11 dic. 2014

La variante "tuning" del Mini también ha llegado

Tecnología HUD con información específica y más sensaciones de kart, algunos de los puntos más destacados del nuevo JCW.


Desde hace 55 años es portador de los genes de la pasión por la competición automovilística. En la última generación del Mini, esa pasión se transforma, más que nunca, en vivencias extremas al volante. La tradicional marca británica de coches selectos presenta ahora la última versión del Mini John Cooper Works (Mini JCW), el coche más deportivo del segmento de los automóviles pequeños. El nuevo Mini John Cooper Works logra ocupar su lugar excepcional en el mercado automovilístico por disponer del motor de serie más potente que jamás tuvo un modelo de la marca, así como por contar con un chasis de tecnología creada recurriendo a la amplia experiencia de competición automovilística, y, también, por disponer de características de diseño que no solamente optimizan sus cualidades aerodinámicas, sino que también subrayan su imagen exclusiva.

Gracias a su avasallador temperamento y a sus fascinantes prestaciones, supera a las variantes más deportivas del Mini, así como también es superior al modelo anterior que llevó el logotipo de John Cooper Works en la parrilla.




La potencia que permite disfrutar al máximo experimentando vivencias hasta ahora desconocidas, proviene de un propulsor de cuatro cilindros de 2.000 cc, desarrollado sobre la base de la generación más reciente de motores provistos de la tecnología Mini TwinPower Turbo. Este propulsor tiene una potencia máxima de 170 kW/231 CV y un par máximo de 320 Nm. Con este motor, el nuevo Mini John Cooper Works es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, lo que significa que es 0,2 segundos más rápido que el modelo antecesor, lo que equivale a una mejora de 3 por ciento. La capacidad de recuperación incluso pudo mejorarse en un 10 por ciento. Concretamente, es capaz de acelerar de 80 a 120 km/h en 5,6 segundos, lo que significa que el Mini John Cooper Works tiene prestaciones comparables o superiores a las de coches deportivos de gran prestancia. La capacidad optimizada de aceleración va emparejada con un nivel de eficiencia optimizado. Según ciclo de pruebas UE, su consumo promedio es de apenas 6,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que su valor de emisiones de CO 2 es de 155 gramos por kilómetro.

En combinación con la caja de cambios deportiva opcional de seis marchas con función Steptronic, el consumo es de tan sólo 5,7 litros a los 100 km, mientras que las emisiones son de apenas 133 g/km, lo que equivale a una mejora de casi 20 por ciento en comparación con el modelo anterior.

El carácter exclusivo y de alto rendimiento del nuevo Mini John Cooper Works se explica por su tecnología, directamente proveniente del deporte de competición automovilística, aplicada en el motor, el chasis, la carrocería y el habitáculo. Estas cualidades, combinadas con el desarrollo general que experimentó el producto completo, redundan en un coche deportivo de altas prestaciones, concebido para los amantes de la marca que desean disponer de un automóvil que les permita experimentar sensaciones de competición reales a los mandos de un coche de exquisita calidad que, a la vez, es apropiado para el uso diario. El motor extremadamente potente, el sistema de escape deportivo, la suspensión deportiva, las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas de John Cooper Works y el sistema de frenos deportivos, desarrollado en cooperación con el especialista Brembo, el kit aerodinámico de John Cooper Works con alerón posterior específico del nuevo modelo, así como el diseño propio del tablero de instrumentos y los nuevos asientos deportivos de John Cooper Works con apoyacabezas integrados, forman un conjunto de perfecta armonía.

Un conjunto con el que el nuevo Mini John Cooper Works alcanza prestaciones fascinantes que se expresa a través de una enorme capacidad de aceleración, pero que también se manifiesta en una agilidad excepcional, una gran precisión de la dirección y una perfecta maniobrabilidad en situaciones dinámicas muy exigentes, así como, también, a través de una excelente capacidad de frenado. Todas estas cualidades son el resultado de la larga experiencia acumulada por las marcas Mini y John Cooper Works y su tradicional cooperación en el mundo de la competición automovilística. Desde que el legendario constructor de coches de carreras John Cooper descubrió los talentos deportivos del classic Mini de 1959, su nombre es sinónimo del máximo placer de conducir, pero también está ligado a innumerables y espectaculares éxitos en las pistas de carreras con el pequeño coche británico.

