17 jun. 2014

Nuevo Bentley Continental GT3-R: sólo 300 coches estarán en las calles


Bentley anuncia el lanzamiento del nuevo Continental GT3-R, el miembro más excepcional y dinámico de la admirada familia Continental de Gran Turismos. Un automóvil inspirado en el nuevo bólido Continental GT3 que ganó de forma arrolladora la segunda carrera de la Blancpain Endurance Series celebrada en el circuito de Silverstone, en la que fue la primera participación de Bentley en una carrera celebrada en suelo británico en 84 años. El Continental GT3-R, del cual solo se fabricarán 300 unidades, es un automóvil de solvencia contrastada tanto en la carretera como en la pista que ofrece una singular y muy exclusiva interpretación del concepto de lujo orientado a las prestaciones.

Las 300 unidades del Continental GT3-R se elaborarán a mano en Crewe y se acabarán en la división de competición de Bentley, y sus compradores podrán disfrutar de una serie de experiencias exclusivas.




Los ingenieros de Bentley han desarrollado para este nuevo GT de dos plazas una versión recalibrada del motor V8 de competición de 4 litros, doble turbocompresor y altas prestaciones de Bentley. El Continental GT3-R desarrolla una potencia de 580 CV (426 kW) y un par de 700 Nm, lo cual, junto con la reducción del peso en 100 kg y las relaciones de marchas más cortas, lo convierten en el automóvil de aceleración más rápida jamás fabricado por Bentley. El GT3-R, capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos, es un Gran Turismo con las prestaciones de un bólido.

Las mejoras en la planta motriz se acompañan de los cambios introducidos en el afamado sistema de tracción total de Bentley, que incorpora por primera vez vectorización del par. Todo ello, junto con las modificaciones introducidas en el sistema de control electrónico de la estabilidad y el ajuste del chasis, optimizado para gozar de una capacidad de toma de curvas asombrosa, hacen del Continental GT3-R el automóvil de turismo más dinámico, estimulante y de mayor capacidad de respuesta de la historia de Bentley.

Wolfgang Dürheimer, presidente y director ejecutivo de Bentley Motors, comenta: "La experiencia de conducir un Continental GT3-R es impresionante. Las capacidades dinámicas de nuestro Gran Turismo han alcanzado cotas hasta ahora desconocidas. Deseábamos crear un automóvil de turismo verdaderamente especial, que se basara en las prestaciones de nuestro Continental GT3, y con él hemos logrado reflejar la pasión de Bentley por elaborar automóviles de conductor sobresalientes. Para ser un verdadero Bentley, el GT3-R tenía que ser el Gran Turismo inspirado en el mundo de las carreras más lujoso jamás fabricado, y hemos logrado crear un automóvil que redefine la combinación de lujo y prestaciones que caracteriza a nuestra marca".


Una planta motriz mejorada para potenciar la aceleración
Para el GT3-R, la división de plantas motrices de Bentley se planteó diseñar una combinación especial de motor, unidad motriz y sistema de escape con el fin de crear un sistema evocador y potente, aunque también eficiente. El popular y muy aclamado motor V8 de 4 litros y doble turbocompresor de Bentley, cuyas credenciales de competición el Bentley Continental GT3 ya se ha encargado de demostrar, se ha equipado con turbocompresores de alta potencia y máxima precisión y un nuevo software de control del motor que le permite desarrollar una potencia de 580 CV a 6.000 rpm y un par de 700 Nm a partir de 1.700 rpm.

Esta mayor potencia se transmite al afamado sistema de tracción total de Bentley a través de la caja de cambios automática ZF de ocho velocidades del Continental, ahora dotada de relaciones de marchas más cortas para potenciar la aceleración. Por primera vez en un Bentley, la transmisión tiene la capacidad de controlar el par en cada una de las ruedas traseras gracias a la vectorización del par. El software de control recalibrado permite diferenciar aún más los modos Drive y Sport, ambos dotados de características diferentes y el último de ellos diseñado para una conducción más impetuosa. La funcionalidad completamente recalibrada de las levas de cambio de marchas proporciona al conductor el máximo nivel de control.

Además de contribuir a la reducción del peso en 7 kg, el nuevo y flamante escape de titanio ha permitido a los ingenieros acústicos de Bentley dotar al GT3-R de un exclusivo rugido de tesitura grave que compone una banda sonora a la altura de las tremendas prestaciones del vehículo.


