2 jul. 2014

El dueño de Caterham F1 vende su equipo


No por esperada (desde hacía semanas se venía rumoreando la noticia de que la escudería de Fórmula 1 estaba a la venta, debido a sus penosos resultados en la competición) es menos sorprendente la noticia de la venta -que no desaparición- del equipo Caterham F1. La escudería acaba de confirmarlo hace apenas unas horas, anunciando que Tony Fernandes y sus socios la han vendido a "un consorcio de inversores suizos y de Oriente Medio", sin especificar más sobre quienes han sido los compradores.

Pero esto no significa que Caterham vaya a desaparecer de la Fórmula 1. De momento se ha confirmado que todo el equipo, el nombre y la sede de Leafield continuarán como hasta ahora, e incluso no se cambiará de denominación. Al menos de momento. Y parece previsible a que el motivo es que los inversores no van a quedarse con el equipo, sino que lo que buscan -como inversores que son, valga la redundancia- es vender la escudería y obtener beneficios con dicha venta.



Ahora la gestión del equipo la llevará el ex-piloto de Fórmula 1 de origen holandés Christijan Alberts, al que asistirá Manfredi Ravetto, por lo que Cyril Abiteboul dejará la dirección del equipo. Por de pronto, el objetivo de estos nuevos "jefes" es alcanzar la décima posición en el presente campeonato de 2014, y, aseguran, que la escudería no peligra, sino que tienen los recursos suficientes como para seguir adelante en el desarrollo del monoplaza y en la supervivencia de la compañía. Pero ya sabemos cómo es el mundo de la Fórmula 1, y nadie puede decir (salvo ciertas escuderías punteras, obviamente) que tiene el futuro asegurado. Porque si los resultados no llegan, y las inversiones tampoco, echar el cierre puede pasar de la noche a la mañana. Y si no que se lo pregunten a la malograda escudería española HRT.

| Redacción: Revista Coche