El motor: base moderna, optimizada con la experiencia acumulada en los circuitos, para alcanzar máximas prestaciones.
Debajo del capó del nuevo Mini John Cooper Works se encuentra la versión -por mucho- más deportiva de la última generación de propulsores de Mini. El motor de cuatro cilindros de gasolina, tradicionalmente montado transversalmente en la parte delantera, se beneficia de los progresos realizados en relación con la entrega de la potencia, la sedosidad del funcionamiento y la eficiencia, conseguidos gracias a la tecnología Mini TwinPower Turbo. Además, logra combinar estas cualidades para alcanzar niveles de prestaciones propias de un coche de carreras. Su potencia proviene de una cilindrada de 2.000 cc, es decir, aumentada en un 25 por ciento en comparación con el motor del modelo anterior. El aumento de la potencia es de 10 por ciento, mientras que el par motor máximo es un 23 por ciento superior.

El nuevo propulsor se desarrolló sobre la base del motor completamente nuevo de cuatro cilindros que fue desarrollado para el Mini Cooper S.

Dispone de una unidad turbo integrada en el colector de escape, cuenta con un sistema de inyección directa de gasolina con inyectores posicionados en el centro, entre las válvulas, está equipado con un sistema de control plenamente variable de las válvulas que se rige por el sistema VALVETRONIC, patentando por BMW Group, y tiene un sistema de control variable de los árboles de levas del lado de admisión y de escape (doble VANOS). Este conjunto tecnológico se combina con diversas modificaciones aplicadas de modo selectivo y específico. De esta manera, el motor del nuevo Mini John Cooper Works permite disfrutar de la conducción de un coche eficiente y fiable, que, a la vez, resulta fascinante si se aprovechan toda su potencia y sus cualidades dinámicas en un circuito.

La posición del sistema turbo integrado en el colector de fundición de acero y, en consecuencia, los cortos recorridos del flujo de gases de escape, redundan en respuestas fuertes e inmediatas. La unidad turbo especialmente desarrollada para el nuevo Mini John Cooper Works es, además, de un material especialmente resistente a las altas temperaturas.

Esta unidad genera una mayor presión de carga, con la que se obtiene una entrega de potencia homogénea y deportiva a lo largo de un amplio margen de revoluciones. Los pistones fueron creados para resistir esa mayor carga mediante una correspondiente reducción de la compresión.

Gracias a esta configuración, se obtiene el comportamiento típico de un coche deportivo, que se caracteriza por una pronta entrega de potencia, que se mantiene a un alto nivel hasta niveles de carga muy elevados. El propulsor del nuevo Mini John Cooper Works reacciona espontáneamente a los más mínimos movimientos del acelerador. Entrega su par máximo de 320 Nm a partir de apenas 1.250 rpm, y lo mantiene hasta las 4.800 vueltas. La potencia máxima de 170 kW/231 CV se alcanza a 5.200 rpm, y se mantiene constante hasta que la aguja del cuentarrevoluciones alcanza la marca de las 6.000 rpm.

En comparación con el Mini Cooper S, el nuevo modelo tiene una potencia superior en 30 kW, lo que significa que ahora la diferencia es mayor.

Además, el nuevo Mini John Cooper Works también es excepcional en lo que se refiere a su capacidad de recuperación. No solamente es capaz de acelerar con vehemencia con salida parada, sino que también se muestra especialmente dinámico gracias a su gran capacidad de recuperación. El nuevo Mini John Cooper Works para el crono en 6,3 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h (versión con caja automática: 6,1 segundos). Para acelerar de 80 a 120 km/h necesita 5,6 segundos, y la velocidad punta es de 246 km/h.

La tecnología del conjunto propulsor del Mini John Cooper Works, concebido para rendir al máximo, se completa mediante un sistema de escape deportivo especialmente concebido para este modelo. El bajo nivel de contrapresión de gases de escape favorece la entrega espontánea de la potencia del motor. Además, así se obtiene el típico sonido de los motores de los modelos de John Cooper Works, capaz de despertar emociones y que refleja fielmente las altas prestaciones a cualquier régimen.


Conversión dinámica de la gran potencia: caja de cambios manual de seis marchas con adaptación automática a las revoluciones; caja de cambios deportiva Steptronic de seis marchas, con levas en el volante.
En la versión de serie, la transmisión de la potencia hacia las ruedas delanteras está a cargo de una caja de cambios manual de seis marchas, debidamente adaptada a la potencia del motor. Esta caja, también completamente nueva y especialmente desarrollada para la última generación de modelos de la marca, se distingue por su bajo peso, los cortos recorridos de la palanca, sus propiedades acústicas optimizadas y las mínimas vibraciones. Además, incluye una novedad que se pone de manifiesto de manera fascinante al conducir el nuevo Mini John Cooper Works. Se trata de un sensor de marchas para la adaptación activa de las revoluciones. Al cambiar de marcha, este sistema permite adaptar automáticamente las revoluciones del motor a las revoluciones del árbol de entrada de la caja de cambios en función de la marcha que está puesta. De esta manera, no se producen tirones al embragar, por lo que la operación de bajar de marchas resulta ser más confortable.

