9 sept. 2014

Renault fabricará coches eléctricos para el Grupo Bolloré


Tras la firma de un acuerdo de intenciones en septiembre de 2013, los Grupos franceses Renault y Bolloré se convierten, a día de hoy, en socios con el objetivo de hacer progresar juntos el vehículo eléctrico a través de tres acuerdos referentes a los siguientes temas:

- un acuerdo de cooperación industrial: la fábrica de Renault de Dieppe (Seine Maritime, Francia) ensamblará vehículos eléctricos Bluecar del Grupo Bolloré, desde el 2º semestre de 2015,
- la creación de una joint-venture destinada a comercializar soluciones integrales de coches compartidos con vehículos eléctricos en Francia y en Europa,
- la realización de un estudio de viabilidad confiado por el Grupo Bolloré al Grupo Renault que versará sobre la concepción, el desarrollo y la fabricación por parte de Renault de un nuevo vehículo eléctrico urbano equipado con una batería de Litio Metal Polímero (LMP) de 20 kwh.

El desarrollo del vehículo eléctrico es esencial para ofrecer una respuesta a los desafíos ecológicos, especialmente en lo referente los problemas de calidad del aire y de movilidad en las ciudades.




Reducir el impacto medioambiental
Para reducir drásticamente el impacto del automóvil sobre el medioambiente, el desarrollo del vehículo eléctrico y del coche compartido no es una opción, es una revolución necesaria.

Gracias al vehículo eléctrico, los impactos globales sobre el medioambiente se dividen por 2 con respecto a un vehículo térmico equivalente. Los vehículos eléctricos, que no emiten ni CO2, ni olor, ni partículas finas (exceptuando piezas de desgaste) durante la circulación permiten mejorar de forma significativa la calidad del aire y las molestias sonoras, en particular en las ciudades. Sin los vehículos eléctricos, la calidad del aire en las ciudades sólo puede progresar a ritmo lento: el de la renovación del parque térmico y de las evoluciones reglamentarias sobre emisiones contaminantes.

Los vehículos eléctricos, muy agradables de conducir han sabido seducir, desde su lanzamiento, tanto a los clientes particulares como los de flotas de empresa. El mercado del vehículo eléctrico crece 20 veces más rápido que el mercado híbrido en su momento. Las ventas de vehículos eléctricos progresan en todas las partes del mundo: + 100% en Francia, +250% en Estados Unidos, +50% en Alemania (2013 frente a 2012).

Ambos Grupos, Renault y Bolloré, han decidido aliar sus fuerzas complementarias. El Grupo Renault capitaliza un savoir-faire sobre la concepción, el desarrollo y la industrialización de vehículos eléctricos (ZOE, Kangoo, Twizy). Por su parte, el le Grupo Bolloré se posiciona como un actor principal en el stockaje de electricidad, allí donde el coche compartido de vehículos 100% eléctricos constituye una aplicación valiosa tras el éxito de Autolib en Paris.


Acuerdo de cooperación industrial
El Grupo Bolloré ha decidido confiar progresivamente a Renault, líder del vehículo eléctrico en Europa, el montaje de sus Bluecar (hasta el momento realizado en Italia). El montaje de estos vehículos se llevará a cabo en la fábrica de Renault de Dieppe (Seine Maritime, Francia) desde el segundo semestre de 2015. Para la fábrica de Dieppe, se trata de un reconocimiento en términos de savoir-faire, y una oportunidad de futuro para el conjunto de sus trabajadores.

La fábrica de Dieppe está especializada en la producción de pequeñas series. Produce actualmente el Renault Clio IV R.S. y producirá el futuro Alpine, cuya comercialización está prevista para 2016. La fábrica de Dieppe se apoyará en el savoir-faire del Grupo Renault en materia de vehículos eléctricos. Se va a crear un nuevo taller de montaje dentro de la factoría para albergar la producción de estos vehículos. El Grupo Bolloré tendrá de este modo acceso a un aparato industrial moderno y adaptado a sus fabricaciones, lo que le permitirá una reducción significativa de costes.

Creación de una joint-venture para el coche compartido
En una época en la que varias ciudades han debido tomar medidas de carácter coercitivo para frenar la circulación de automóviles para frenar los problemas de calidad del aire, ambos Grupos han decidido crear una joint-venture cuyo objetivo será instalar soluciones integrales de coche compartido de vehículos eléctricos en Francia y en Europa. Esta sociedad pertenecerá en un 30% al Grupo Renault y un 70% al Grupo Bolloré.

En el marco de este acuerdo, las redes de coche compartido de Lyon (Bluely) y Burdeos (Bluecub) propondrán a sus clientes, desde el segundo semestre de 2014, la posibilidad de utilizar Twizy, vehículo de usos diferentes y complementarios con respecto al Bluecar, ya disponible como coche compartido en Lyon y Burdeos.

La introducción de vehículos Renault (Renault Twizy y Renault ZOE) en la flota de coche compartido será progresiva hasta alcanzar lo antes posible un 30% de la flota de vehículos eléctricos puesta en servicio.

Estudio de viabilidad de un bluecar de 3 plazas
El Grupo Bolloré ha decidido confiar a Renault un estudio de viabilidad cobre la concepción, el desarrollo y la industrialización de un vehículo más pequeño que la Bluecar actual ( 3 plazas en lugar de 4 ) en una factoría del Grupo Renault en Francia, que podrá acompañar el desarrollo de las operaciones de coche compartido. Este vehículo podrá igualmente ser comercializado para particulares, empresas y administraciones públicas.

Este vehículo eléctrico vendrá equipado con una batería de Litio Metal Polímero (LMP) Blue Solutions con una capacidad de 20kwh.

| Fuente: Renault | Alcance: Francia