más avanzadas tecnologías de última generación. El Audi Prologue Avant concept car que la marca de los cuatro aros presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra aporta una mirada al futuro, con una interpretación de la filosofía Avant de Audi siguiendo el nuevo lenguaje de diseño iniciado con el Prologue coupé.

En noviembre de 2014, en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, Audi presentaba el concept car Audi Prologue, ofreciendo una mirada al futuro lenguaje de diseño de la marca. Solo cuatro meses después, el fabricante Premium muestra una variante de su visionario concepto en el Salón del Automóvil de Ginebra. El Audi Prologue Avant concept car combina dinámica, formas y funciones en una perfecta síntesis. Con una longitud total de 5,11 metros y una anchura de 1,97 metros, este vehículo de cinco puertas con su pionero concepto de carrocería se posiciona claramente en la categoría superior del lujo. Y al mismo tiempo, ofrece versatilidad y una inconfundible deportividad. La tecnología comienza a ser una experiencia, tanto en el interior como en el exterior. El conductor y hasta tres ocupantes pueden disfrutar de un lujoso interior en el que están digitalmente conectados gracias a la más avanzada arquitectura de sistemas de infoentretenimiento y tecnologías de conexión existente actualmente.




Arquitectura y operatividad están unidas
El lujoso interior se presenta en tonos oscuros. También aquí también el concept car ofrece una nueva experiencia: la arquitectura de líneas rectas forma un conjunto con su disposición y concepto de control a bordo. El salpicadero está compuesto por tres pantallas táctiles. Por otra parte, el conductor y hasta tres pasajeros pueden establecer una comunicación digital a través de dos pantallas OLED realizadas con LEDs orgánicos. Las delgadas pantallas OLED desmontables situadas en la parte trasera —un desarrollo del Audi tablet que se ofrece en el nuevo Audi Q7— proporcionan a los pasajeros información y entretenimiento a la carta.

La tecnología se acerca a la producción en serie.
El Audi Prologue Avant emplea tecnologías cada vez más cercanas a la producción en serie. Está equipado con el sistema de propulsión hibrida enchufable procedente del Audi Q7 e-tron quattro, que alcanza incluso un rendimiento mayor en el concept car. Los 455 CV (335 kW) que rinde esta unidad de potencia cuando el motor 3.0 TDI y el motor eléctrico trabajan conjuntamente hacen que el coche pueda acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,1 segundos. Dispone de una autonomía de hasta 54 kilómetros circulando en modo completamente eléctrico. El chasis está equipado con la suspensión neumática adaptativa y el sistema dinámico de dirección a las cuatro ruedas: ambos permiten ofrecer una combinación de confort, deportividad, manejo y estabilidad a un nuevo nivel.

Una mirada al futuro:el Audi Prologue Avant
Elegancia progresiva, elevada funcionalidad y la más avanzada tecnología reunidas en 5,11 metros de longitud. El nuevo concept car de cinco puertas con carrocería Avant continúa con el lenguaje de diseño que Audi inició con Audi Prologue coupé, aportando una mirada al futuro.

"Con nuestro concept car para Ginebra trasladamos el lenguaje de diseño del Audi Prologue a una nueva, dinámica y alargada silueta, fusionando el diseño con un concepto de máxima funcionalidad" afirma Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico. "El Audi Prologue Avant es progresivo, está lleno de emotividad y versatilidad y refleja a la perfección la capacidad tecnológica y la calidad de Audi".

La marca de los cuatro aros es sinónimo de deportividad, construcción ligera y tracción permanente a las cuatro ruedas quattro. El Audi Prologue Avant incorpora todas estas avanzadas tecnologías bajo nuevas formas. Este vehículo de cinco puertas con su característica silueta con techo alargado y pilares D muy estilizados combina potencia con elegancia. En su diseño se ven reflejados los genes del Audi quattro.

También el interior del concept car cautiva al conductor con soluciones innovadoras: la arquitectura conforma un nuevo conjunto en cuanto a la disposición y concepto de los controles. El conductor y los pasajeros están conectados digitalmente cada uno con los demás. El salpicadero dispone de tres pantallas táctiles, y la mayor parte del control y las comunicaciones entre el conductor y su acompañante, así como de estos con los pasajeros traseros, se efectúa a través de dos pantallas OLED (luz emitida por diodos orgánicos).