El Mini John Cooper Works puede adquirirse opcionalmente con una caja de cambios deportiva Steptronic de seis marchas. En el caso de esta caja de cambios automática, se combina un óptimo grado de eficiencia, con un gran nivel de confort al cambiar de marchas y con un mayor dinamismo al efectuar los cambios de manera extremadamente rápida. Estando activo el modo de cambio de marchas manual, pueden utilizarse las levas que se encuentran junto al volante. Además, el nuevo Mini John Cooper Works incluye también la función Auto Start-Stop, que evita un consumo innecesario de combustible en ralentí cuando el coche está detenido en cruces o retenciones de tráfico. Esta función también se ofrece en combinación con la caja de cambios automática.

En combinación con el navegador de Mini, la unidad de control de la caja de cambios deportiva Steptronic de seis marchas también puede tener en cuenta las características de la ruta al cambiar de marchas. Recurriendo a los datos del navegador, el sistema pone la marcha apropiada poco antes de cruces o curvas. De esta manera se evita, por ejemplo, que la caja suba innecesariamente de marcha entre dos curvas que se suceden a muy poca distancia.

Tecnología MiniMALISM para repostar con menos frecuencia.
Las numerosas soluciones de la tecnología MiniMALISM que también se aplican en el nuevo Mini John Cooper Works, incluyen, además de los sistemas de propulsión de eficiencia optimizada y la función Auto Start- Stop, un indicador del momento óptimo para cambiar de marchas, el sistema de recuperación de la energía de frenado, la activación de la bomba de gasolina y del agente refrigerante únicamente cuando es necesario, la activación de diversos grupos secundarios también únicamente cuando se necesita su funcionamiento, la dirección servoasistida electromecánicamente, así como una bomba de aceite regulada en función de un mapa característico.

Además, el uso inteligente de materiales ligeros y las propiedades aerodinámicas optimizadas contribuyen a que sea necesario repostar una menor cantidad de veces y, a la vez, disfrutar más de la conducción.

Considerando las diferencias del equipamiento, el peso del nuevo Mini John Cooper Works es similar al del modelo anterior. Su consumo promedio según ciclo de pruebas es de 6,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que las emisiones de CO 2 ascienden a 155 gramos por kilómetro. En combinación con la caja de cambios deportiva Steptronic de seis marchas, los valores son considerablemente más bajos: el consumo disminuye a 5,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que el valor de CO2 se reduce a 133 gramos por kilómetro.

La sensación de estar a los mandos de un kart maniobrable con gran precisión: chasis de tecnología avanzada, frenos Brembo, exclusivas llantas de aleación ligera.
La tecnología del chasis, ampliamente mejorada para la última generación del Mini, así como el sistema de tracción delantera que es típica de la marca, además del bajo centro de gravedad, los mínimos voladizos, el gran ancho de vía y la rigidez de la carrocería, cumplen, en su conjunto, las condiciones ideales para obtener un automóvil que entusiasma por su comportamiento francamente deportivo. El nuevo Mini John Cooper Works incluye de serie un chasis deportivo con eje delantero de articulación única y montantes telescópicos, y eje posterior de brazos múltiples, que es único en el segmento. Además cuenta con una serie de mejoras en diversos detalles, que tienen en cuenta el aumento de la potencia del motor y las mayores prestaciones del coche.

El eje delantero tiene soportes basculantes de aluminio, alojamientos del eje y brazos transversales de acero altamente resistente, con el fin de reducir el peso y aumentar la rigidez del conjunto del eje. La cinemática específica del eje favorece la inmediata reacción a los movimientos del volante, y permite al conductor estar siempre informado sobre las condiciones dinámicas de su coche, sin que el volante transmita fuerzas provenientes del conjunto propulsor. Pero también el eje posterior es más rígido y pesa menos, gracias al mayor porcentaje de componentes de aceros altamente resistentes. Las barras estabilizadoras tubulares de ambos ejes, los innovadores apoyos de los ejes, la amortiguación hidráulica del apoyo del motor, así como los cojinetes de apoyo de efecto tridimensional que desacoplan los amortiguadores de la carrocería, contribuyen adicionalmente a que el nuevo Mini John Cooper Works mantenga su precisa maniobrabilidad y su óptimo nivel de confort en situaciones de conducción francamente deportivas.

