15 ene. 2015

Las ventas de coches usados subieron más del 4% el año pasado

No solo los "mileuristas", sino también las empresas aumentaron sus compras de este tipo de vehículos.


Las ventas de vehículos de ocasión subieron un 4,3% en 2014, hasta alcanzar las 1.684.708 unidades, lo que situó la relación de ventas VO/VN en valores de 2 a 1, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas.

De esta forma, las operaciones con vehículos de segunda mano despidieron el año con un volumen cercano al inicialmente previsto –en torno a los 1,7 millones de unidades- y un ratio nuevo/usado por debajo de la de años anteriores debido sobre todo al buen comportamiento del mercado de nuevos, que cerró con un crecimiento del 18,4% en 2014 gracias al impulso de los planes PIVE, marcando así la mejor cifra de los últimos años.




En este sentido, mientras los incentivos al vehículo nuevo contribuyen a moderar el envejecimiento del parque –la edad media de los vehículos achatarrados ronda los 16 años-, el mercado de ocasión se empeña en hacerle la contra. Concretamente, los datos de Ganvam muestran cómo los vehículos de más de una década continúan siendo los más vendidos, representando ya el 51,2% de las operaciones en 2014, dos puntos más que el año anterior.

Los vehículos veteranos, a la cabeza
Este interés por el vehículo mileurista, atribuible básicamente a su bajo precio, no es feudo exclusivo de las compras entre particulares sino que se localiza también en el canal profesional, donde las ventas de los modelos más antiguos crecieron un 13,2%, casi el doble que en el canal privado (+7,5%), incentivadas, eso sí, por un historial de mantenimiento y la garantía de al menos un año que ofrecen concesionarios y compraventas.

De hecho, aunque el 62% de las operaciones del mercado total de turismos de VO realizadas durante el pasado año –medio puntos menos- tuvieron como protagonistas a los particulares, los profesionales van ganando lentamente terreno, con un aumento del 5,7% en 2014. Entre las razones, el contexto de los últimos años donde el VO se ha convertido en el emblema de la compra racional pero también la intensa pedagogía sobre las ventajas de comprar a un profesional frente a un particular.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "el mercado de segunda mano sigue creciendo pero lamentablemente lo hace a costa de los vehículos más antiguos, cuando lo realmente sintomático de un mercado de ocasión maduro sería hacerlo con vehículos de entre tres y ocho años; precisamente es ahí donde los concesionarios y compraventas tienen un nicho de mercado muy rentable que deben explotar aplicando al VO los mismos programas de venta y posventa que aplican al vehículo nuevo para generar seguridad y confianza, dos palabras clave en nuestro mercado".

Sin embargo, es en el intervalo de edad de entre cinco y diez años en el único en el que el canal profesional muestra cifras negativas. Concretamente, un retroceso del 3,4% atribuible a la escasez de vehículos procedentes de flotas de renting, que se ve compensando en cierta medida por la fuerte subida registrada en el segmento de entre tres y cinco años (+17%).

Este comportamiento de las ventas por edades en el canal profesional se traslada al mercado total, donde al cierre de 2014 los vehículos de entre cinco y diez años cayeron un 4,6%, representando dos puntos menos que el año pasado (24,4%). Los de entre tres y cinco, por su parte, subieron un 10,3%, hasta alcanzar el 8,2% del total.


Las empresas también se fijan en el VO
Si analizamos el perfil del comprador de VO, el informe de Ganvam muestra que no estamos ante una solución de movilidad exclusivamente de particulares, aunque respondan a este perfil el 83,9% de los casos. Las empresas también comienzan a ver este mercado como la vía para renovar las flotas a precios más asequibles, lo que explica que incrementaran sus compras de vehículos de ocasión en un 18,1% en 2014.

Baleares y Castilla-La Mancha, la excepción
En una rápida instantánea por comunidades autónomas, prácticamente todas las regiones registraron incrementos en sus ventas de usados en 2014 con la excepción de Baleares (-14,5%), Castilla-La Mancha (-3,7%) y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (-5,8%).

Por el contrario, las mayores subidas vinieron protagonizadas por Canarias (+9,3%), Cataluña (+8,7%), Aragón (+6,2%), Cantabria (+6,1%) y Asturias (+5,7%). Tras ellas, se situaron Madrid (+5,4%), Andalucía (+5%), Galicia (+4,6%), Comunidad Valenciana (+4,4%), Extremadura (+3,7%), Murcia (+3,2%), Castilla y León (+2,5%), País Vasco (+2,4%) y, por último, Navarra y La Rioja (+1,7%).

| Fuente: GANVAM | Alcance: España