El Audi Prologue Avant utiliza el sistema de propulsión híbrida enchufable del Audi Q7 e-tron quattro, en un nivel superior de desarrollo. El motor 3.0 TDI y el motor eléctrico ofrecen una potencia conjunta de salida de 455 CV (335 kW) y 750 Nm de par máximo. Con este rendimiento el concept car acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos. El sistema de control dinámico de la dirección a las cuatro ruedas, gracias al cual las ruedas traseras pueden girar hasta un máximo de cinco grados, provee al coche de una excelente manejabilidad y de una elevada estabilidad en la conducción.

Audi Prologue Avant: el concepto
"Con el Audi Prologue, el prototipo que marca nuestro nuevo lenguaje de diseño, hemos establecido claramente el camino a seguir. Y ahora damos un nuevo paso hacia delante con la presentación de un concept car que combina estética, dinámica y funcionalidad de una forma fascinante", explica Marc Lichte al describir el Audi Prologue Avant. "El diseño de la carrocería expresa nuestra capacidad tecnológica y revela los valores que hacen de nuestra marca algo único: deportividad, máxima calidad y progresividad".

De una mirada, el nuevo concept car se reconoce de inmediato como un Audi, con su atlética complexión, tensas superficies y formas afiladas. El Audi Prologue Avant recoge y reinterpreta la tradición de los conceptos de diseño y espacio de la marca, como el prototipo Audi Avant de 1982. Con una longitud de 5,11 metros, una distancia entre ejes de 3,04 metros, una anchura de de 1,97 metros y una altura de 1,4 metros, el Audi Prologue Avant es algo más largo que el coupé dos puertas Audi Prologue. Cuatro asientos individuales, cuatro puertas y un gran portón trasero completan el concept.


Ancho y plano: el frontal
La parrilla Singleframe integrada en la carrocería domina la parte frontal inferior del prototipo. Está situada en una posición baja y se ha diseñado más ancha de lo que es habitual en los modelos de producción. Las barras transversales elaboradas en aluminio cepillado, que se cierran y se bifurcan ligeramente hacia los laterales, ofrecen una nueva variación de la imagen característica de los Audi e-tron.

Los grupos ópticos subrayan el carácter del concept car: ligero, dinámico y elegante. Ensanchados y con forma de cuña, los faros están situados junto por encima de la parrilla Singleframe, e incorporan la tecnología Matrix láser de alta resolución, la última innovación de Audi en materia de iluminación aplicada al automóvil, que abre nuevas oportunidades en cuanto a diseño y tecnología. La luz se descompone en un elevado número de diminutos píxeles, un resultado que virtualmente ofrece ilimitadas posibilidades de configuración del patrón de luz. El diseño de los bordes laterales y superiores de las características entradas de aire se acentúan utilizando guías de luz adicionales, que en combinación con las luces de conducción diurna proporcionan al Audi Prologue Avant una nueva identidad.

Fluida robustez: la vista lateral
La larga sección frontal y la cúpula del techo descienden de forma continua hacia la parte trasera por encima de unos pilares D extremadamente estilizados: la vista lateral del concept car produce un efecto atlético. Sus proporciones están equilibradas, enfatizando por igual tanto la parte delantera como la trasera, dejando ver la genética quattro de Audi.

Los hombros de la carrocería están inspirados en las líneas del Audi proto quattro de los años ochenta, y se integran perfectamente en el diseño. La línea de cintura fluye suavemente por encima de las ruedas, y en la zona delantera continúa por encima del borde del capó del motor, lo que hace que el conjunto parezca aún más largo. El portón trasero enfatiza el carácter "luxury class" del prototipo.

Los pasos de rueda fuertemente marcados contrastan con los estilizados espejos retrovisores, lo cual contribuye a reducir la sensación de volumen en los flancos. Bordean las poderosas llantas de 22 pulgadas, con una configuración de cinco brazos que presenta un nuevo desarrollo del actual diseño tipo rotor. Están equipadas con neumáticos en formato 285/30.