El equipamiento de serie del nuevo Mini John Cooper Works incluye adicionalmente un sistema de frenos de alto rendimiento, desarrollado especialmente para este modelo. Los frenos de disco y de mordazas fijas, desarrollados en cooperación con el fabricante de frenos Brembo y adaptados especialmente a las características del Mini John Cooper Works, garantizan una capacidad de frenado óptima y siempre igual, también en condiciones de máximo esfuerzo. Las mordazas son de color rojo y llevan el logotipo del fabricante. Las llantas forjadas de aleación ligera de 17 pulgadas de John Cooper Works, de diseño Race Spoke, también fueron diseñadas especialmente para el nuevo modelo más deportivo de la marca.

Opcionalmente pueden adquirirse, entre otras, llantas de aleación ligera John Cooper Works de diseño Cup Spoke de 18 pulgadas.

El sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC) de serie, incluye la función de control dinámico de la tracción (DTC), el control de bloqueo electrónico del diferencial (EDLC) que bloquea el diferencial del eje delantero, así como el sistema Performance Control, con el que resulta más sencillo maniobrar el coche al trazar curvas dinámicamente. En el caso de la dirección asistida electromecánica, el sistema llamado Torque Steer Compensation evita giros no controlados del volante, provocados por diversos momentos de giro que pueden manifestarse en las ruedas motrices. El equipamiento de serie incluye, además, la asistencia de la dirección Servotronic, que funciona según la velocidad del coche. El nuevo Mini John Cooper Works puede estar equipado opcionalmente con el sistema de control dinámico de la suspensión DDC. Este control permite elegir entre dos reglajes, uno para un estilo de conducción marcadamente deportivo, y otro para los momentos en que el conductor prefiere un estilo de conducción relajado y cómodo.

La seguridad pasiva del nuevo Mini John Cooper Works se acentúa, entre otros, mediante una jaula del habitáculo especialmente rígida, estructuras portantes capaces de soportar grandes esfuerzos, y zonas de deformación programada de diseño óptimo. Todas estas soluciones son parte del concepto integral de seguridad de serie de Mini, así como también lo son los seis airbags, los cinturones de seguridad automáticos de tres puntos de anclaje de todos los asientos y el sistema de anclaje de asientos para niños ISOFIX en la parte trasera del habitáculo. Pero también se considera la protección de los peatones, entre otros mediante el capó de retracción semiautomática.

Diseño exterior: guiado preciso del aire de refrigeración y del aire frontal.
El diseño de la carrocería del nuevo Mini John Cooper Works subraya las altas prestaciones del coche y, a la vez, realza el carácter exclusivo del coche más deportivo del segmento automovilístico de los coches pequeños. La parte frontal cuenta con llamativas entradas de aire de grandes dimensiones, que dejan intuir que el motor, los grupos secundarios y los frenos exigen mucho aire de ventilación, por lo que es fácil notar a primera vista que se trata de un coche de altas prestaciones. Para que la temperatura de funcionamiento también sea óptima en un circuito, el sistema de refrigeración específico del nuevo Mini John Cooper Works incluye entradas de aire adicionales en las zonas exteriores del faldón delantero. Estas entradas ocupan los lugares que en el nuevo Mini están previstos para los faros antiniebla, y garantizan una ventilación adicional de los sistemas de refrigeración utilizados para regular la temperatura de los grupos secundarios y de los frenos.

La parrilla de forma hexagonal en el centro de la parte frontal del coche tiene un diseño alveolar y está provista de una varilla transversal de color rojo en la parte inferior. Allí se encuentra adicionalmente el logotipo de John Cooper Works, que también se puede apreciar sobre la tapa del maletero en la parte trasera del coche. Los faros de LED de serie, están bordeados por el anillo de luz diurna, también de diodos luminosos. La parte inferior de esos aros luminosos también es de color blanco y se utiliza, a la vez, como luces intermitentes.

Las propiedades aerodinámicas se optimizan mediante deflectores de formas específicas, montados en la parte inferior del faldón delantero, así como con faldones laterales de diseño especial. Todos los demás elementos de la carrocería que inciden en el guiado del aire fueron diseñados tras haber sido sometidos a minuciosas pruebas en condiciones equivalentes a la conducción en un circuito de carreras, con el fin de aprovechar al máximo el potencial dinámico que ofrece el nuevo Mini John Cooper Works y de garantizar una maniobrabilidad impecable y segura en cualquier situación. Por esta misma razón, el alerón posterior del nuevo Mini John Cooper Works tiene una forma diferente, con el propósito de cumplir de manera óptima su función de generar una presión aerodinámica apropiada sobre el eje trasero. El faldón posterior, provisto de aletas y de un difusor inferior, también contribuye a la optimización del equilibrio aerodinámico del coche.

