19 feb. 2015

La DGT avisará de dónde estarán emplazados los radares móviles, y no los ocultará

Con esta medida se persigue aumentar su efectividad desde el punto de vista de la prevención de accidentes.


El RACE valora positivamente el anuncio de la DGT de modificar su política de ubicación de radares móviles, haciéndolos visibles y con el anuncio de su ubicación a través de su web. Con este cambio, desde el Club creemos que se ha atendido una de las demandas que veníamos solicitando desde hace tiempo, como es hacer de los radares constituyan herramientas de "concienciación y seguridad" y no de "recaudación".

La iniciativa presentada ayer por la directora de tráfico en la Comisión de Tráfico y Seguridad del Congreso de los Diputados supone, por un lado, la ubicación de los radares móviles y su intención de ponerlos principalmente en tramos con un elevado índice de siniestralidad, y por otro, dar a conocer a los conductores un conjunto de carreteras que presentan un importante nivel de accidentalidad, en las que se debe extremar la precaución.



En este sentido, los estudios internacionales en los que el RACE trabaja desde hace más de una década muestran como en 150.000 Kms. de carreteras convencionales pierden la vida 8 de cada 10 usuarios, aun cuando por ellas discurren solo cerca del 40% del tráfico, mientras que en los cerca de 15.000 Km. de vías de gran capacidad discurre el 60% del tráfico.

Uno de los elementos claves para dar a conocer los tramos de riesgo al conductor es la publicación de los puntos de control, y por tanto, de las carreteras con más accidentalidad. En este sentido, la publicación en la web de las zonas de ubicación de los radares puede resultar insuficiente, por lo que desde RACE creemos que también se debería anunciar, en el propio tramo, el hecho de que hay un vehículo con radar móvil operando en la zona, lo que mejorará la concienciación del usuario sobre su seguridad y la del resto de usuarios de la vía, ya que podrá asociar radar a tramo peligroso.

Otra medida anunciada por la directora y que valoramos de forma positiva es la posibilidad de que los aparatos discrimen la velocidad distinguiendo el tipo de vehículo y la velocidad máxima autorizada, lo que permitirá aplicar la sanción de forma selectiva. No olvidemos que ese límite se establece precisamente en función de las características constructivas de cada tipo de vehículo, por lo que sus márgenes de seguridad varían en función de la velocidad y este hecho diferenciador debe ser reconocido por el radar.

Por último, la DGT ha presentado los márgenes a partir de los cuales los radares denunciarán, aplicando de forma homogénea este criterio en todo el territorio nacional (hasta ahora podían existir diferencias según Jefaturas), con unos márgenes más claros:

- Se aplicará un margen de 7 km/h en las velocidades por debajo de los 100 km/h.
- Se aplicará un margen del 7% en las velocidades por encima de los 100 km/h.

Desde el RACE esperamos que la puesta en marcha de estas medidas reduzca la siniestralidad en los tramos donde se concentran los accidentes, así como concienciar a los conductores de la necesidad de mantener la seguridad al volante. Por esta razón, pedimos que las medidas anunciadas ayer por la DGT también las apliquen aquellas comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico, así como las administraciones locales y regionales, que han colocado radares móviles en lugares que estadísticamente no son considerados de riesgo.

Junto a estas novedades, desde el Club no queremos dejar de recordar algunas medidas que consideramos que pueden ayudar a reducir la accidentalidad y la gravedad de los siniestros, como la importancia de mantener los planes PIVE para la renovación del parque (coches más seguros), incentivar el uso de las vías de alta capacidad (vías más seguras), y de facilitar el acceso a los sistemas de seguridad del vehículo y los pasajeros, así como el mantenimiento correcto del vehículo, con una reducción del IVA.

| Fuente: RACE | Alcance: España