En todos y cada uno de sus detalles, los 5,11 metros el Audi Prologue Avant reflejan.la belleza progresiva de la tecnología Audi. La carrocería pintada en azul oscuro subraya la elegancia del concept car de manera muy sutil. Los espejos retrovisores exteriores son pequeñas esculturas elaboradas en aluminio, y los marcos de las ventanillas integran los sensores de apertura de las puertas. Tan pronto como el conductor toque las superficies iluminadas, unos motores eléctricos abrirán las puertas sin necesidad de manecillas ni tiradores.

Un marco realizado en aluminio mate pulido flanquea los bordes de las ventanillas laterales. Los paragolpes traseros del concept car integran la toma para la carga eléctrica en el lado izquierdo, y la tapa del depósito de combustible para el motor diésel en el lado derecho. Apretando un botón en el interior, las tapas que las cubren se abren eléctricamente replegándose dentro de la carrocería.

Dinámica: la trasera
La conexión entre las fluidas líneas de la trasera y la robusta apariencia lateral es una de las vistas más atractivas del concept car. Los pilares D se integran elegantemente en el diseño de la parte trasera que conforma el borde del compartimento de carga y rodea por completo la carrocería. Al igual que en un yate, toda esta zona aparece inclinada hacia adelante, en el mismo sentido de la marcha, como empujando al coche hacia adelante antes de que comience a moverse.

Una franja de las luces traseras fabricadas con un vidrio 3D que transmite un efecto escultural se extiende a todo lo ancho del coche, combinándose con los grupos ópticos traseros de LEDs. En su extremo inferior, las luces traseras dibujan un contorno ondulado. En la zona interior del faro se encuentran las luces de freno: cuando estas comienzan a funcionar, parece como si se fueran aproximando. Los diferentes niveles de diseño y los cambios entre los efectos bidimensionales y tridimensionales aportan a las luces traseras una nueva dinámica.

Como continuación de las taloneras laterales, el paragolpes de diseño deportivo completa la trasera en su parte inferior. A cada lado integra unas salidas horizontales y planas divididas con un corte en forma de cuña. Los gases de escape del motor TDI salen a través de las superiores, mientras que las inferiores evocan a la parrilla Singleframe. Una solución que simboliza el concepto e-tron del concept car: motor de combustión y motor eléctrico en un mismo coche.


Elegante experiencia; el interior
El espacioso interior del Audi Prologue Avant tiene el carácter de un lujoso salón. Tenso, con los músculos bien definidos, la calma fluye por la esbelta línea creando un clima de ligereza y tranquilidad. La consola central parece ir flotando, al igual que los estilizados asientos delanteros, cuyos raíles están montados en el túnel y las taloneras laterales

El panel de la instrumentación se extiende horizontalmente de un lado a otro, contribuyendo así a crear una impresión de gran amplitud interior. Desciende hacia el conductor y el pasajero en dos niveles diferentes. El nivel superior, como un techo, se extiende sobre el Audi virtual cockpit y los amplios difusores de aire, formando parte del diseño envolvente que une el interior con el compartimento para el equipaje, como si se tratase de una línea de horizonte. Los pasajeros traseros pueden disfrutar de asientos individuales con un ambiente espacioso.

Todos los detalles del interior demuestran la elevada calidad de diseño sin compromisos ni limites de Audi. Un embellecedor perforado cubre los difusores de aire, y se desliza hacia abajo tan pronto como el aire acondicionado entra en acción. El pomo de la palanca selectora del cambio de la caja tiptronic de ocho marchas, con un diseño plano y con mando by-wire sin necesidad de conexión mecánica, está suavemente integrado en el centro de la consola.

Pantalla en tres partes: el panel de instrumentación
La elegante arquitectura del diseño del Audi Prologue Avant concept car presenta un nuevo concepto digital de visualización, control e interacción entre el conductor y los pasajeros. El frontal del salpicadero está diseñado por completo, en toda su anchura, como la superficie de una gran pantalla principal en la cual se integran tres pantallas táctiles. Marcos completamente elaborados en aluminio rodean las dos pantallas situadas frente al conductor a la izquierda y a la derecha del volante. La de la izquierda sirve para controlar las funciones de los sistemas de asistencia, y la de la derecha para gestionar los dispositivos multimedia.

