7 oct. 2014

Buenas noticias para Peugeot y Citroen: PSA seguirá usando los motores de BMW

Peugeot y Citroen podrán seguir usando los motores THP, que son uno de los mejores propulsores de gasolina del momento en materia de robustez y diseño.


Diseñados originariamente por y para BMW, y bajo la denominación de THP bajo el grupo PSA (Peugeot-Citroën), estos espectaculares motores de gasolina eran de los pocos en el mercado con un diseño "de la vieja escuela" (es decir, robusto) y con distribución por cadena (los puedes ver "destripados" aquí). Peugeot, que en diesel tenía muy buenos motores (al menos en los ochenta, los actuales es otro cantar y están muy lejos de aquéllos de gasoil que tanta buena fama le dieron), en gasolina pecaba de tener los motores más viciados, esperpénticos y endebles del mercado. Esto es así porque abandonó la evolución de los motores que heredó de SIMCA (motores muy robustos y duraderos, que decidió dejar en el olvido para apostar por los suyos propios), y se encontró en la década pasada con unos motores de gasolina muy poco eficientes, nada fiable y muy mal diseñados. Para intentar solucionarlo de manera urgente y sin perder tiempo se alió con BMW, obteniendo del fabricante alemán sus geniales motores con el diseño que ahora ves en los THP y que actualmente fabrica la propia Peugeot (bueno, Peugeot y Citroen, ya sabes que ambas marcas son básicamente la misma en cuanto a mecánicas).

El caso es que con la crisis tan acuciante que vivió PSA para intentar solucionarla se alió con GM, así que BMW decidió abandonar a PSA (y también Ford). Todos esto trajo consigo bastantes consecuencias: por un lado Ford dejará de usar los propulsores diésel de Peugeot que venía usando hasta ahora, y BMW seguirá su propio desarrollo para los motores más pequeños que montan en los Mini.




Pero la parte buena es que PSA se quedará con lo mejor de todo este galimatías, ya que en el acuerdo de colaboración se incluía que los franceses podrían seguir desarrollando, fabricando y montando los THP de BMW. ¿Esto qué significa? Significa que mientras BMW monta motores distintos en sus coches, Peugeot, sin embargo, podrá seguir montando los antiguos y mucho mejores THP, mientras también los evoluciona, sin tener que perder el tiempo en diseño, puesto que parte de un buenísimo motor genialmente diseñado (y que fue ya en su día motor del año, por cierto).

Qué ironía, y quién lo iba a decir: resulta que en gasolina, y en su franja de potencia media al menos, Peugeot tiene ahora mejores motores que BMW. Esperemos en que no desaproveche la ocasión como en su día le ocurrió con SIMCA y, ahora sí, se mantenga en la línea de seguir trabajando con los buenos motores de BMW.

Por supuesto, de todo esto quienes saldrán beneficiados son los clientes de Peugeot y Citroen (al menos los que compren gasolina), ya que obtendrán motores BMW, a precio de Peugeot. No está mal.

| Redacción: Revista Coche