5 sept. 2014

Casi el 5% más de riesgo de averías por falta de mantenimiento (y lo que más se estropea son los embragues)


Dentro del balance de los trayectos estivales, el Real Automóvil Club de España (RACE) ha analizado las miles de asistencias realizadas durante los meses de verano, detectando un importante aumento de las averías mecánicas, muchas de ellas relacionadas directamente con elementos de seguridad. Los datos recogidos por el RACE demuestran que la falta de mantenimiento ha provocado un aumento del 4,5% de las averías en carretera. En este sentido, el club de automovilistas alerta de los riesgos que provoca circular con un vehículo en mal estado, y solicita mantener las ayudas para la renovación del parque (planes PIVE) y una reducción del IVA en los elementos de seguridad.

Según los datos oficiales, durante el verano ha aumentado el número de desplazamientos en más de un 3%. Frente a esta cifra, en la información analizada por el servicio de operaciones de asistencia del RACE destaca un aumento del 4,5% de las averías en carretera, lo que supone que los vehículos han empeorado su fiabilidad mecánica.




En su balance, la DGT ha publicado que la edad media de los vehículos accidentados durante este verano supera los 11 años de antigüedad. Si al dato de un parque envejecido le sumamos el aumento de las averías por falta de mantenimiento, observamos una situación potencialmente peligrosa en las carreteras, que se debe abordar mediante el acceso del usuario a un mayor número de sistemas de seguridad, y a la concienciación del usuario sobre la necesidad de mantener su vehículo en perfecto estado, lo que mejora la respuesta en caso de un incidente en carretera, y reduce el riesgo de accidente.

Si comparamos las miles de asistencias realizadas por el RACE en el verano de 2014 (con datos recogidos desde el día 1 de julio hasta el día 31 de agosto) con el mismo periodo que 2013, se observa un aumento del 8,1% en las solicitudes de asistencia mecánica, con más de 272.000 peticiones de ayuda en carretera.

Si tenemos en cuenta el tipo de avería, los problemas derivados de los neumáticos, como pinchazos, reventones o presión incorrecta con aviso de emergencia, han aumentado un 14,4%. Dentro de los percances provocados por los neumáticos destaca peligrosamente el aumento de los casos en los que se han producido reventones, multiplicándose casi por seis con respecto al mismo periodo de 2013. Como dato curioso, casi la mitad de los conductores que habían sufrido un reventón no disponía de un sistema para continuar la marcha, ya sea por problemas con su rueda de repuesto o por no disponer de ella.

Tabla con el porcentaje de variación por avería. Diferencia 2014/2013

Grupo por percance: Dif. 2014 / 2013

- AVERIA EMBRAGUE: 24,5%
- AVERIA NEUMATICOS: 14,4%
- AVERIA DIRECCION: 13,3%
- AVERIA FRENOS: 12,1%
- AVERIA SUSPENSION: 7,5%
- ACCIDENTE: 6,9%
- AVERIA REFRIGERACION: 1,9%

Incentivar el cambio de vehículo y los sistemas de seguridad
Pese a que los datos de fallecidos en verano suponen la cifra más baja desde 1960, la tendencia observada en los últimos meses, con un aumento de los muertos en carretera, obligan a reforzar las políticas en seguridad vial desde todos los ámbitos, ya sea nacional, autonómico y local, para impulsar medidas que redunden en una reducción de la siniestralidad. Ante una menor inversión en carreteras, vehículos con problemas de mantenimiento o un mayor volumen de tráfico, existe un riego alto de agravar el problema de la siniestralidad en los próximos meses si no se toman medidas urgentes que incidan en los factores reales, y que ayuden a reducir la probabilidad de accidente.

El observatorio de conductores DUCIT-RACE alertó antes del verano que un 21,7% de los conductores españoles había reducido los gastos en mantenimiento. Con un parque envejecido y un coche mal mantenido, el riesgo de accidente, y de lesiones, aumenta. Para evitar esta situación, el RACE propone mantener los planes de incentivos a la compra (Planes PIVE) y reducir el IVA en los productos de seguridad, ya sean equipados en el propio vehículo (como el ABS, el ESP...) así como los de protección (casco, sillitas infantiles...). Facilitando el acceso a los sistemas de seguridad, se potenciaría su uso, reduciendo la accidentalidad y la lesividad.

Resumen
- Durante los meses de verano se ha detectado una alarmante subida de los problemas por neumáticos, aumentado un 14,4% respecto al mismo periodo de 2013.
- Se incrementan los problemas provocados por fallos en el embrague, en los neumáticos, en la dirección y en los frenos, elementos claves en la seguridad.
- La mitad de los conductores que habían sufrido un reventón no disponía de un sistema para continuar la marcha.
- Las asistencias en carretera, realizadas como consecuencia de un accidente de tráfico, suben un 7% en verano respecto al mismo periodo de 2013.

| Fuente: RACE | Alcance: España