El pasajero delantero se enfrenta a una gran pantalla que integrada por completo en el panel de la instrumentación; esta se utiliza para configurar las funciones de entretenimiento personal convenientemente. Con limpios movimientos, el pasajero delantero puede enviar contenidos multimedia como listas de reproducción de música a la pantalla derecha del conductor, o datos de navegación al Audi virtual cockpit situado detrás del volante.

En la consola sobre el túnel central hay otra pantalla para la entrada de texto, el sistema de aire acondicionado, y los sistemas de información y entretenimiento diseñados para el conductor. Está compuesta básicamente por una finísima y flexible lamina OLED de diodos orgánicos, y muestra imágenes extremadamente nítidas y de alto contraste. Cuando está inactiva, la pantalla OLED se sitúa en una posición plana retraída; tan pronto como el vehículo se pone en marcha, se mueve hacia arriba para formar un ángulo. La pantalla curva asegura una ergonómica y constante distancia a la mano del conductor, que puede descansar tranquilamente su muñeca sobre el pomo de la palanca selectora del cambio tiptronic de ocho velocidades.

Dentro del campo de visión del conductor se encuentra el Audi virtual cockpit future. Pantallas de alta resolución y tres espejos generan un espacio visual virtual con tres niveles. En la vista de navegación, por ejemplo, el primer nivel presenta información que es importante para la conducción; los niveles dos y tres generan efectos de profundidad en el cuadro. Gracias a este enfoque, la información se estructura mejor y es más fácil de interpretar. De acuerdo con el estilo de conducción, tanto los contenidos como los colores pueden cambiarse en el Audi virtual cockpit future; así, por ejemplo, cuando el conductor conduce de forma dinámica, la pantalla cambia al modo sport.

Confort y entretenimiento: la tecnología OLED
Los pasajeros traseros en el Audi Prologue Avant utilizan una pantalla flexible OLED integrada en la consola central, la cual gracias a su estructura flexible adapta su curvatura al ángulo de inclinación de los respaldos de los asientos traseros. Utilizando este display, ajustes como las regulaciones de los asientos, el control del climatizador, audio, video, y valores ambientales pueden ser controlados desde la parte trasera del coche. Por otra parte, los pasajeros pueden intercambiar datos con el conductor. Cuando está inactiva, la pantalla OLED permanece plana en el centro de la consola. Tan pronto como los pasajeros traseros acceden al vehículo, se mueve para adaptar su ángulo. Como con la pantalla OLED en la parte delantera del coche, la curvatura de la pantalla en la parte trasera también asegura una constante y ergonómica distancia a las manos de los pasajeros.

Cuando el sistema de audio está activo, en la zona de los paneles de los pasos de rueda traseros emergen sendos spoiler acústicos, para una distribución homogénea de la música en el interior garantizando la máxima calidad final de sonido.

Otra característica del sistema de infotainment son las dos Audi tablet, un avanzado desarrollo de las mostradas en el nuevo Audi Q7. Se montan en los respaldos de los asientos delanteros, también incluyen la tecnología OLED, y son extremadamente delgadas y ligeramente curvadas. Las tablets pueden desmontarse y ser utilizadas fuera del vehículo.

Desde el momento en el que acceden al habitáculo del Audi Prologue Avant, el conductor y los pasajeros pueden experimentar el confort de primera clase. El "mayordomo" -un innovador e inteligente programa de software- les identifica a partir de sus smartphones y ajusta los asientos y el sistema de control del climatizador de acuerdo con sus respectivas preferencias. El sistema también ofrece sugerencias de música y planifica rutas de acuerdo con los gustos de sus propietarios. Los teléfonos celulares pueden colocarse en las dos ranuras del sistema Easy Slot integradas en la consola del túnel central. Allí estarán conectadas al sistema de infoentretenimiento del coche, mientras sus baterías se recargan mediante un sistema de inducción, sin necesidad de cables.


