17 feb. 2015

Eribrecar, el club de recambios para talleres, permitirá conseguir piezas más baratas

Arranca con una red de cerca de 200 proveedores y una previsión de ventas de dos millones de euros para este año.


El recambio tiene ya su propio club en la red: Eribrecar. Un plataforma digital pensada para que talleres y distribuidores de recambios entren en contacto para la compra de piezas de repuestos. Gracias al acceso a este club del recambio, el taller puede mejorar hasta en un 15% su rentabilidad al disponer de las mejores ofertas en precio y tiempos de entrega de los proveedores.

Con medio millar de talleres ya registrados en su arranque, este club pone a su disposición cerca de doscientos proveedores que surten de recambios de carrocería, electrónica y mecánica, tanto originales como alternativos y usados, de todas las marcas de turismos. El objetivo de Eribrecar para este ejercicio es alcanzar una facturación de dos millones de euros.



Un club para mejorar en rentabilidad
El modelo de negocio de Eribrecar se sustenta sobre dos patas: está pensado para el taller y es online. Su fundador, Andrés Brehmer, con más de 30 años de experiencia en el sector de la posventa, concibió el proyecto a partir de una pregunta: "Las aseguradoras se preocupan por reducir el coste del siniestro pero ¿quién se ocupa del taller?". Su respuesta ante este interrogante es facilitar el día a día a los reparadores, procurándoles ahorro de dinero y tiempo, es decir, rentabilidad. Sólo en el último año los talleres han visto reducir su rentabilidad en el área de recambio en nueve puntos, según Ganvam. Con vistas a conseguir esa mejora de la competitividad de los talleres, Eribrecar ha apostado por desarrollar un club online del recambio exclusivo para profesionales.

Cuando Eribrecar entra en un mercado, entre el 60 y el 70% de las ofertas de sus proveedores son más competitivas que las del mercado habitual. Aquellos recambistas ajenos a la plataforma que ofrecen mejores precios, el 30-40% restante, se convierten en objetivo comercial para su incorporación a la red. Ese proceso de mejora constante garantiza que los usuarios de este club puedan acceder a los precios más competitivos.

Pedidos en sólo tres pasos
Cualquier taller y recambista puede darse de alta, sin cuotas de inscripción ni mantenimiento. De esta manera, el taller puede satisfacer su demanda de recambios ofrecidos por una red de distribuidores que realizarán sus mejores ofertas en precio y tiempo de entrega. El taller elegirá la más conveniente, iniciando así un proceso de compra que puede seguirse en tiempo real para estar siempre al tanto de su estado.

El proceso de facturación sólo se inicia cuando el taller ha confirmado la recepción y validez del pedido, nunca antes. Y aquí tiene lugar una de las peculiaridades de este club del recambio, pues es Eribrecar quien factura al taller y se encarga de pagar al proveedor por las ventas realizadas. Los pedidos van en una única factura, lo que reduce el trabajo administrativo pues no hay que pagar a cada proveedor, sino que los pagos se centralizan en Eribrecar. Todo el proceso de compra descrito se reduce por tanto en tres sencillos pasos: subida de encargo y recepción de ofertas, elección de la oferta más conveniente y gestión del pedido por parte del proveedor y confirmación de recepción correcta de piezas y facturación.

Precio…y algo más
Forma parte de este club online del recambio no sólo permite acceder a precios competitivos, sino que además procura un ahorro de tiempo para el reparador. La petición de recambios habitualmente es por teléfono. Cada llamada supone cuatro minutos de duración, tiempo que hay que multiplicar por cada proveedor y no siempre se consigue el cometido a la primera llamada. Sin embargo, desde Eribrecar el reparador puede realizar todos los pedidos a golpe de clic y de una vez y, mientras espera la recepción de las ofertas, puede dedicar su tiempo a otras obligaciones más acuciantes en el taller.

La rapidez y la eficiencia son precisamente una de las demandas de los profesionales de la reparación y que forman parte de ese 15% de talleres que actualmente compra recambio online. Esta tendencia irá en aumento a medida que cada vez más profesionales se suban al carro digital. Para aquellos reparadores recién llegados a la cultura, tienen a su disposición un servicio de atención personalizada para resolver dudas o incidencias, disipando así cualquier temor al recambio 2.0.

Otro de los miedos que disipa Eribrecar es el control de los encargos. Sin embargo, la plataforma comercial sobre la que operan talleres y recambistas permite que todo quede registrado. De esta manera, se evitan confusiones, malentendidos y errores en la identificación o en la anotación manual de las piezas, reduciendo así las posibilidades de que surjan problemas administrativos durante o después del proceso.

Según el fundador e ideólogo de Eribrecar, Andrés Brehmer, "este club no se limita a crear un sitio para comprar y vender repuestos ni a generar meras peticiones de presupuesto, sino que ofrece transacciones comerciales efectivas con grandes ventajas para el taller en términos de rentabilidad, al ahorrar tanto en dinero como en tiempo. Además, ofrecemos un servicio consistente en llevar de la mano al cliente en todo el proceso, ayudando a gestionar las relaciones entre talleres y proveedores, a solventar incidencias y a gestionar los pagos".

| Fuente: Eribrecar | Alcance: España