13 ene. 2015

Nissan se apoya en la NASA para desarrollar sus coches autónomos

Nissan quiere incorporar la tecnología que han llevado a los rovers a rodar sobre Marte, entre otros logros.


Nissan, a través de su filial en América del Norte, y la NASA han anunciado la formalización de una acuerdo de cinco años para la investigación y el desarrollo de sistemas para vehículos autónomos, además de la preparación de la aplicación comercial de este tipo de tecnología.

Los investigadores del Centro de Investigación de Nissan en Silicon Valley y del Ames Research Center de la NASA en Moffet Field, California, se centrarán en los sistemas de conducción autónoma, soluciones de interfaz hombre-máquina, aplicaciones para red, y análisis y verificación mediante software. Todo ello implicará la utilización de un hardware y un software altamente sofisticados, usados en aplicaciones terrestres y espaciales.




Los investigadores de las dos organizaciones probarán una flota de vehículos autónomos de emisiones cero en las instalaciones de Ames para demostrar el funcionamiento remoto de los vehículos autónomos para el transporte de materiales, objetos, carga y personas. Para la NASA, estas pruebas se asemejan a la manera que operan con los vehículos de exploración planetaria desde un centro de control de misión. El primer vehículo de esta flota se empezará a probar en las instalaciones mencionadas a finales de 2015.

"El trabajo de la NASA y el de Nissan -uno dirigido al espacio y el otro a la Tierra-, están vinculados por retos comunes", ha declarado Carlos Ghosn, presidente y consejero delegado de Nissan Motor Co. "La asociación acelerará el desarrollo por parte de Nissan de tecnologías de conducción autónoma seguras y fiables, que introduciremos progresivamente en nuestros vehículos para los clientes a partir de 2016 y hasta 2020".

Nissan ha fijado el año 2020 como la fecha para la introducción de vehículos de conducción autónoma, que podrán desplazarse en casi cualquier situación, incluyendo la más compleja de todas: la conducción urbana.


De acuerdo con los términos del acuerdo, la NASA se beneficiará de la experiencia compartida de Nissan en cuanto a tecnologías de componentes innovadoras para los vehículos autónomos, la investigación conjunta en el desarrollo de aplicaciones de transporte vehicular, el acceso a los sistemas de los prototipos y los bancos pruebas para el software robótico.

"Todos nuestros campos potenciales de investigación conjunta con Nissan son áreas a las que Ames ha contribuido enormemente en los principales programas de la NASA", ha declarado S. Pete Worden, director del Ames Research Center. "Ames ha desarrollado el software de planificación del Mars Rover, los robots de a bordo de la Estación Espacial Internacional y los sistemas de tráfico aéreo de nueva generación, por nombrar sólo algunos de sus logros. Estamos ansiosos por aplicar los conocimientos desarrollados durante esta asociación a futuros retos espaciales y aeronáuticos".

"Esta asociación reúne lo mejor de la NASA y de Nissan, además de corroborar nuestras inversiones en Silicon Valley", ha comentado Ghosn.

| Fuente: Nissan