Entre los elementos característicos y exclusivos del exterior cabe mencionar los elementos que acogen las luces intermitentes laterales, conocidos por el nombre de "side scuttles", que incluyen una llamativa línea de color rojo y el logotipo de John Cooper Works sobre fondo negro, así como también los tubos terminales de gran diámetro del sistema de escape deportivo, integrados en el centro del faldón posterior. También los pasos de rueda de perfil negro tienen una forma específica en este modelo. El cliente puede elegir entre siete colores para el exterior de su automóvil. La oferta también incluye el color Lapisluxury Blue metalizado de Mini Yours, así como el nuevo color Rebel Green metalizado, reservado exclusivamente para el Mini John Cooper Works. Si lo desea el cliente puede adquirir sin coste adicional el techo y las carcasas de los espejos retrovisores exteriores de color contrastante, que puede ser blanco, negro o -de modo exclusivo en el caso del Mini JCW- Chili Red. Las franjas de John Cooper Works para el capó del motor también son una opción reservada exclusivamente al nuevo modelo deportivo.


El habitáculo: instrumentos propios de un coche deportivo y asientos deportivos de John Cooper Works, para un auténtico ambiente de competición.
Gracias a las mayores dimensiones en comparación con el modelo antecesor, el nuevo Mini John Cooper Works ofrece un mayor nivel de confort en sus cuatro asientos. El maletero tiene ahora un volumen de 211 litros. El aumento de la funcionalidad, así como el nuevo conjunto de elementos de indicación y mando, se adaptan al estilo específico de John Cooper Works, de manera que se consigue acrecentar la intensidad de las vivencias que se experimentan al estar a los mandos de un coche de altas prestaciones.

Los nuevos asientos deportivos de John Cooper Works ofrecen una óptima sujeción lateral en cualquier situación dinámica. Estas butacas llevan el apoyacabezas integrado, cuentan con una tapicería especial de tejido Dinamica y son de color negro Carbon Black. Los nuevos asientos pueden adquirirse opcionalmente en acabado de tapicería de tejido Dinamica combinado con piel de color negro Carbon Black. El exclusivo equipamiento de serie incluye, además, el nuevo volante John Cooper Works con teclas de funciones múltiples, listones embellecedores de John Cooper Works en los umbrales de las puertas, palanca de cambios o palanca selectora de acabado John Cooper Works, pedales de acero inoxidable combinados con un apoyapié del mismo material, así como guarnecido del techo de color antracita.

La imagen de exclusividad se acentúa mediante listones embellecedores de acabado Piano Black, así como con diversos elementos de diseño que llaman la atención en las superficies de los asientos, pero también en el aro del volante, en la palanca de cambios o selectora, en el marco del tablero de instrumentos, así como en la llave del coche. El nuevo Mini John Cooper Works dispone, adicionalmente, de nuevos indicadores en el tablero de instrumentos, específicamente desarrollados para este modelo. El velocímetro tiene una esfera de color oscuro, mientras el cuentarrevoluciones cuenta con una escala de color blanco, de manera que es óptima la lectura de estas informaciones que ofrecen los dos instrumentos que sobresalen de la parte superior del volante.

El equipamiento de serie del nuevo Mini John Cooper Works también incluye los Mini Driving Modes, que permiten un reglaje personalizado del coche. Utilizando el selector giratorio al pie de la palanca de cambios o de la palanca selectora, según proceda, el conductor puede activar el modo estándar MID y, además, el modo SPORT y el modo GREEN, para elegir un reglaje especialmente confortable, deportivo o eficiente, respectivamente.

Recurriendo a los Mini Driving Modes, se modifican las líneas características del pedal del acelerador y del volante, y se cambia el sonido del motor. Si el coche está equipado correspondientemente, también se alteran según el reglaje seleccionado la característica del cambio de marchas de la caja automática, el mapa característico del sistema de control dinámico de la suspensión, la iluminación ambiental y las indicaciones que aparecen en el tablero de instrumentos central.

Innovadores sistemas de asistencia: pantalla virtual Mini Head-Up- Display con indicaciones específicas del modelo.
La sensación de estar a los mandos de un coche de competición al conducir el Mini John Cooper Works puede acrecentarse mediante un tablero de instrumentos deportivo opcional. Los tres clásicos instrumentos redondos ofrecen informaciones importantes para el conductor que prefiere un estilo de conducción deportivo. Los instrumentos deportivos ofrecen datos sobre la presión de aceite, la carga del turbo y, además, incluyen un cronómetro.

