19 nov. 2014

Nuevo Mazda CX-3 2015

El nuevo SUV de Mazda incorpora la última tecnología, incluyendo un nuevo sistema de tracción total


El Mazda CX-3 hace su debut internacional en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2014. Este nuevo SUV compacto es el quinto modelo de la nueva generación Mazda que exhibe el diseño "Kodo - Alma del movimiento" e incorpora la tecnología Skyactiv. El Mazda CX-3 ofrece todo lo que el cliente busca en un coche: un diseño con calidad y estilo indiscutibles, un equipamiento en el que la prioridad absoluta es la facilidad de uso y esa sensación de conducción tan característica de todos los modelos de Mazda.

La esencia del diseño Kodo -que no es otra que la expresión de la vida a través de las líneas de un vehículo- ha evolucionado hacia formas más afiladas para transmitir una mayor sensación de velocidad, sin renunciar a la búsqueda de la belleza y el refinamiento. En el interior, la atención minuciosa por el detalle en el uso de materiales ha permitido crear un habitáculo con una atmósfera de impresionante sofisticación y calidad. En lo que respecta al comportamiento dinámico, el Mazda CX-3 adopta toda la tecnología Skyactiv, cuidadosamente adaptadas a la sensibilidad humana. El resultado es un vehículo que ofrece una respuesta precisa y excelentes credenciales medioambientales y de seguridad, así como un agradable placer de conducción.




Se presenta en dos motorizaciones: un diésel Euro 6 1.5 l. Skyactiv-D y una versión gasolina de inyección directa Skyactiv-G de 2,0 litros. Ambas pueden combinarse con el sistema de tracción total de nueva generación de Mazda y ofrecen una respuesta contundente y lineal, con emisiones notablemente bajas. Para completar el placer de conducción del cliente, el modelo también ofrece muchas de las tecnologías más novedosas de Mazda, como el sistema de conectividad de a bordo MZD Connect* o los elementos de seguridad avanzada i-ACTIVSENSE.

En definitiva, el Mazda CX-3 es un coche que incorpora lo último en tecnología y diseño de Mazda, que se adapta a la perfección a las necesidades de cualquier cliente y a toda clase de escenarios, desde la conducción urbana a las actividades al aire libre. Este modelo, cuyo lanzamiento está previsto para la primavera de 2015, está llamado a convertirse en uno de los modelos más importantes de la gama Mazda.

Diseño
La última propuesta del diseño Kodo, en busca de una belleza más sofisticada
El diseño del Mazda CX-3 explota la belleza y la sofisticación, al tiempo que expresa el lenguaje de diseño Kodo en su vertiente más elegante. Sus formas poderosas y vitales crean una expresión pura, que no se ve limitada por las clasificaciones convencionales de las tipologías de vehículo. Precisamente lo que buscaban los diseñadores de Mazda.

El equipo de diseño buscó una expresión directa de belleza y un estilo exterior radical. Para ello, se lanzaron a una labor de afinado de las proporciones -la proporción es la base de la belleza de este modelo- y a un concienzudo proceso que les llevó a eliminar todos los elementos innecesarios. En el interior también se llevó a cabo un esfuerzo dirigido a expresar de la forma correcta el ambiente deseado. Así, con ayuda de las finas texturas de los materiales utilizados, se ha conseguido un habitáculo sofisticado y de alta calidad.

