3 nov. 2014

Los padres quieren más control de sus hijos al volante

En España, el 43% de los padres de conductores noveles está a favor de un sistema de carnet de conducir por grados.


De acuerdo con el nuevo estudio llevado a cabo por Goodyear para Europa, Oriente Medio y África, casi la mitad de los padres de conductores noveles españoles (44%) abogan por la tecnología de caja negra (un tipo de tecnología telemática que monitoriza y registra la conducta al volante) que les permitiría controlar la velocidad y la conducta al volante de sus hijos.

En Europa, el porcentaje de apoyo a la tecnología de caja negra por parte de los padres es similar a la de los españoles: un 46% está a favor de su uso. Dentro de la UE, los países donde el apoyo es mayor son Italia (73%), Polonia (72%) y Rumanía (72%). Fuera de la UE, existe un gran respaldo en Turquía (85%) y Sudáfrica (79%).




La monitorización en el propio vehículo puede reducir significativamente las conductas de riesgo, sobre todo en el caso de los conductores jóvenes. Del estudio también se desprende que es más probable que los conductores noveles conduzcan con cuidado si saben que sus padres los están vigilando. De hecho, el 57% de los padres españoles creen que esta tecnología mejoraría el comportamiento de sus hijos al volante.

Estos nuevos datos provienen de la encuesta que Goodyear ha realizado a más de 6.800 padres de conductores noveles (entre 16 y 25 años) de 19 países a fin de entender mejor la opinión de los padres sobre la seguridad vial, tanto a la hora de dar ejemplo al volante, como de ayudar a sus hijos cuando aprenden a conducir. Esta investigación es la base de la nueva edición del Informe de Goodyear "La seguridad vial es lo primero: Mejorar la seguridad vial para conductores jóvenes".

John Lepine, presidente de la Asociación Europea de Autoescuelas, señala: "El uso voluntario de un sistema telemático (tecnología de caja negra) ayuda a los conductores jóvenes a cumplir las normas y les sirve para contenerse cuando sienten la tentación de dejarse llevar por "momentos de locura". Siempre que sea voluntario, hay pocas objeciones a su uso; sin embargo, si se convirtiese en obligatorio, se podría acusar al sistema de actuar como un "gran hermano" o quizás "gran progenitor", controlando constantemente al conductor novato".

Muchas compañías de seguros europeas están desarrollando pólizas de seguros que incluyen informes de caja negra para mostrar cómo conduce una persona. Algunas compañías de seguros adaptan sus primas en base al nivel de seguridad de la conducción en carretera e incluso pueden cancelar la póliza en caso de considerar al conductor demasiado "inseguro".

Según el estudio de Goodyear, además de vigilar a los conductores noveles, a muchos padres españoles les gustaría involucrarse activamente en el aprendizaje de sus hijos incluso por encima de la media europea. Así, un 62% expresó su deseo de que el profesor de la autoescuela de su hijo les haga llegar regularmente informes sobre su progreso frente a un 53% de la UE. Además, el 44% de los padres españoles querría asistir a las clases como pasajero frente al 40% en el caso de los padres europeos.

Olivier Rousseau, Vicepresidente de Neumáticos de Turismos de Goodyear para Europa, Oriente Medio y África, declaró: "El papel de los padres es esencial para asegurar que sus hijos se conviertan en conductores responsables y a ellos les gusta involucrarse más en su formación. Los principales responsables del área de la educación vial deben ofrecer a los padres más posibilidades de involucrarse y tomar el control".

La psicóloga del tráfico Margit Herle de Traffic Psychology International apoya esta petición: "Los padres, los profesores de autoescuela y toda el sistema social en el que nos movemos es responsable de enseñar a los jóvenes a conducir de forma segura y responsable".

Carnet de conducir por grados
Otra iniciativa encaminada a incrementar la seguridad vial que ha recibido un amplio apoyo por parte de los padres es el carnet de conducir por grados.

El sistema de carnet por grados está diseñado para que, con el paso del tiempo, los nuevos conductores vayan adquiriendo experiencia y habilidad en entornos de bajo riesgo. Normalmente, el carnet por grados restringe la conducción nocturna, en autopista o sin vigilancia durante las primeras etapas, así como la edad y el número de pasajeros, pero va eliminando estas restricciones conforme el tiempo avanza y el conductor va superando pruebas, hasta que en última instancia éste obtiene el carnet de conducir definitivo.

En España, el 43% de los padres de conductores noveles está a favor de un sistema de carnet de conducir por grados. En la UE, el 42% de los padres de conductores noveles está a favor, el mayor respaldo se encuentra en el Reino Unido, donde un 66% está a favor del permiso por grados y el menor en Suecia, con sólo un 15%. Esta división de opiniones se puede explicar por el hecho de que en ciertos países se aplican distintos sistemas. Fuera de la UE, el 85% de los padres turcos encuestados se manifestaron favorables al sistema. Goodyear recomienda que la Comisión Europea lleve a cabo una investigación sobre las ventajas que representa para la seguridad el permiso de conducir por grados.

Este estudio sobre la opinión de los padres de conductores noveles se basa en estudios previos relativos a jóvenes conductores y seguridad vial. En 2012, Goodyear encargó una encuesta que se realizó en toda Europa a más de 6.400 conductores jóvenes para estudiar su comportamiento hacia la seguridad vial. En 2013, la compañía volvió a encargar un estudio, esta vez sobre las opiniones de los profesores de autoescuela.

Goodyear ha contado con varios colaboradores para realizar este estudio. Los psicólogos de Traffic Psychology International han ayudado con el desarrollo del cuestionario y su opinión experta al estudio. La Asociación Europea de Padres también ha contribuido con su experiencia.

| Fuente: Goodyear