Para el nuevo Mini John Cooper Works puede adquirirse la gama ampliada completa de sistemas de asistencia al conductor. Esta gama incluye el Driving Assistant con sistema de regulación activa de la velocidad mediante captación de imágenes con cámara, aviso de acercamiento peligroso al coche que circula delante y advertencia de presencia de peatones, con función de inicio de la activación de los frenos, asistente de luces de carretera, sistema de detección de señales de tráfico, Park Distance Control, asistente para aparcar y cámara para conducir marcha atrás. La pantalla virtual Mini Head-Up-Display opcional, con pantalla sumergible en la zona superior detrás del volante, tiene funciones ampliadas específicamente para este modelo. Además de las informaciones sobre la velocidad, detección de límites de velocidad y de prohibición de adelantar, datos actualizados del navegador, avisos de Check Control, indicaciones de los sistemas de asistencia al conductor, así como listas de contactos telefónicos y de programas de entretenimiento, pueden aparecer en la pantalla virtual informaciones adicionales como, por ejemplo, la marcha que está puesta, una escala de revoluciones del motor de varios colores, que agrega un indicador del momento óptimo para cambiar de marchas si está activado el modo de conducción correspondiente, que permite acelerar de manera óptima.

Equipos opcionales de alta calidad para disfrutar más, para un mayor nivel de confort y un mayor grado de personalización.
El nuevo Mini John Cooper Works, tal como sale de fábrica, es un conjunto óptimo que permite disfrutar al máximo de la conducción, gracias a su diseño específico y a su equipamiento deportivo, ejemplar en el sector más selecto del segmento de automóviles pequeños. Pero gracias a la típica costumbre de Mini de ofrecer una amplia gama de accesorios y de equipos opcionales, este modelo francamente deportivo puede personalizarse ampliamente según las preferencias del cliente. En vez del climatizador de serie, puede optarse por un climatizador con dos zonas de regulación.

Además se ofrecen, entre otros, asientos delanteros calefactables, techo panorámico de cristal, luz ambiental con regulación continua de la gama de colores, kit de optimización de la capacidad visual que incluye calefacción del parabrisas, sensor de lluvia, activación automática de los faros, espejos retrovisores exteriores abatibles calefactables eléctricamente, así como espejos retrovisores interior y exteriores con función automática de antideslumbramiento. Además, se ofrecen numerosos equipos opcionales para el exterior e interior. Entre ellos, elementos decorativos para el techo y para las carcasas de los espejos retrovisores exteriores, franjas para el capó, diversas tapicerías, varios revestimientos para las superficies del habitáculo, así como diferentes acabados de Colour Lines.

El equipo de audio Mini Boost con conexión AUX puerto USB es parte del equipamiento de serie del nuevo Mini John Cooper Works. Este equipo puede ampliarse, entre otros, con el sistema de altoparlantes de alta fidelidad Harman Kardon. Con la radio Mini Visual Boost y el navegador Mini pueden adquirirse, además, las opciones Mini Connected o Mini Connected XL. Con estas opciones es posible integrar plenamente un smartphone en el coche, lo que significa que se pueden utilizar numerosas funciones de entretenimiento, información y comunicación, además de otras funciones que acrecientan el placer de conducir, todas disponibles a través de Internet. Mini Connected XL incluye adicionalmente la función Journey Mate, con funciones innovadoras para preparar el viaje, así como con información precisa y siempre actualizada sobre el estado del tráfico Traffic Radar.

Numerosas funciones adicionales, disponibles en el coche mediante aplicaciones correspondientes a los sectores de redes sociales, información y entretenimiento, pueden instalarse en el iPhone de Apple y ahora también en smartphones que funcionan con el sistema operativo Android.

Su utilización es plenamente intuitiva y de la forma que es típica en Mini, es decir, mediante el Mini Controller que se encuentra en la consola central y la pantalla de a bordo a color, que se halla en el instrumento central. El navegador Mini Professional incluye una pantalla de 8,8 pulgadas, así como el botón de mando Mini Touch Controller con superficie táctil. El nuevo Mini John Cooper Works puede estar equipado con una tarjeta SIM fijamente instalada en el coche. Por lo tanto, permite hacer uso del servicio de llamada inteligente de emergencia con localización automática del coche y detección de la gravedad del accidente, así como también es posible utilizar los Mini TeleServices.


Resumen.

