30 sept. 2014

Innovación eléctrica de Kia en París

Kia presentará en el Salón de París el prototipo Kia Optima T-Hybrid con baterías de plomo-carbono.


Kia desvelará el prototipo Kia Optima híbrido parcial en el Salón de París de 2014, el 2 de octubre. Es la primera aplicación y demostración del innovador sistema de propulsión híbrido parcial de la marca.

El prototipo Kia Optima T-Hybrid (turbo hybrid) está propulsado por el motor turbodiesel de 1,7 litros CRDi, combinado con un pequeño motor eléctrico alimentado por una innovadora batería de plomo-carbono de 48 V. El prototipo del sistema de propulsión diésel-eléctrico, mostrado anteriormente en el Salón de Ginebra, permite que el prototipo Kia Optima T-Hybrid se desplace en modo eléctrico en recorridos a baja velocidad o a una velocidad constante que no requiera mucha potencia, además de aprovechar la deceleración para recargar la batería.




Kia ha seleccionado la batería de plomo-carbono para el sistema híbrido parcial porque, a diferencia de la de iones de litio, no necesita un sistema activo de refrigeración y es más fácil de reciclar al final de su vida útil.

Este vehículo lleva incorporado un sistema de emisiones cero con parada y arranque automáticos y un nuevo alternador/motor de arranque movido por correa, que reemplaza alternador normal, lo que implica que el motor puede arrancar casi sin ruido ni vibraciones. Instalar este sistema de propulsión en el Kia Optima ha permitido a los ingenieros utilizar una batería y un motor de arranque más pequeños, lo que mejora la distribución de peso y la estabilidad.

El sistema también permite la instalación de un innovador compresor eléctrico para el motor CRDi, además del turbocompresor normal, que proporciona un aumento de potencia y par motor en todo régimen del motor. El compresor eléctrico contribuye a aumentar, especialmente, el par motor y la respuesta del motor a bajo régimen.

Dado que aún está en fase de desarrollo, no hay confirmados datos de prestaciones y consumo para este nuevo sistema de propulsión o su aplicación en el prototipo Kia Optima T-Hybrid. Sin embargo, los ingenieros de Kia tienen como objetivo una reducción significativa de las emisiones de CO2 y un incremento de potencia entre el 15 y el 20 por ciento, para cualquier modelo que pueda ser equipado con este sistema de propulsión. Actualmente, el Kia Optima de 136 CV con motor diésel de 1,7 litros produce unas emisiones de CO2 de 128 g/km (cuando está equipado con el sistema ISG de parada y arranque automáticos y la caja de cambios manual).

"En el futuro, nuestro sistema de propulsión híbrido parcial podrá ofrecer a los clientes de Kia mayores prestaciones y menores costes de utilización, sin sacrificar las cualidades que se esperan de un vehículo Kia: una estabilidad dinámica, confort de suspensión y un nivel de calidad alto. Presentada por primera vez en el Kia Optima T-Hybrid, esta tecnología reducirá el coste de utilización de nuestros automóviles, al tiempo que seguirán siendo asequibles y con una gran relación valor/precio para nuestros clientes", ha comentado Michael Cole, Director de Operaciones de Kia Motors Europa.

"El nuevo sistema híbrido parcial es el máximo exponente de nuestra tecnología para mejorar el rendimiento de nuestro modelos con motor de combustión interna. En el futuro, tecnologías como esta ayudarán a Kia a reducir las emisiones de la flota en Europa," añadió Cole.

Todavía en desarrollo, no se ha confirmado aún un plan para la fabricación en serie del prototipo Kia Optima T-Hybrid. El sistema de propulsión T-Hybrid permanece en estudio para los nuevos modelos de Kia en el futuro.

| Fuente: Kia