Exterior
-El frontal del Mazda CX-3 presenta un diseño atrevido, en línea con las equilibradas proporciones del vehículo. La parrilla delantera en forma de ala, de tono plateado, parece estar esculpida en metal macizo. Es sólida y tridimensional, creando una sensación de energía concentrada que fluye horizontalmente. De hecho, es el punto de partida de una línea que transmite una intensa sensación de velocidad y que fluye a lo largo de toda la carrocería.
-Los intermitentes quedan fuera de los grupos ópticos delanteros, creando un diseño rasgado que sugiere unos ojos escudriñando la distancia. Los extremos de la parrilla delantera se alargan hasta los faros, con una línea de iluminación led integrada. Esta línea conecta de forma muy fluida con el haz de luz que rodea las luces cortas, acentuando la expresión tensa del modelo.
-Las aletas delanteras están rematadas hacia atrás hasta alcanzar la base de los pilares A. Gracias a este elemento, el lateral del Mazda CX-3 da la sensación de ser más alargado y sus dimensiones parecen mayores de lo que son en realidad. Se prestó una gran atención a crear una expresión con muchos matices y cambios sutiles en todas las superficies de las tres secciones siguientes: la mitad delantera de la carrocería está dominada por un frente alargado con formas fluidas; la sección del habitáculo presenta un perfil de líneas puras que se ha conseguido suprimiendo los pilares D; por último, la sólida sección trasera confiere al vehículo una apariencia indiscutible de fuerza y solidez.
-La placa de la matrícula se ha situado en la parte superior del paragolpes trasero, con el fin de conseguir un diseño con un voladizo más corto, gracias al cual la trasera resulta visualmente más poderosa.
-Con el Mazda CX-3 se ha introducido un nuevo color de carrocería, llamado Ceramic Metallic. Este tono da la sensación de una superficie metálica dura y muy pulida, que cambia de aspecto dependiendo de la luz que incida sobre la carrocería.
-Se han utilizado unos neumáticos de mayor tamaño, que producen una atractiva sensación de potencia y realzan su aspecto. Las llantas de aleación de 18 pulgadas (según versiones) presentan unos radios gruesos y bien definidos, con acabado gris gunmetal, que contrastan con el brillo metálico del perímetro.

Interior
-El interior produce una sensación de sofisticación y alta calidad en la misma línea que el diseño exterior. Se ha prestado una minuciosa atención a todos los detalles, sin olvidar la cohesión de los diseños espaciales y la calidad de los materiales empleados.
-En la parte delantera, una línea de carácter que recorre todo el perímetro, junto con la línea de la cintura -relativamente alta- y la forma tridimensional de los guarnecidos de las puertas producen una sensación acogedora y abierta.
-Todas las pantallas de información y los sistemas de control están posicionados con arreglo a un diseño orientado al conductor, basado en el concepto heads-up cockpit de Mazda.
-La visera del cuadro de instrumentos está cubierto por un material blando, en el que llama la atención el acabado del borde superior, que parece cosido y transmite sofisticación.
-Todos y cada uno de los elementos individuales se han refinado para dar al interior un tacto más cuidado y de alta calidad. Por ejemplo, el tono rojo oscuro utilizado en el guarnecido de los reposabrazos de las puertas y en la consola central a la altura de las rodillas, o la forma afilada de los tiradores interiores de las puertas, que parecen estar fabricados en metal macizo.
-En las zonas de los asientos en las que confluyen distintos materiales a juego se han añadido líneas de remate que crean un entorno más sofisticado; por ejemplo, en la unión entre la piel en color blanco y el ante Lux Suede® en negro.


Organización del espacio
Una estructura orientada a las personas, para una facilidad de uso absoluta
Aparte de reinterpretar el lenguaje de diseño Kodo para conseguir unas proporciones armoniosas, el equipo de desarrollo del Mazda CX-3 no se olvidó de proporcionar dosis generosas de espacio. La organización interior debía representar a la perfección la visión de Mazda de lo que debe ser un coche. Resultado: el Mazda CX-3 ofrece una versatilidad única dentro del formato de SUV deportivo.

El conductor tiene la claridad de visión que necesita, es fácil entrar y salir del vehículo, y la posición sentada, con el centro de gravedad bajo, proporciona una sensación de confianza durante la conducción de lo más tranquilizadora. También se ha adoptado el avanzado sistema de conectividad a bordo MZD Connect, que da cobertura a todas las exigencias de un estilo de vida activo.