-Se lanza al mercado la nueva versión del coche más deportivo del segmento de automóviles pequeños. El nuevo Mini John Cooper Works combina la auténtica sensación de estar a los mandos de un coche de carreras con el carácter selecto y el ampliado acabado de la última generación de los modelos Mini. Concepto automovilístico inconfundible, basado en la tradicional unión entre Mini y John Cooper Works, con extraordinarias prestaciones, superiores a los coches de la competencia.

-Extremo placer al volante e imagen exclusiva gracias a la tecnología del motor, del chasis y de la aerodinámica proveniente directamente del deporte de competición automovilística, con rasgos de diseño interior y exterior específicos, según modelo. Diferenciación más evidente frente al Mini de 3 puertas, para acentuar el carácter específico del coche.

-El motor más potente jamás incluido en un modelo de serie de la marca selecta británica. Motor de gasolina de cuatro cilindros de 2.000 cc, desarrollado recurriendo a los amplios conocimientos adquiridos en el deporte de competencia automovilística, sobre la base de la última generación de motores con tecnología Mini TwinPower Turbo. Potencia aumentada a 170 kW/231 CV, entrega optimizada de la potencia para prestaciones más deportivas. Sonido capaz de despertar emociones, gracias a pistones, unidad turbo y sistema de escape de configuración especial. Consumo combinado según norma UE: 6,7 l/100 km; emisiones combinadas de CO 2 de 155 g/km.

-Potencia superior en 10 por ciento en comparación con el modelo antecesor. Par máximo un 23 por ciento mayor, ahora de 320 Nm. Caja de cambios manual de seis marchas de serie. Caja deportiva Steptronic de seis marchas opcional. Capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos (menos 0,2 segundos) con la caja manual; con la caja automática, en 6,1 segundos (menos 0,6 segundos; capacidad de recuperación un 10 por ciento mejor (aceleración de 80 a 120 km/h en 5,6 segundos). Caja de cambios manual de seis marchas de serie.

Opcionalmente, caja de cambios Steptronic de seis marchas. Valores de consumo y de CO 2 con la caja de cambios automática aproximadamente un 20 por ciento menores: 5,7 l/100 km y 133 g/km, según ciclo de pruebas UE.

-Tecnología del chasis adaptada con gran precisión a la potencia del motor y a su forma de entregarla. Nuevos frenos deportivos Brembo. Exclusivas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas tipo John Cooper Works Race Spoke. Dirección asistida electromecánicamente, con Servotronic. Sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC) con sistema de control dinámico de la tracción (DTC), control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC) y Performance Control. Opcionalmente, control dinámico de la amortiguación (DDC).

-Diseño de la carrocería optimizado aerodinámicamente. Faldón delantero específico del modelo, con grandes entradas de aire, que también ocupan los espacios correspondientes a los faros antiniebla que incluye el Mini de 3 puertas. Diseño propio de los faldones laterales y del faldón posterior. Alerón trasero John Cooper Works.

-Imagen inconfundible, gracias a diversos rasgos de diseño y de equipamiento específicos del modelo. Faros LED con luces intermitentes de color blanco. Perfiles de acabado especial de los pasos de rueda. Parrilla, elementos de las luces intermitentes laterales y portón posterior con distintivo de John Cooper Works. Sistema de escape deportivo con tubos terminales específicos. Nuevo color Rebel Green, disponible exclusivamente para el nuevo Mini John Cooper Works.

-Ambiente típico de coche deportivo en el interior. Asientos deportivos exclusivos de John Cooper Works con tapicería de tejido Dinamica, con apoyacabezas integrados. Listones embellecedores John Cooper Works en los umbrales. Volante John Cooper Works con teclas de funciones múltiples y levas para cambiar de marchas, en combinación con la caja de cambios deportiva Steptronic de seis marchas. Palanca de cambios o palanca selectora John Cooper Works. Diseño específico del instrumento central del tablero, así como llave del coche también de forma específica. Pedales y apoyapié para el conductor de acabado en acero inoxidable. Guarnecido del techo de color antracita. Kit Driving Excitement incluido de serie.

-Estructura de la carrocería de peso y de resistencia a impactos optimizados. Considerando el equipamiento, peso similar al del modelo antecesor. De serie, equipamiento de seguridad con airbags frontales y laterales, airbags laterales tipo cortina, cinturones automáticos de tres puntos de anclaje en todos los asientos, los delanteros con tensores y limitadores de fuerza. Anclajes ISOFIX para asientos de niños en los asientos posteriores y, opcionalmente, en el asiento del acompañante.

Sistema de control de la presión de los neumáticos. Capó de retracción semiautomática para optimizar la protección de peatones.

