16 feb. 2015

El Centro Técnico de Seat cumple cuarenta años

Seat exhibirá el bastidor nº 1 del Seat 131 (1975), el Seat 124-D, primer coche producido en la fábrica de Landaben en 1975, y el Seat Ibiza 1.5, primer coche de S.M. el Rey Felipe VI.


Un año más, Seat estará presente en el Salón Internacional del Vehículo Clásico, ClassicAuto Madrid 2015, cuya 6ª edición se celebrará del 20 al 22 de febrero en el Pabellón de Cristal del Recinto Ferial de la Casa de Campo. En esta ocasión, la compañía celebrará el 40º aniversario de la inauguración del Centro Técnico de Martorell, que otorga a la marca española una posición destacada entre todos los fabricantes de automóviles establecidos en España, ya que es la única capaz de diseñar, desarrollar y fabricar sus propios vehículos.

La exposición de Seat en ClassicAuto 2015 constará de dos zonas diferenciadas con los modelos procedentes de la Colección de Coches Históricos de la marca. En una de ellas, se mostrarán cuatro de los concept-cars más destacados de la compañía española -Fórmula, Salsa Emoción, Tango y Tribu- y que en los diferentes Salones Internacionales del Automóvil donde se presentaron tuvieron un gran protagonismo, ya que muchos de ellos avanzaron las líneas maestras de diseño de los futuros modelos de compañía. Por otra parte, cuatro vehículos muy importantes para Seat: el 1200 Sport Bocanegra, primer modelo desarrollado en el Centro Técnico de Seat; el Seat 131 L 1430 -bastidor nº 1-; el Seat 124-D, primer coche producido en la fábrica de Landaben (Pamplona) en 1975; y el Seat Málaga 1.5 GLX bastidor nº 1 (1985), que celebra el 30º aniversario de su lanzamiento. Como colofón a la exposición de la marca española, el público podrá admirar el primer coche de S.M. el Rey Felipe VI, un Seat Ibiza 1.5 que le regaló su padre, el Rey Juan Carlos, en 1986 con motivo de su 18º cumpleaños.




Exposición única de concept-cars
Seat ha elegido ClassicAuto 2015 para realizar una exposición única y nunca vista, ya que es la primera vez que cuatro concept-cars de la compañía se muestran juntos en un mismo Salón. Por orden cronológico, el Seat Fórmula, presentado en el Salón de Ginebra 1999, fue desarrollado en el Design Centre Europe de Sitges (Barcelona), un puro biplaza que pretendía trasladar a la carretera las emociones de la competición, sin olvidar el confort necesario para una conducción más práctica. Diseño, tecnología y prestaciones se combinan con maestría en este roadster que cuenta con un motor 4 cilindros turbo de 2 litros y 20 válvulas, con 240 caballos.

Un año después, en el Salón de París del año 2000, llegaría el Salsa Emoción, creado en el Centro Técnico de Martorell y que reforzaba el concepto de monovolumen deportivo, de carácter latino. Con un programa de suspensión de altura variable, el Salsa Emoción es un vehículo repleto de equilibrio, respetuoso con el medio ambiente, fuerte, vital y capaz de adaptarse al terreno que pisa, con un motor de altas prestaciones: un V6 de 2.791 cc que alcanza 250 CV y un par de 297 Nm a 3.200 rpm.

El Seat Tango, presentado en el Salón de Frankfurt de 2001, es una propuesta atrevida, que aúna fuerza y sencillez, energía vital y deportividad. Se trata, sencillamente, de una interpretación del espíritu de los descapotables deportivos de los años 50 y 60, prescindiendo de innecesarios recursos "retro". Bajo la piel del Seat Tango, los equipos de trabajo del Centro Técnico de Martorell y de Seat Sport desarrollaron una sofisticada estructura tubular, en la que se aloja un propulsor 1.8 Turbo de 180 CV con una caja de cambios de seis velocidades y un afinado bastidor.

La exposición de los concept-cars de Seat la completará el Tribu, presentado en el Salón de Frankfurt 2007. Un modelo que avanzaba las líneas maestras del diseño de los futuros modelos de la marca. Además, el Tribu fue el primer modelo diseñado al 100% por el director de Diseño de Seat en aquella época, Luc Donckerwolke. El Tribu exhibe todos los rasgos inherentes a un SUV, y a semejanza de los todoterreno tradicionales, en su silueta se aprecia claramente la diferencia entre el cuerpo (habitáculo) y las ruedas y guardabarros. Desde una posición elevada y frontal, la expresividad de sus faros y calandra, combinada con los imponentes pasos de rueda, le confieren una silueta de monoplaza de competición. Esta apariencia no defrauda, pues combinada con un carácter off-road, una altura libre al suelo destacable y su sistema de tracción total, le convierten en un verdadero todoterreno.