Dimensiones, confort y facilidad de acceso
-Con unas dimensiones de 4.275 mm (longitud total), 1.765 mm (anchura) y 1.550 mm (altura sin carga, con la antena tipo aleta de tiburón), el Mazda CX-3 posee un tamaño que facilita las maniobras durante la conducción urbana y el aparcamiento. Sus voladizos delantero y trasero son de 910 mm y 795 mm, respectivamente, mientras que la distancia entre ejes es de 2.570 mm. Estas cifras corresponden a unas proporciones fluidas que, sin embargo, garantizan espacio suficiente para sentarse cómodamente.
-Los asientos delanteros ofrecen suficiente espacio para los hombros, la distancia entre los dos asientos delanteros es correcta y el espacio para las piernas resulta adecuado para que viajen cómodos ocupantes de cualquier estatura.
-La posición sentada de las plazas traseras queda más cerca del centro del habitáculo que la de los asientos delanteros. El punto H también es algo más alto en las plazas traseras. De este modo, a los pasajeros traseros les resulta más fácil ver a través del parabrisas delantero e, incluso, disfrutar de la conversación con los ocupantes de los asientos delanteros situados en diagonal.
-El punto H del Mazda CX-3 es óptimo tanto para las plazas delanteras como para las traseras. Se combina con la estructura y la forma del guarnecido del estribo lateral, en el flanco inferior de las puertas traseras, de forma que entrar y salir del habitáculo resulta muy sencillo para personas de cualquier complexión y estatura.

Posición del conductor
-La línea visual del conductor está situada a 1.250 mm de altura. La posición del conductor es óptima, lo que le permite disfrutar de una visión clara y conducir con la máxima sensación de confianza.
-El Mazda CX-3 ofrece, por otro lado, un amplio campo de visión delantera. Al mismo tiempo, el campo de visión entre las ventanillas delanteras y los retrovisores se ha ampliado, ya que los espejos retrovisores laterales están montados en las puertas delanteras. Para maximizar la visibilidad trasera, se ha estudiado cuidadosamente la altura de la línea de cintura y la posición de los pilares C. Asimismo, se han adoptado unas ventanillas traseras de custodia.
-Las ruedas delanteras se han desplazado hacia adelante con la finalidad de optimizar la forma de los pedales y la distancia entre ellos. Así, la postura de conducción resulta óptima y el conductor puede sentarse cómodamente, estirar las piernas y llegar a los pedales de forma más natural. La base del pedal del acelerador se encuentra anclado al suelo, al igual que sucede en el resto de la nueva generación de modelos de la marca.
-Como no podía ser de otra manera, se ha prestado la máxima atención a la ubicación de todos los mandos de control. La palanca de cambios, por ejemplo, ha recibido una meticulosa atención. Se encuentra situada sobre la consola central del suelo y permite al conductor mover la mano suavemente del volante a la palanca y viceversa. Se acciona de forma sencilla y fluida, sin necesidad de aplicar una fuerza excesiva. El mando giratorio HMI Commander dispone de un apoyo para la palma de la mano que ayuda a manejarlo con mayor estabilidad.
-Se ha optimizado la estructura de los respaldos y las banquetas de los asientos, así como su forma y firmeza. Igualmente, se han incorporado a las banquetas y respaldos elementos de espuma de uretano que absorben las vibraciones. El resultado es un asiento muy cómodo, con excelente ajuste y sujeción. En las plazas traseras se ha ampliado la longitud de los respaldos, dando lugar a unos asientos con una mayor sensación de espacio.

Interfaz hombre-máquina (HMI) y sistema de conectividad de a bordo
-La seguridad es la prioridad fundamental de la interfaz hombre-máquina de nueva generación de Mazda. El diseño del habitáculo se basa en el concepto heads-up cockpit, cuyo objetivo consiste en ayudar al conductor a procesar una gran cantidad de información mientras mantiene una postura correcta y se concentra en la seguridad durante la conducción.
-La información que el conductor necesita y los elementos precisos para controlar cómo se le presenta redundan en una seguridad máxima. Eso incluye la pantalla Head Up Display, la pantalla de 7 pulgadas de la consola central y el mando HMI Commander. El MZD Connect es un sistema de conectividad a bordo con el que resulta más fácil y seguro aprovechar las posibilidades de la conectividad y las comunicaciones móviles a través de Internet. Resulta muy cómodo y ofrece distintos servicios a través de Bluetooth; por ejemplo, manejo de teléfono en modo manos libres, recepción de mensajes de texto o radio a través de Internet utilizando la plataforma Aha, de HARMAN (no disponible en otras regiones).

