16 sept. 2014

ZF compra la compañía TRW por más de 13.000 millones


La alemana ZF Friedrichshafen y la americana TRW Automotive Holdings Corp. han firmado un contrato vinculante en referencia a la adquisición de TRW por parte de ZF, un hecho que confirmaron ambas empresas hace apenas unas horas. La unión de las dos sociedades se traducirá en un volumen de unos 30.000 millones de euros y más de 138.000 empleados, con lo que figurará entre los más voluminosos entre las grandes compañías.

Ambas empresas se han situado en segmentos con grandes crecimientos y se benefician de las tendencias actuales dirigidas a la reducción de consumo, las cada vez mayores exigencias de seguridad de los automóviles y la conducción "sin conductor". ZF es un consorcio tecnológico especializado en la tecnología de tracción y de chasis, mientras que TRW es un importante proveedor de tecnología de seguridad activa y pasiva, además de modernos sistemas de asistencia al conductor. Ambas empresas tienen actualmente un gran éxito que se basa en la elevada calidad de sus productos y en su constante innovación.




La inversión en I+D de las dos empresas se mueve por los 1.500 millones de euros. Stefan Sommer, presidente de la junta de ZF, explica que TRW encaja a la perfección en la estrategia de negocio a largo plazo de ZF. Esta transacción une a dos empresas con grandes éxitos que destacan por su gran crecimiento e innovación igual que por su solidez financiera. "Mejoramos nuestras perspectivas de futuro aún más al ampliar nuestra gama de productos en segmentos sumamente atractivos".

Sommer explica: "Se trata de una importante adquisición que tiene el espíritu de unir socios; nos alegramos mucho de dar la bienvenida a los empleados de TRW. Para aprovechar al máximo el potencial que nos da esta fusión, apoyamos plenamente la colaboración. El distrito de Detroit y los alrededores continúa siendo un importante puntal para ZF. Estamos convencidos de que los empleados de ambas sociedades se verán beneficiados de las posibilidades de futuro que ofrece una empresa de mayor tamaño y con un catálogo de productos más amplio".

John C. Plant, presidente de TRW, dijo: "Apreciamos a ZF desde hace mucho tiempo y la consideramos una empresa de gran éxito en nuestro negocio, con ideas idénticas a las nuestras en cuanto a valores y de cara a las innovaciones. Esta transacción ofrece numerosas ventajas no solo para los accionistas, que reciben una oferta sólida del valor total de sus acciones, sino que también produce ventajas para nuestros empleados, clientes y para las plantas de producción repartidas en todo el mundo. Todos podrán beneficiarse de ser parte de una organización más amplia y más global. Nuestros empleados, gracias a sus admirables esfuerzos, han hecho de TRW la empresa única que es hoy día; nuestra gran competencia demuestra el resultado de su duro trabajo".

Con la compra de TRW, ZF aumentaría sus volumenes de negocio en más del doble en China y los EE.UU., dos de los más importantes mercados. ZF está representado en los EE.UU. desde 1979 y cuenta con 12 plantas de producción, entre ellas la nueva planta para la producción de la caja de cambio automática en Carolina del Sur, inaugurada en 2013. Con la unión de las empresas el volumen anual crecería, de los actuales 2.800 millones de euros, a los 6.500 millones de euros.

También en China aumentaría el volumen de negocio. China lleva dos terceras partes del volumen regional de la zona de Asia-Pacífico de unos 3.000 millones. Junto con TRW, el volumen será de unos 4.000 millones de euros. La unión de ambas empresas contaría con un volumen de negocio de unos 5.400 millones de euros en el área de Asia-Pacífico.

Ambas compañías han invertido masivamente en el crecimiento de sus plantas internacionales en los últimos años. Además, ambas tienen importantes plantas de producción y joint-ventures en China. ZF actualmente amplía su centro de I+D en Shanghai con 800 empleados, a solo media hora de distancia del nuevo centro de I+D+d de TRW, un centro que será el mayor de TRW en el mundo entero y que dará empleo a 1.200 personas.

La nueva compañía resultante de la adquisición de TRW por parte de ZF alcanzará la mitad de su volumen de negocio en Europa y la otra mitad en América, Asia y el resto del mundo. Además ofrece productos tanto para el mercado de grandes volumenes como para los fabricantes de modelos Premium. TRW mueve gran parte de su volumen en el mercado de las grandes series y tiene buenas relaciones con grandes fabricantes tanto en EE.UU. como en Europa. ZF cuenta con una cartera de clientes más amplia y está muy bien representado en el mercado de los automóviles Premium. Además ambas sociedades también suministran a fabricantes asiáticos.

La sede central de ZF continuará siendo Friedrichshafen, en Alemania. TRW se integrará como una división separada. Hasta el momento no se han tomado más decisiones en lo referente a los altos cargos. Se crearán equipos de integración entre empleados de ambas firmas para garantizar una buena colaboración y un rápido crecimiento. Se intentarán resolver de esta manera los grandes desafíos. Debido a que ambas compañías se complementan, lo más importante será el crecimiento. Se calcula mejorar las sinergias de los costes principalmente a través de una mejor posición a la hora de las compras y en mejorar los procesos de compras.

Según lo acordado, ZF adquiere la compañía TRW pagando en efectivo unos 12.400 millones de dólares sobre la base del Equity Value. Los accionistas de TRW recibirán 105,60 dólares americanos en efectivo por cada acción.

| Fuente: ZF