1975: un año muy importante para Seat
En 1971, Seat decidió crear un centro de Investigación y Desarrollo (I+D) que le garantizara capacidad autónoma de evolución e innovación tecnológica de sus productos. El Centro Técnico empezó a construirse en 1973 y se inauguró en 1975, ubicado en una superficie de 130.000 metros cuadrados en la localidad de Martorell (Barcelona).

El primer modelo desarrollado de forma íntegra en el Centro Técnico de Seat fue el 1200 Sport en 1975 y que también estará expuesto en ClassicAuto Madrid 2015. Este modelo fue denominado “Bocanegra” por su característico frontal con los parachoques de plástico integrados, contando con una carrocería de 2 puertas, caja de cambios de 4 velocidades y un motor 1.2 de 67 CV. Posteriormente, la gama se amplió con la incorporación del Seat Sport 1430 que ampliaba su potencia a 77 CV. El inicio de fabricación del Seat 1200 Sport se produjo en 1976, cesando la producción en 1979 -con un total de 11.619 unidades vendidas-, mientras que la presencia en el mercado del Seat Sport 1430 se constató al año siguiente, en 1977, con 7.713 unidades vendidas.

Otra de las atracciones será el bastidor nº 1 del Seat 131. Se trata de la versión L 1430 lanzada al mercado en 1975, año en el que también se presentó el modelo en el Salón de Barcelona. El Seat 131 fue una estilizada berlina de gama media que gozó de un importante éxito comercial, destacando por sus prestaciones y un interior confortable y espacioso. Hay que resaltar que la gama de esta berlina se amplió con versiones Diesel equipadas con motores Perkins 2.0 y Sofim 2.5 en las populares versiones Supermirafiori. El Seat 131 se fabricó hasta el año 1984 y se vendieron un total de 412.948 unidades.

Un modelo muy destacado fue el Seat 124-D, primer coche que se produjo en la fábrica de Seat de Landaben (Pamplona) tras la adquisición en el mes de julio de 1975 por parte de Seat de las instalaciones de Authi-Landaben. La gama Seat 124-D partía de la berlina clásica: cuatro puertas, motor delantero y tracción en el eje posterior. Su grupo motopropulsor desarrolla 65 CV a 5.600 rpm, que le permite una velocidad máxima de 150 km/h. El Seat 124 contó con diferentes tipos de carrocerías (4 y 5 puertas, y coupé 2 puertas) y su producción se extendió hasta el año 1980, con un total de 640.407 unidades vendidas.


30º aniversario del Seat Málaga
El Seat Málaga celebra este año el 30º aniversario de su lanzamiento y la versión que la marca española expondrá en ClassicAuto es nada menos que el bastidor nº 1 fabricado en 1985. Variante de tres volúmenes del Ronda, el Seat Málaga se convirtió en el modelo alto de gama de Seat durante la segunda mitad de los años 80, después de cesar la producción de los Seat 131. Destacó por su carácter familiar, así como por la capacidad de su maletero, y contó en su oferta con una versión Inyection equipada con el motor System Porsche de 100 CV. Su producción se extendió hasta 1991, con un total de 231.852 unidades vendidas.

El primer coche de S.M. el Rey Felipe VI
La guinda al despliegue de Seat en ClassicAuto Madrid 2015 la podrá el primer coche de S.M. el Rey Felipe VI, un Seat Ibiza 1.5 incorporado recientemente a la Colección de Coches Históricos de Seat. Una unidad única creada por la marca española y que le regaló su padre, el Rey Juan Carlos, en 1986 con motivo de su 18º cumpleaños. El Rey Felipe VI fue el propietario del vehículo hasta 1987.

Se trata de un coche VIP de la época, con un equipamiento exclusivo en el que se incluyen los pasos de rueda traseros ensanchados, un alerón y taloneras específicos y todos los elementos de la versión deportiva SXI -que llegaría al mercado dos años más tarde, en 1988- como los frenos de doble disco ventilados, motor de inyección, volante específico, asientos especiales tipo Recaro y cinturón en las plazas traseras. Sin duda, un modelo único en el mundo que S.M. el Rey Felipe VI tuvo la oportunidad de volver a ver con motivo de su visita a la fábrica de Martorell el 5 de diciembre de 2014.



| Fuente: Seat | Alcance: España