4 nov. 2014

Con las bajas temperaturas tus neumáticos pierden presión, tenlo en cuenta

Revisar la presión adecuada de los neumáticos es importante antes de coger el coche en las frías mañanas.


El calor del popularmente conocido como "veroño" nos deja y es sustituido por el frío de las mañanas y las noches. En cualquier momento, muchas zonas de España se tendrán que enfrentar al frío e incluso a temperaturas bajo cero típicas del otoño.

En esta época del año conviene recordar que un descenso en la presión del inflado va unido a una caída en la temperatura de los termómetros. Los expertos de Goodyear explican que la presión de los neumáticos normalmente baja alrededor de medio kilo por cada variación de la temperatura de 10 grados.



"Un inconveniente es que muchos automovilistas no hayan revisado la presión de sus neumáticos desde que el tiempo ha cambiado con la llegada del frío. Si la última vez que los examinaron fue durante el verano, ahora estarán conduciendo vehículos con neumáticos deshinchados" ha declarado Steve Rohweder, Director de Tecnología de Neumáticos de Turismo.

Mantener una presión adecuada de inflado es lo más importante que los conductores deben hacer con sus neumáticos. El bajo inflado es el peor enemigo para un neumático ya que provoca un aumento del desgaste en el borde exterior del mismo. Además, genera un excesivo calentamiento y puede reducir la eficiencia de combustible al aumentar la resistencia a la rodadura.

Goodyear recomienda revisar la presión del neumático al menos una vez al mes con un manómetro fiable o visitando un taller especializado. La presión correcta del neumático viene en el manual del vehículo, en la tapa del depósito de combustible o en la puerta del conductor. Hay que tener en cuenta que la presión del inflado indicado en el flanco del neumático hace referencia a la presión "máxima", no a la presión "recomendada".

"Aunque los conductores pueden chequear la presión de sus neumáticos de manera simple y rápida, puede haber descuidos", ha declarado Rohweder. "Esto es peligroso porque las cuatro zonas de la goma que están en contacto con la superficie de la carretera son de vital importancia para el rendimiento del vehículo. Son fundamentales para la aceleración, tracción lateral y agarre en frenada".

La evolución de los sistemas de asistencia al conductor hace que cada día sean más comunes los monitores que indican la presión del neumático, capaces de alertar a los conductores cuando los niveles de presión del neumático bajan significativamente, pero Rohweder recomienda el antiguo método para revisar la presión del neumático para conseguir un rendimiento óptimo del mismo.

"Al menos una vez al mes, reserva unos minutos y revisa la presión del neumático con un manómetro en buen estado. No se puede saber si el neumático necesita aire sólo con un vistazo, puede que esté 1 kg por debajo de la presión recomendada y todavía tener buen aspecto", ha declarado.

| Fuente: Goodyear