18 nov. 2014

La novena generación del neumático de invierno de GoodYear ya está aquí

El GoodYear UltraGrip 9 ya está disponible en el mercado para afrontar con mayor seguridad el invierno de 2014.


GoodYear anuncia el lanzamiento de la novena generación de su gama GoodYear UltraGrip de neumáticos de invierno. El nuevo neumático está ya disponible en el mercado para permitir a los conductores afrontar el invierno de 2014 con mayor seguridad siempre que la temperatura ambiente desciende de siete grados centígrados.

El GoodYear UltraGrip 9 está disponible en 33 medidas y con su gama de 14 a 16 pulgadas se dirige a coches pequeños y medianos y su precio de venta al público recomendado oscila entre los 79 y los 166 €, dependiendo de sus características. El neumático viene a reemplazar al modelo GoodYear UltraGrip 8, cuyo éxito le llevó a equipar a más de 7 millones de vehículos durante los últimos tres años.




Basado en parámetros de seguridad para el invierno
El GoodYear UltraGrip 9 ha sido desarrollado para responder a las necesidades de los consumidores europeos que buscan un neumático de invierno de alta calidad. El neumático también busca dar respuesta a las diferentes condiciones invernales que se dan en Europa, desde los días secos y fríos, pasando por el tiempo lluvioso y la escarcha, hasta la nieve.

Con la mente puesta en esta necesidad, el nuevo GoodYear UltraGrip 9 ofrece un mejor rendimiento en nieve en comparación a su predecesor. Para conseguirlo, los canales y bordes del diseño de la banda de rodadura del nuevo neumático se han desarrollado de tal forma que coinciden con la huella del neumático durante cualquier maniobra. Así, el neumático ofrece una buena respuesta durante la conducción, tanto en las curvas, como al frenar y al acelerar.

El elevado número de bordes y la especial amplitud de los canales en los hombros aumentan la manejabilidad en nieve. La geometría variable de los bloques proporciona una buena tracción en nieve. La elevada densidad de canales, con una huella más cuadrada, mejora las prestaciones sobre hielo, mientras que los surcos hidrodinámicos del GoodYear UltraGrip ofrecen una resistencia al aquaplaning y un rendimiento sobre aguanieve excelente, lo que permite al neumático afrontar las diferentes condiciones invernales que suelen darse en Europa. Durante días fríos y lluviosos, los bloques compactos del hombro, con tecnología 3D BIS, ofrecen un óptimo frenado sobre mojado.


El compuesto del GoodYear UltraGrip 9 también ofrece mejoras en relación a su predecesor. Se ha creado una mezcla especial en el compuesto, que incluye aceite vegetal y resina para la tracción en superficie mojada, ofreciendo mejores prestaciones en nieve y hielo y mejorando la adherencia del neumático en condiciones invernales. El GoodYear UltraGrip 9 es el primer neumático de invierno que se ofrece con dos dibujos diferentes, en función del tamaño. Se ha diseñado así para proporcionar las mejores prestaciones posibles en todos los tamaños de la gama.

"Los meses de invierno en Europa se caracterizan por unas condiciones meteorológicas cambiantes", explica Fabien Desarcon, Director de Marketing de Producto de GoodYear para Europa, Oriente Medio y África. "Por este motivo, debemos ofrecer un neumático que no sólo tenga un excelente comportamiento sobre nieve, sino que también rinda con aguanieve y grandes cantidades de agua, para esas situaciones 'no del todo invernales'. El GoodYear UltraGrip 9 cubre todas estas necesidades".


La capacidad del GoodYear UltraGrip para enfrentarse a diferentes condiciones invernales destaca aún más por el importante esfuerzo realizado para garantizar que el neumático mantenga sus excelentes propiedades invernales a lo largo de toda su vida útil. La continuidad de estas prestaciones durante toda la vida del neumático es posible gracias a los profundos canales que ayudan a mantener un rendimiento regular a medida que el neumático se va desgastando. Para ayudar a los conductores a controlar el desgaste de sus GoodYear UltraGrip 9, la banda del neumático dispone de un indicador "TOP" especial integrado en la misma, con la forma de un copo de nieve. Cuando el desgaste del neumático alcance los 4 milímetros de profundidad en la banda, el copo de nieve también se desgastará, avisando al conductor de que el neumático ya no resulta óptimo para condiciones invernales y que debería considerar la necesidad de cambiarlo.

El desarrollo del último neumático de invierno de GoodYear ha sido un proceso de más de dos años, basándose en los altos estándares ofrecidos por las ocho generaciones anteriores.

| Fuente: Goodyear | Alcance: España