30 ene. 2015

Llamadas a revisión: Nissan Qashqai, NV200; Mitsubishi i-Car, Montero; Toyota Yaris, Mercedes-Benz


Nissan llama a su paso por el taller a los modelos Qashqai y NV200, fabricados entre el 24 de febrero de 2012 y el 30 de julio de 2012, debido a que existe la posibilidad de que el adaptador del volante que lo une a la columna de dirección no tenga la dureza apropiada. En estas condiciones, si se aplicara una fuerza al volante superior a la habitual durante una conducción normal, este adaptador del volante podría separarse de la columna de dirección, dando como resultado la pérdida del control de la dirección.

En el taller a los modelos afectados se les reemplazará el volante de dirección.



Mitsubishi llama a taller a su modelo i-Car, fabricado entre el 31 de enero de 2006 y el 14 de noviembre de 2007, con códigos JMYLRHA1W7U000408 - JMYLRHA1W7U500595. El problema afecta a un componente defectuoso dentro del bloque de las válvulas de transmisión, dicho componente puede fallar y si esto ocurre no se puede cambiar correctamente de marchas, e incluso puede impedir la introducción de la marcha atrás.

Mitsubishi llama a revisión al modelo Montero / Pajero, fabricado entre 2007 hasta el 14 de mayo de 2014, debido a que el tensor de la cadena de la distribución puede funcionar incorrectamente, pudiendo llegar incluso a producir la rotura de la cadena y destrozar el motor.

Toyota llama a revisión al modelo Yaris Hybrid, fabricado entre el 10 de abril de 2014 y el 15 de abril de 2014, debido a que en algunos de esos coches algunas pinzas del freno delanteras tienen el chaflán de dimensiones incorrectas. Con el paso del tiempo esto podría dañar el sello del sistema de freno y producir fuga de líquido.

Finalmente, Mercedes-Benz llama a revisión a los camiones Actros, Antos y Arocs, con numeraciones EC: e1*2007/46*726 -*0729, e1*2007/46*0732-*0736, e1*2007/46*0738, e1*2007/46*0742. Estos vehículos fueron fabricados entre el 28 de julio de 2014 y el 4 de agosto de 2014. El motivo es que por un error en la fase de fabricación puede producirse agrietamiento en las estructuras de los asientos del conductor y/o pasajeros. Como el cinturón de seguridad en estos modelos va incrustado en el armazón de los propios asientos, esto podría comprometer de manera significativa la seguridad en caso de impacto.

| Redacción: Revista Coche