Comportamiento dinámico
Prestaciones excelentes para un placer al volante sin límites
Mazda busca constantemente el placer de conducción y una respuesta fiel a las intenciones del conductor. El hecho de que el coche responda exactamente como se espera a las acciones del conductor tiene una conexión directa con el placer de la experiencia de conducción Jinba Ittai, y no se consigue solo a base de potencia y velocidad. Con esta idea, el equipo de desarrollo del Mazda CX-3 se concentró en ofrecer una excelente maniobrabilidad en ciudad, tranquilidad y confianza en las autovías y, sobre todo, una respuesta muy precisa que ayude a tomar con suavidad las numerosas curvas de las carreteras secundarias.

Mazda ha adoptado toda la tecnología Skyactiv y ha adaptado todas las características a la capacidad de los sentidos del ser humano. Así, ha hecho realidad esa respuesta lineal a las acciones del conductor complementada con la estabilidad de maniobra que requiere la experiencia Jinba Ittai. La oferta de cadenas cinemáticas está compuesta por los nuevos motores 1,5 l. Skyactiv-D y 2,0 litros Skyactiv-G, en variantes pensadas específicamente para los distintos mercados. También se ha introducido un sistema de tracción total de nueva generación. La clave para gozar de la conducción sin concesiones está en unas prestaciones de alto nivel, junto con una respuesta lineal y unas cifras excelentes de consumo y emisiones.

Chasis y carrocería
-El Mazda CX-3 ha adoptado el Skyactiv-Chassis. Esta plataforma contribuye a la precisión de la respuesta, a la sensación de confianza y tranquilidad y, de paso, a unos niveles de confort muy mejorados, ya que se ha hecho una revisión en profundidad de la suspensión y la dirección. Se ha hecho un ajuste de precisión de todos los componentes relacionados para obtener una respuesta natural, facilidad de control y una sensación de confianza que casi se palpa, incluso a velocidades de autopista.
-El chasis monta un sistema de suspensión trasera de barras de torsión ligeras que redunda en una mayor eficiencia de la plataforma. Los amortiguadores delanteros y traseros optimizan las características de fricción y aportan una rodadura más lineal y un confort de marcha con notas de alta calidad.
-El sistema de la dirección está concebido para que la conducción en ciudad resulte ágil y suave, con buenas dosis de estabilidad en carreteras secundarias viradas y en autovías.
-El sistema de frenos garantiza un excelente control del vehículo a velocidades bajas y medias. Su rendimiento es extraordinario a altas velocidades y con fuerzas G laterales elevadas.
-El Mazda CX-3 también incorpora la carrocería Skyactiv-Body de Mazda: un desarrollo que puntúa muy alto en tres categorías aparentemente contradictorias entre sí, como son la seguridad en caso de colisión, la reducción del peso y la rigidez. En lo que constituye una reinterpretación depurada de la arquitectura Skyactiv-Body de Mazda, se ha empleado acero de alta resistencia en zonas estratégicas y geometrías transversales optimizadas para crear una carrocería ligera, de alta rigidez y con propiedades de amortiguación óptimas.
-La proporción de uso de acero de alta resistencia en la carrocería y las piezas del vehículo es del 63%. El porcentaje de uso de acero de resistencia ultraalta (780 MPa o superior) es el 29%. Un 4% del acero empleado es de 1180 MPa.


Aerodinámica y características NVH
-Se ha conseguido un habitáculo muy silencioso mediante distintas medidas de control de la resonancia de la suspensión, de ajuste de la forma, la dureza y la posición de los soportes del motor, y de colocación de materiales absorbentes y de aislamiento acústico en puntos óptimos.
-En el caso de la versión con tracción total, se han aplicado medidas adicionales para reducir el ruido y las vibraciones, y para evitar que se transmitan a través de la carrocería del vehículo. Por ejemplo, se ha reforzado el travesaño que conecta el subchasis trasero. Asimismo, se ha optimizado la forma del hueco de la rueda de repuesto.
-Se han llevado a cabo avanzadas simulaciones por ordenador de dinámica de fluidos con el fin de situar los elementos aerodinámicos en los puntos más estratégicos y maximizar su eficiencia. La aerodinámica es sobresaliente, lo que se aprecia en las prestaciones y en la eficiencia del vehículo.

