30 oct. 2014

Ganvam reclama que se prorroge el PIVE 6 a la espera de la llegada del PIVE 7

Los vendedores estiman que el mercado crecerá un 23% en octubre, sumando ya catorce meses de subidas consecutivas.


El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, confirmó hoy que el PIVE 6 ha consumido ya la totalidad de los 175 millones de euros de dotación, por lo que solicitó una prórroga de las ayudas de aquí a final de año con el fin de evitar que el mercado se paralice a la espera de que entre en vigor la séptima edición el próximo año.

Ganvam –que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas- estima que gracias al impulso de los incentivos a la compra, las matriculaciones crecerán previsiblemente hasta un 23% en octubre, concatenando así catorce meses consecutivos de subidas, lo que en el más conservador de los casos supone terminar el año con un volumen de ventas cercano a las 850.000 unidades, un 17% más.



Los vendedores, que celebraron hoy en Madrid una jornada sectorial sobre el futuro del sector y la rentabilidad de la distribución, advirtieron que la recuperación del mercado está ligada a la continuidad del plan al menos hasta que las mejoras de los indicadores macroeconómicos se trasladen a la economía doméstica y el crédito comience a fluir realmente; una realidad cada vez más cercana, sobre todo, tras los resultados de los test de estrés, que sitúan a la banca española como la más saneada de Europa.

Por esta razón, consideran que la postura más idónea sería sacar adelante con cierta anticipación la séptima edición del PIVE para evitar que se detenga esta inercia positiva de las ventas, máxime cuando ya hay una partida aprobada a cargo de los Presupuestos Generales del Estado del próximo año.

Para los vendedores, este programa de incentivos está actuando no sólo como dinamizador del mercado sino también como un elemento rejuvenecedor del parque, contribuyendo a retirar de la circulación vehículos con una antigüedad media de 16 años, en un momento en el que el parque suma más de 11 millones de coches por encima de los diez años, con el efecto negativo que tiene para la siniestralidad y el medio ambiente.

Mejorar la calidad del VO
Esta creciente antigüedad del parque tiene también correlación directa con el mercado de ocasión, donde el vehículo mileurista protagoniza más de la mitad de las operaciones que se llevan a cabo por su bajo precio y facilidad de pago al contado, lo que lo convierte en un sector cualitativamente mejorable, aunque cuantitativamente sea fuerte. Según las previsiones de Ganvam, este año se venderán alrededor de 1,7 millones de usados, alrededor de un 4% más, lo que supone que por cada coche nuevo se venden dos de segunda mano.

En este sentido, una de las medidas que contribuiría a incentivar el mercado de ocasión con vehículos más jóvenes sería la inclusión en la próxima edición del PIVE de ayudas a usados a cambio de la entrega de uno de más de diez. De esta forma, no sólo se mantendría la filosofía de achatarramiento que inspiró el antiguo Plan Prever, sino también su firme apuesta por el VO como alternativa de movilidad.

Junto al fenómeno del mileurismo otra de las lacras que arrastra el mercado de ocasión es la proliferación de la venta y reparación ilegal de vehículos en la vía pública. Dado que la erradicación de estas prácticas es una demanda histórica que el Proyecto del nuevo Reglamento General de Circulación recogía en su borrador inicial pero que posteriormente se retiró, Ganvam ya ha formulado las alegaciones correspondientes, además de tener abierta una ronda de negociaciones al más alto nivel con el Ministerio de Industria o la Dirección General de Tráfico.

Según la patronal de vendedores, al prohibir expresamente la venta pirata por parte de pseudoprofesionales que se hacen pasar por particulares –hablamos del 10% de las ventas en el canal privado (unas 170.000 unidades anuales)- se terminará con un mercado negro que genera al sector legalmente establecido unas pérdidas de más de 300 millones de euros al año.

Por su parte, poner cerco a la talleres que operan al margen de la ley supondrá aflorar más de 350 millones de euros anuales que se defraudan a las arcas públicas en impuestos y cotizaciones sociales, además de evitar al sector unas pérdidas que sólo en los últimos seis años acumulan 3.500 millones de euros.

La reforma de la fiscalidad del automóvil, otra asignatura pendiente
Durante su participación en el encuentro, Ganvam recordó que la reforma de la fiscalidad del automóvil es otra de las asignaturas pendientes en las que el sector trabaja conjuntamente con la Administración para conseguir una tributación orientada a penalizar el uso del coche en lugar de la compra, en línea con las directrices europeas, lo que pasaría por eliminar el anacrónico Impuesto de Matriculación del que actualmente están exentos más del 50% de los vehículos.

Esta revisión fiscal contempla también la reforma del Impuesto de Circulación y su adecuación a criterios medioambientales, así como la eliminación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para concesionarios y compraventas. Además, se pretende una rebaja de la tributación a los conductores con coche de empresa y la desgravación en el IRPF de las cuotas de renting para particulares, lo que favorecerá el cambio de coche cada cuatro años, frenando el envejecimiento del parque y ayudando a cumplir con el objetivo de la DGT de rebajar a siete años o menos su antigüedad media para 2016.

| Fuente: Ganvam | Alcance: España