5 oct. 2014

Jules Bianchi choca contra una grúa y se destroza la cabeza

Ahora mismo el piloto de Marussia está siendo intervenido de urgencia.


Casi a punto de terminar el Gran Premio de Japón de Fórmula 1 (en el cual Fernando Alonso tuvo que abandonar por problemas mecánicos en las primeras vueltas), el piloto Adrián Sutil (de Sauber) se salía de la pista y se estrellaba contra una de las protecciones. La dirección de carrera decidió continuar la disputa de la competición, y mientras una grúa se ocupaba en retirar el monoplaza de Sutil, Jules Bianchi, piloto francés de la escudería Marussia, se salía de pista con tan mala fortuna de acabar estrellado contra dicha grúa. En consecuencia del impacto se produjo un serio traumatismo que, según las últimas informaciones, afectaría a su cabeza.

El Gran Premio tuvo que suspenderse tras una bandera roja debido a todas las complicaciones para evacuar y las dificultades para garantizar la continuidad de la carrera, a falta tan solo de nueve vueltas.




Ahora mismo el estado de Sutil, de 25 años, es grave, y está siendo operado de urgencia (según la FIA, que califica también su estado de salud como crítico). Esto vuelve a traer sobre el tapete la necesidad de una mejora en la seguridad de la cabeza de los pilotos, porque a pesar del aumento de las medidas de seguridad en los coches, los cascos siguen siendo los puntos más débiles, al tener la cabeza totalmente expuesta. Se hace necesaria una mejora en la protección, bien como algunos indican con un cock-pit "cerrado", o con la introducción de pilares A (por delante y a los lados de la cabeza de los pilotos). También pone en entredicho la presencia de máquinas para la recogida o retirada de restos o de otros coches, por desgracia no es la primera vez que un elemento extraño en pista provoca un accidente.

Debido a la falta de cámaras en el lugar (la única que grababa esa zona del trazado estaba oculta por el propio accidente de Sutil) no hay imágenes en vídeo del momento del impacto. Obviamente sí que puede haberlas desde las cámaras que llevan los propios coches, pero parece que la FIA no ha querido difundirlas. El vídeo que tienes a continuación nos muestra el accidente de Adrian Sutil y, casi de inmediato, el de Bianchi, que se produce por detrás del primero.



| Redacción: Revista Coche