Cadenas cinemáticas
-Se encuentran disponibles dos motores: un 2.0 l. Skyactiv-G de gasolina, disponible en dos niveles de potencia, y un 1.5 l. Skyactiv-D diésel Euro 6. Ambos se caracterizan por ofrecer una respuesta lineal y contundente, y por lograr unos consumos muy ajustados en condiciones reales.
-Existen transmisiones manuales y automáticas. La transmisión automática de seis velocidades Skyactiv-Drive contribuye a unos consumos excelentes, ofrece un tacto directo similar al de una transmisión manual y una aceleración suave y potente. Por su parte, la Skyactiv-MT es una transmisión manual de seis velocidades ligera y compacta con cambios suaves y un tacto preciso, que también influye positivamente en el consumo de combustible.
-Igualmente, se encuentra disponible un sistema de tracción total de nueva generación con reparto activo de par. Este sistema, que se utilizó por primera vez en el Mazda CX-5, facilita la conducción y favorece la estabilidad del vehículo. Utiliza el primer Sistema de detección y alerta de deslizamiento de las ruedas delanteras, que utiliza señales de un sensor para anticiparse a las intenciones del conductor y para adaptarse constantemente a las variaciones en las condiciones de conducción. Adicionalmente, el Mazda CX-3 utiliza un diferencial trasero compacto y ligero, de nuevo desarrollo.

Seguridad
Seguridad de primera clase: el requisito indispensable para disfrutar de la conducción del Mazda CX-3
En línea con la filosofía de seguridad "Mazda Proactive Safety", se han desplegado todos los esfuerzos posibles para minimizar el riesgo de que se produzcan accidentes y para maximizar las condiciones en las que el conductor puede conducir el vehículo de forma segura. Entre las medidas que ayudan a identificar de forma anticipada los riesgos potenciales y reducen la posibilidad de que se produzcan daños o lesiones, destaca la adopción de las tecnologías de seguridad avanzada i-ACTIVSENSE de Mazda. Estos elementos ayudan al conductor a disfrutar de cualquier salida, lo mismo en las calles de la ciudad, en autovía o en carreteras muy viradas.

La seguridad pasiva descansa en la sólida carrocería Skyactiv-Body. Se ha dedicado una especial atención a la protección de los ocupantes, lo cual ha llevado revisar los cinturones de seguridad y el sistema de airbags. Mazda tampoco se ha olvidado de la protección de los peatones. Como consecuencia de todo ello, el comportamiento de seguridad es magnífico y, sin duda, hará que el Mazda CX-3 alcance las máximas puntuaciones en las pruebas de impactos de todo el mundo.

Seguridad activa
-El uso de las avanzadas tecnologías de seguridad i-ACTIVSENSE, que emplean dispositivos de detección tales como radares de microondas, es una garantía de conducción segura en todo tipo de contextos: en ciudad, en autopista o en vías secundarias.

Seguridad pasiva
-El Mazda CX-3 incorpora la carrocería de alta resistencia Skyactiv-Body, que es capaz de absorber con gran eficacia la energía de impactos procedentes de cualquier dirección, evitando que el habitáculo se deforme. El elevado nivel de seguridad en caso de colisión dará al Mazda CX-3 las máximas calificaciones en las pruebas que llevan a cabo organizaciones de todo el mundo.
-Adicionalmente, se han incorporado distintos equipos y mecanismos de seguridad que protegen a los ocupantes en caso de accidente. Entre ellos, cabe mencionar el sistema de airbags SRS, la estructura de los asientos delanteros, que sujeta con firmeza la cabeza del ocupante, o los reposabrazos de las puertas, diseñados para absorber la energía de impacto.


Mazda CX-3 1
Mazda CX-3
Mazda CX-3 2
Mazda CX-3
Mazda CX-3 3
Mazda CX-3
Mazda CX-3 4
Mazda CX-3
Mazda CX-3 5
Mazda CX-3
Mazda CX-3 6
Mazda CX-3
Mazda CX-3 7
Mazda CX-3
Mazda CX-3 8
Mazda CX-3
Mazda CX-3 9
Mazda CX-3
Mazda CX-3 10
Mazda CX-3
Mazda CX-3 11
Mazda CX-3
Mazda CX-3 12
Mazda CX-3
Mazda CX-3 13
Mazda CX-3
Mazda CX-3 14
Mazda CX-3
Mazda CX-3 15
Mazda CX-3
Mazda CX-3 16
Mazda CX-3


| Fuente: Mazda