11 dic. 2014

Opel asegura que su Corsa es uno de los coches mejor preparados para el invierno

Gran visibilidad en cualquier condición con el parabrisas calefactable ThermaTec del Opel Corsa.


Los días son más cortos, las temperaturas caen en picado y la proximidad de las fiestas navideñas nos anima a que realicemos largos desplazamientos por carretera. Conducir en los meses de invierno a menudo suponen encontrarse con un clima y condiciones de carretera impredecibles, menos confort y un mayor riesgo que afecta a la seguridad. Los vehículos de Opel contrarrestan significativamente estas cuestiones gracias a numerosas medidas relativas al confort y a la seguridad, y no solo para vehículos medianos. Incluso en modelos pequeños como el nuevo Opel Corsa se ofrecen soluciones sorprendentes. El parabrisas calefactable ThermaTec, los espejos retrovisores exteriores térmicos, el retrovisor interior con oscurecimiento antideslumbrante y los faros bi-xenon ofrecen una impresionante visibilidad y aseguran que conducir el nuevo Opel Corsa sea una experiencia muy divertida y agradable en cualquier circunstancia.

"Podemos asegurar que los conductores de Opel pueden tener un viaje seguro y placentero sin importar la época del año, incluso en vehículos más pequeños y asequibles, como lo es el nuevo Opel Corsa. De esta forma, el Opel Corsa ofrece numerosas tecnologías inteligentes que normalmente se encuentran en vehículos de gamas superiores y que permiten al conductor y sus pasajeros llegar a destino de forma segura," apuntó Peter Christian Küspert, Vicepresidente de Ventas y Postventa del Grupo Opel. "El Opel Corsa te invita a conducirlo, incluso cuando está extremadamente frío".




¿Problemas de visibilidad en invierno? ¡No con el nuevo Opel Corsa!
Cuando el invierno llega, la clave de la seguridad es la visibilidad. Cuando hace mucho frío afuera y en el interior del coche hay un ambiente cálido y húmedo, el parabrisas suele empañarse dejando la visibilidad casi en cero. El parabrisas ThermaTec opcional garantiza una visibilidad óptima y constante con solo apretar un botón, el sistema elimina la condensación y el hielo rápidamente. La luneta trasera térmica y los espejos retrovisores eléctricos y calefactados aseguran que el conductor tenga una visión ilimitada de lo que está sucediendo detrás de él.

El espejo retrovisor interior con oscurecimiento automático es una gran ventaja en la oscuridad. Tan pronto entre otro vehículo que circule detrás nuestro en el campo del retrovisor, este se oscurece para evitar deslumbramientos. Por otra parte, los faros bi-xenón con luz diurna tipo LED, unidos las luces de curva, fueron concebidos para la conducción en condiciones adversas con escasa visibilidad. Aquellos conductores que salen de sus casas cuando aún no ha amanecido y regresan cuando ya es de noche, apreciarán especialmente el moderno sistema de iluminación de Opel.

¿Conducir bajo condiciones adversas? Opel reduce el estrés e incrementa el confort
Numerosas tecnologías del chasis y la transmisión también incrementan los niveles de seguridad mientras simultáneamente reducen el estrés al conducir sobre superficies deslizantes provocadas por la caída de las hojas o por la congelación de la humedad. Esto incluye el Programa Electrónico de Estabilidad ESPPlus y con el Control de Tracción TCPlus que permiten intervenir al motor y a los frenos en conjunto con el sistema ABS para garantizar la mejor estabilidad.

Ventaja adicional: al igual que su predecesor, el nuevo Opel Corsa se puede equipar con asientos y volante calefactados. En solo un minuto, podrás disfrutar de una agradable temperatura sin importar lo frio que esté el coche. Además, opcionalmente en algunos países, existe una calefacción auxiliar (equipada en numerosos modelos Opel) la cual se puede programar o manejar mediante control remoto, para aquellas personas que quieren asegurarse de disfrutar una de una buena temperatura incluso antes de comenzar el viaje.

¿Preparado para el invierno? Los Opel lo están
En cualquier caso, el nuevo Opel Corsa no es el único Opel que equipa numerosos sistemas de seguridad destinados a mejorar la experiencia de conducción en la oscuridad o durante los meses más fríos. Los faros bi-xenón en combinación con el sistema de faros adaptativos AFL+ también están disponibles en varios modelos como el Astra, Insignia, Mokka o Zafira Tourer. El haz de luz variable se adapta automáticamente a cualquier condición de la carretera, con una distribución de luz que incrementa la visibilidad de los conductores y con ello, la seguridad. Un extenso conjunto de hasta diez funciones inteligentes de los faros garantizan una conducción relajada tanto en la oscuridad como cuando la visibilidad es especialmente pobre.

Además, modelos como el Opel Mokka, Opel Insignia e Opel Insignia Country Tourer, están equipados con tracción total adaptativa. Cuando la situación lo requiere, el sistema conecta de la tracción delantera a la total en un instante, asegurando el mejor agarre posible sobre superficies deslizantes.

Opel está preparado, los conductores también deberían
Opel lo está haciendo lo mejor posible para asegurar que la conducción durante la estación fría del año sea lo más placentera posible, ofreciendo numerosos sistemas de seguridad y confort, equipados en modelos desde el Opel Adam al Opel Corsa o el Opel Zafira Tourer. Sin embargo, el conductor aun juega un papel fundamental:

- Usar un líquido limpiaparabrisas anticongelante: Se evita que se congele el depósito, manguitos y salidas del limpiaparabrisas, y con ello disponer de la mejor visibilidad cuando más se necesita.
- Compruebe el nivel de líquido refrigerante anticongelante del motor, o solicite a su concesionario Opel que lo haga por usted. El motor necesita enfriarse también en estas condiciones y sólo puede hacerlo si está en buenas condiciones
- Neumáticos de invierno: Para aquellos conductores que viven en zonas muy frías o circulan con frecuencia sobre nieve o hielo, los neumáticos de invierno proporcionan un mejor agarre y una menor distancia de frenado en clima frio.
- Cadenas de nieve: Las cadenas de nieve deben ser montadas en las ruedas cuando la nieve cubre totalmente la carretera y su montaje debe ser practicado con antelación. Es preciso asegurarse que las cadenas son las apropiadas para las medidas de nuestros neumáticos y lo más importante: las cadenas sólo nos ayudarán en una emergencia en tanto las llevemos con nosotros en el coche.
- Anticiparse y evitar maniobras bruscas, lo que ayudará a mantener el vehículo sobre la carretera de forma segura.
- Tomarse su tiempo: A menudo, la nieve llega de forma inesperada. No importa cuán bonito se vea el coche cubierto de nieve, porque lo importante es retirar la nieve y el hielo antes de iniciar la marcha. Esto incluye las ventanas laterales y el techo. Con ello, durante una frenada de emergencia evitará quedarse completamente a ciegas y otros conductores estarán agradecidos que las bolas de nieve de su vehículo no impacten sobre los suyos. Además, esto puede prevenir de una posible multa.

| Fuente: Opel