-Acentuación adicional del carácter selecto del nuevo Mini John Cooper Works mediante equipos especiales exclusivos del modelo y accesorios de preparación de John Cooper Works. Pantalla virtual opcional Mini Head-Up-Display con indicaciones exclusivas. Techo y carcasas de los espejos retrovisores de color Chile Red. Llantas de aleación ligera John Cooper Works de 18 pulgadas. Franjas John Cooper Works para el capó.

Disponibilidad de diversos componentes para el exterior e interior del coche de la línea de diseño John Cooper Works, incluidos en la gama de accesorios originales de Mini.

-Equipos opcionales de alta calidad para aumentar el placer de conducir, el nivel de confort y la seguridad: Sistema de control de las distancias al aparcar Park Distance Control. Asistente para aparcar. Cámara para conducir marcha atrás. Driving Assistant con regulación activa de la velocidad mediante cámara, advertencia de presencia de coches o peatones delante y función de inicio de frenado, así como con detección de carteles de tráfico. Kit de luces con luz del habitáculo de LED con iluminación ambiental regulable de manera continua y de diversos colores. Acceso de confort a los asientos. Techo solar de cristal, de accionamiento eléctrico. Espejos retrovisores exteriores e interior con función automática de antideslumbramiento. Asientos calefactables. Climatizador de dos zonas de regulación. Navegador Mini. Navegador Mini Professional. Mini Radio Visual Boost.

Altoparlantes de alta fidelidad Harman Kardon. Diversas posibilidades de personalización adicional mediante decoraciones especiales para el techo y las carcasas de los espejos retrovisores exteriores, franjas para el capó, tapicerías de los asientos, diversas superficies para el interior, acabados Colour Lines, así como productos de alta calidad de Mini Yours.

-Sistema múltiple de información y entretenimiento de Mini Connected. Llamada de emergencia Emergency Call y Mini TeleServices mediante tarjeta SIM fijamente instalada en el coche. Numerosas funciones y constante ampliación de funciones mediante aplicaciones, gracias a la integración de un smartphone en el coche. Funciones exclusivas de Mini, tales como Mission Control, Dynamic Music, Driving Excitement y MiniMALISM. Mini Connected XL Journey Mate, con Traffic Radar de información sobre el tráfico en tiempo real. Mediante la conexión online también es posible utilizar las redes sociales como Facebook, Twitter y foursquare, así como Glympse, sintonizar noticias de RSS Newsfeed, o bien aprovechar la oferta de entretenimiento de Spotify, GoPro, AUPEO!, Stitcher, Deezer, Audible, Napster/Rhapsody y TuneIn.

Motores, prestaciones, consumo y emisiones
- Mini John Cooper Works: motor de gasolina de cuatro cilindros con tecnología Mini TwinPower Turbo (sobrecarga turbo, inyección directa, sistema de regulación plenamente variable de las válvulas, control variable del árbol de levas).
- Cilindrada: 1.998 cc.
- Potencia: 170 kW/231 CV a 5.200 – 6.000 rpm. Par máximo: 320 Nm entre 1.250 rpm y 4.800 rpm.
- Aceleración (0–100 km/h): 6,3 segundos (caja automática: 6,1 segundos).
- Velocidad máxima: 246 km/h (246 km/h).
- Consumo promedio según ciclo de pruebas UE: 6,7 (5,7) litros/100 kilómetros.
- Valor de CO 2 según ciclo de pruebas UE: 155 g/km (133 g/km).
- Norma de gases de escape: UE6.
- Dimensiones exteriores: Largo: 3.874 milímetros Ancho: 1.727 milímetros Alto: 1.414 milímetros Distancia entre ejes: 2.495 milímetros


Mini JCW 1
Mini JCW
Mini JCW 2
Mini JCW
Mini JCW 3
Mini JCW
Mini JCW 4
Mini JCW
Mini JCW 5
Mini JCW
Mini JCW 6
Mini JCW
Mini JCW 7
Mini JCW
Mini JCW 8
Mini JCW
Mini JCW 9
Mini JCW
Mini JCW 10
Mini JCW
Mini JCW 11
Mini JCW
Mini JCW 12
Mini JCW
Mini JCW 13
Mini JCW
Mini JCW 14
Mini JCW
Mini JCW 15
Mini JCW
Mini JCW 16
Mini JCW
Mini JCW 17
Mini JCW
Mini JCW 18
Mini JCW
Mini JCW 19
Mini JCW
Mini JCW 20
Mini JCW
Mini JCW 21
Mini JCW
Mini JCW 22
Mini JCW

| Fuente: Mini