15 ago. 2014

Previo del rally de Alemania para Citroen


Celebrado por primera vez en 1982, el Rally de Alemania se trasladó a su actual sede de Trier en 2000. Desde 2001, el año antes de que se incorporara al calendario WRC, Citroen Racing ha permanecido imbatible en esta prueba. La primera victoria, conseguida como parte del Campeonato de Europa de Rallys, fue para Philippe Bugalski y Jean-Paul Chiaroni con un Citroen Xsara WRC. En 2002, el año del debut del Rally de Alemania en el calendario WRC, Sébastien Loeb y Daniel Elena ganaron su primera prueba de alto nivel.

Con el Citroen Xsara WRC y el Citroen C4 WRC, el dúo franco-monegasco consiguió ocho victorias consecutivas. Sébastien Ogier y Julien Ingrassia tomaron el testigo en 2011 con el Citroen DS3 WRC, antes de que Loeb y Elena lograran una última victoria en 2012. El año pasado, la racha ganadora continuó gracias a Dani Sordo y Carlos del Barrio, también con un Citroen DS3 WRC.




Menor altura, amortiguadores más duros y frenos más grandes para los Citroen DS3 WRC
En los próximos dos meses, tres de los cuatro rallys se rodarán sobre asfalto. La superficie requiere componentes y reglajes muy específicos, que les han dado ventaja a los coches preparados en Versalles de forma consistente.

"Para todos, para los técnicos, ingenieros y pilotos, es un punto importante de la temporada", subrayaba Yves Matton, director de Citroen Racing Team. "Tenemos que acostumbrarnos de nuevo a estas condiciones que no hemos experimentado desde el Rally de Francia en octubre de 2013. Las pruebas serán tan importantes para los pilotos como para el resto del equipo. Hay que recuperar parte de tus reflejos para prepararse para esta primera prueba sobre asfalto de la temporada. Y el Rally de Alemania es especialmente importante para Citroen porque tenemos once victorias consecutivas".

Los Citroen DS3 WRC no son muy distintos a los que se usaron hace poco en Cerdeña, Polonia y Finlandia. "Son los mismos coches", confirmaba Didier Clément, Ingeniero Jefe de Operaciones de los Citroen DS3 WRC. "Dado que estamos limitados a seis chasis por temporada para ambos equipos, no hay un chasis específico para las pruebas de asfalto. La única diferencia se refieren a la altura de las suspensiones, los amortiguadores, los frenos, las horquillas y las bieletas".

Los preparativos empezaron con una configuración ya conocida, en las riveras del Mosel y en la base militar de Baumholder: "El coche tiene que ser fácil de pilotar para que los pilotos tengan la confianza necesaria para presionar en los tramos rápidos de los viñedos. También hemos intentado desarrollar nuestros conocimientos de cómo responden los neumáticos en distintas condiciones meteorológicas. Durante la carrera en sí, uno de los aspectos clave implicará tener previsiones meteorológicas precisas. En los últimos diez años, el Rally de Alemania se ha desarrollado muy pocas veces con las carreteras completamente secas".

Un nuevo capítulo para Mads Ostberg
Competitivo en todas las superficies, con podios en Suecia, Portugal e Italia, Mads Østberg lleva sin conseguir ningún punto. El noruego intentará poner fin a esa mala racha en Alemania: "Aunque tenía un buen ritmo, naturalmente me decepcionó el resultado de los últimos dos rallys. El Rally de Alemania debería darme la oportunidad de dejar atrás esa mala racha. Me gusta pilotar sobre asfalto y mientras más kilómetros hago más agusto me siento. Con cuatro participaciones, me siento con bastante experiencia en estos tramos".

Actualmente cuarto en la clasificación del Campeonato del Mundo, Mads competirá en su primer rally de asfalto con el Citroen DS3 WRC: "Tengo mucha fe en el equipo. El coche siempre ha sido rápido en esta superficie. Ahora depende de mí tener la oportunidad de lograr un buen resultado. Si todo va bien, creo que podemos aspirar a estar entre los cinco primeros".

Kris Meeke no ha olvidado cómo se pilota sobre asfalto
Aunque nunca ha competido en Alemania con el Citroen DS3 WRC, Kris Meeke está encantado de volver al asfalto con el coche con el que terminó tercero en Montecarlo. "No he competido en un rally completamente de asfalto desde hace tres años", confirmaba el nor-irlandés. "Pero uno se acuerda pronto. ¡Es como ir en bicicleta! Sé que el Citroen DS3 WRC es competitivo y el equipo conoce perfectamente el rally. Tengo todo lo que necesito para hacerlo bien aquí".

A pesar de haberse perdido el rally los últimos dos años. Kris ya ha tenido buenas actuaciones en Alemania, donde consiguió un podio y una victoria en el JWRC hace casi diez años: "Tengo muy buenos recuerdos de haber competido aquí con el C2 Super 1600 y de mi experiencia en WRC en 2011. Hay tres tipos de superficie muy distintos. El ritmo cambia constantemente. Tengo que acostumbrarme a algunas cosas con el Citroen DS3 WRC, pero espero poder seguir donde lo dejé en Finlandia".

De los viñedos al panzerplatte
El shakedown del Rally de Alemania empieza el jueves 21 de agosto a las 9.30am. Cada equipo debe completar al menos dos pasadas por Konz, un tramo de 4,55km situado cerca del parque de asistencia Messepark. La ceremonia de salida se celebrará ante la Porta Nigra de Trier. Después de una sesión de autógrafos a las 7.00pm, los participantes conducirán sus coches al parque cerrado después de salir del podio.

El viernes, los coches se dirigirán al oeste, con el orden de salida basado en la clasificación del Campeonato del Mundo. No muy lejos de Luxemburgo, Sauertal (14,14km – 8.38am/2.42pm), que ya se rodó en 2013, al que seguirán Waxmeiler (16,40km – 9.56am/4.00pm), un tramo nuevo cerca de la frontera belga, y después Moselland (21,02km – 11.19am/5.23pm), que se completa en dirección opuesta a la del año pasado.

La etapa del sábado empezará hacia el este, con Stein & Wein (17,53km – 7.38am/2.31pm), todavía en los viñedos, y luego Peterberg (11,08km – 8.38am/3.31pm) con sus muchos cambios de dirección. El bucle continuará en la base militar de Baumholder. Este año, se han diseñado dos tramos en este emplazamiento único en el calendario WRC: primero un tramo corto, el Arena Panzerplatte (3,03km – 9.51am/4.44pm), y luego el larguísimo Panzerplatte Lang (42,51km – 10.06am/4.59pm) con el Hinkelstein y el famoso salto Gina.

El programa del último día incluye dos tramos, situados al noreste de Trier, con dos pasadas por cada uno: Dhrontal (18,03km – 7.28am/10.55am) y Grafschaft (19,27km – 8.04am/12.08pm), que será la Power Stage en la segunda pasada. El rally está previsto que termine en la Porta Nigra a partir de las 2.30pm.

| Fuente: Citroen