6 feb. 2015

Llamadas a revisión: Opel Astra, Corsa; Ford Fiesta; Infiniti Q50, Q70; Land Rover


Opel llama a taller al modelo Astra, de los años 2010 y 2011, debido a que por una desviación de fabricación en el software del módulo de control electrónico, en caso de bloqueo del ventilador de refrigeración del radiador podría producirse un cortocircuito eléctrico. Esto, a su vez, podría causar daños en el módulo del ventilador de refrigeración, pudiendo llegar a provocar un incendio.

En el concesionario a los coches afectados se les reprogramará el módulo de control del motor (ECU).



También Opel llama a revisión al Corsa (Corsa D), con numeración e1*2001/116*0379*27; e1*2001/116*0379*28 e1*2007/46*0505*07; e1*2007/46*0505*08 e50*2007/46*0055*04. Los coches afectados fueron fabricados entre finales de abril de 2014 y junio de 2014. La causa es que las rótulas de la dirección podrían partirse tras un uso prolongado, lo que conllevaría el grave riesgo de perder la dirección del automóvil.

Ford llama su paso por el taller a los modelos Feista con numeración E9*2001/116*0069, E9*2007/46*0002 y fabricados entre el 23 de septiembre de 2014 y el 11 de noviembre de 2014. En algunos de esos modelos la hebilla de enganche del cinturón de seguridad trasero podría ser defectuosa, lo que en caso de impacto frontal el cinturón podría no proteger suficientemente a los pasajeros.

Infiniti llama a revisión a los modelos Q50 Hybrid y Q70 Hybrid, con numeraciones e13*2007/46*1378*00, e13*2007/46*1148*00 y fabricados entre los años 2010 y 2014. El problema en estos coches radica en la caja de transmisión, en la cual pueden producirse grietas y estropearse, dejando al coche inservible.

Land Rover llama a revisión a los modelos Range Rover y Range Rover Sport, con motores 3.0 V6 y 5.0 V8, y con VINs desde SALGA2EEXDA100000 hasta SALGA2DF7EA154799 para el Range Rover, y desde SALWA2EE1EA300003 hasta SALWA2EF6EA343373 para el Range Rover Sport. En estos modelos hay un guiado incorrecto de la manguera de vacío del sistema de frenado, que puede ocasionar que la manguera roce y se llegue a producir la pérdida completa de la asistencia en el sistema de frenos. Si esto ocurre, el conductor tendrá dificultades para pisar el pedal del freno y la distancia de frenado aumentará.

| Redacción: Revista Coche