Auténtico: materiales y colores
Colores y materiales en el Audi Prologue Avant enfatizan la impresión de confort y elegancia deportiva. La parte superior del panel de instrumentación esta acabada en color azul, mientras que la parte inferior del panel, los asientos y la moqueta están diseñados en un elegante tono marrón.

En el interior, molduras de aluminio aportan una poderosa impresión visual. Los radios del volante, los marcos embellecedores de las pantallas de información, las inserciones en puertas y los mandos e interruptores de los asientos están elaborados en este material, En los guarnecidos, las puertas y la consola del túnel central, crean un contraste con los paneles exteriores elaborados en chapa de madera oscura de fresno.

Algunas superficies, como las de los asientos, el tablero de a bordo y la consola del túnel central están tapizadas con piel natural Unikat. Una banda en Alcantara lleva las miradas desde las inserciones en los reposabrazos de las puertas hasta el compartimento del equipaje. Perforaciones ingeniosamente diseñadas en la línea central del asiento evocan las barras de la parrilla Singleframe.

Muy cercano a la producción: la tecnología
El propulsor híbrido enchufable del Audi Prologue Avant es casi idéntico a la unidad de potencia del Audi Q7 e-tron quattro que se va a comercializar durante el año 2015. El motor 3.0 TDI instalado en el Audi Prologue Avant ofrece una potencia máxima de 353 CV (260 kW) y un poderoso motor eléctrico integrado en el cambio tiptronic de ocho marchas contribuye con otros 100 kW. El sistema rinde una potencia total de sistema de 455 CV (335 kW), con un par máximo de 750 Nm. El cambio tiptronic de ocho velocidades transmite la potencia del motor directamente al sistema permanente de tracción total quattro, que asegura una capacidad superior de tracción en las cuatro ruedas en cualquier situación.

El concept car acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. El Audi Prologue Avant consume una media de solo 1,6 litros cada 100 km según las mediciones del ciclo NEDC establecidas para los vehículos híbridos enchufables; cifra que se corresponden con 43 g/km de emisiones CO2. El pack de baterías de iones de litio situado en la parte trasera del vehículo almacena 14,1 kW de energía, lo que permite una autonomía de 54 kilómetros circulando en modo puramente eléctrico.

Con el sistema AWC (Audi wireless charging, o recarga inalámbrica), tecnología que Audi está desarrollando para los coches de producción en serie, las baterías pueden también ser cargadas por inducción. La tecnología AWC proporcionará energía a partir de una placa instalada en el suelo conectada a la red eléctrica, y que puede estar integrada en el asfalto o en el suelo. Esta placa integra una bobina primaria y un convertidor de corriente AC/AC. Cuando está activa, la bobina provoca un campo magnético de corriente alterna. En la base de este avanzado desarrollo tecnológico, Audi utiliza un sistema de carga convencional de 3,6 kW de potencia, mediante una toma de corriente de pared con un máximo de 16 amperios.

Combinación de confort y deportividad: el chasis
El chasis del Audi Prologue Avant está también plagado de soluciones de alta tecnología aptas para la aplicación en coches de producción en serie. La suspensión neumática adaptativa -un sistema neumático de suspensión con amortiguación pilotada- ofrece una amplia gama de posibilidades entre una rodadura suave y una maniobrabilidad deportiva y firme. Tanto el eje delantero como el trasero están construidos en una configuración de cinco brazos y construcción ligera. Los grandes discos de freno de 20 pulgadas están fabricados en cerámica reforzada con fibra de carbono.

El sistema de dirección dinámica a las cuatro ruedas resuelve el clásico conflicto entre dinamismo, manejabilidad y estabilidad. El sistema combina un la dirección dinámica en el eje delantero con un sistema de dirección adicional para las ruedas traseras, accionado por un motor eléctrico.

Cuando el conductor conduce a velocidad baja o moderada, las ruedas traseras giran hasta cinco grados en dirección opuesta a las delanteras. Esto ofrece una mayor capacidad de respuesta y reduce su radio de giro. A altas velocidades, el Audi Prologue Avant afronta los giros inesperados ofreciendo una manejabilidad que aporta más seguridad y confianza; en caso de tales maniobras, las ruedas traseras giran en la misma dirección que las ruedas delanteras.


| Fuente: Audi