Un sistema de chasis que proporciona unas incomparables sensaciones al volante
El GT3-R goza de una capacidad dinámica sin rival en el sector de los Gran Turismos gracias a un sistema de chasis orientado a las prestaciones pero dotado de los niveles de comodidad y refinamiento adecuados para el uso diario. Los muelles y amortiguadores neumáticos se basan en la configuración deportiva usada en el Continental GT V8 S, ya considerado como el Bentley de mayor maniobrabilidad de la historia, mientras que las llantas forjadas ligeras de 21 pulgadas y los neumáticos Pirelli de alto agarre se encargan de transferir al firme la potencia de par vectorizado del motor.

Esta combinación, junto con un programa de control electrónico de la estabilidad orientado a la conducción deportiva, nos presenta un Continental con nuevos niveles de dinámicas de conducción y agilidad en la toma de curvas, y dotado de un chasis y una planta motriz capaces de responder inmediatamente a la menor presión sobre el acelerador.

La deceleración se realiza a través del excepcional sistema de frenado de carbono/carburo de silicio (CSiC) de Bentley. Los discos delanteros de 420 mm se frenan por medio de unas pinzas de 8 pistones con un atractivo acabado en pintura verde, mientras que el eje trasero incorpora discos de 356 mm. Los frenos CSiC de Bentley, capaces de absorber en cada frenada hasta 10 megajulios de energía (una cantidad suficiente para satisfacer las necesidades energéticas de un hogar medio durante seis horas) y aún así resistentes a la fatiga, son una obra maestra de la ingeniería por derecho propio.

Rolf Frech, miembro del consejo de ingeniería de Bentley, comenta sobre las prestaciones del nuevo Continental GT3-R: "Para el proyecto del GT3-R, queríamos llevar el desarrollo de nuestros sistemas de planta motriz y chasis más lejos que nunca antes. El resultado es un Continental GT más dinámico que nunca, con un sistema de vectorización del par que neutraliza el subviraje y un ajuste del chasis que le permite reaccionar de forma tanto directa como indulgente. Hemos diferenciado aún más los modos Drive y Sport para darle al conductor la oportunidad de escoger entre un Gran Turismo tranquilo y refinado y un supercoche de respuesta radical e instantánea. Los reflejos del automóvil tienen su réplica en la respuesta al acelerador de nuestro motor V8 rediseñado, mientras que los nuevos turbocompresores eliminan el efecto de retardo. Los Bentley son magníficos automóviles de conductor; pero desde el punto de vista de la dinámica, el GT3-R es nuestro mayor logro hasta la fecha".


Lujo con el máximo nivel de prestaciones
Todo automóvil Bentley es una combinación de lujo y prestaciones, y el Continental GT3-R no es una excepción. El diseño del interior del GT3-R, dotado de un exclusivo habitáculo elaborado en fibra de carbono, Alcantara® y pieles de la mayor calidad, impresiona tanto como su capacidad dinámica.

La configuración de dos plazas incluye dos nuevos asientos deportivos diseñados a medida, con la sujeción lateral adicional que proporcionan unos cojines más profundos y dotados de capas de espuma de nuevo diseño y un acabado en piel Beluga negra con Alcantara acolchado con motivos en forma de rombo. Este exquisito material se encuentra también en el forro cosido a mano del volante y la palanca de cambios, mientras que la consola central y los paneles del salpicadero están elaborados en fibra de carbono, material también usado para dar su bella forma a los revestimientos de las puertas, que además incorporan paneles internos en Alcantara acolchado con motivos en forma de rombo. En lugar de asientos traseros, encontramos un habitáculo trasero dotado de un exclusivo revestimiento completado por un entorno en fibra de carbono y acabados en piel y Alcantara.

En contraste con la piel Beluga y los materiales de inspiración deportiva, la piel de los asientos, el cuadro de instrumentos y los paneles de las puertas lucen un vivaz tono verde que se repite en el pespunteado en contraste de los asientos y el acolchado con motivos en forma de rombo. El distintivo del GT3-R adorna la consola central, el panel del salpicadero del lado del pasajero y los estribos de los umbrales, mientras que los reposacabezas de los asientos lucen el pespunteado en contraste en el color verde del GT3-R.


Un radical y resuelto diseño exterior
El equipo de diseño de Bentley recibió el encargo de dotar al exterior del GT3-R de una presencia más resuelta que nunca. Un nuevo divisor delantero proporciona al frontal del automóvil un aspecto enérgico, que halla su debida réplica en la nueva aleta trasera fijada al portón del maletero. Ambos elementos lucen acabados en una exquisita fibra de carbono. El capó incorpora un elemento de diseño en el que la forma sigue a la función: dos tomas de aire que mejoran la capacidad de refrigeración del sistema de planta motriz en las aceleraciones seguidas y que recuerdan la silueta del bólido Continental GT3.

La fibra de carbono brillante contrasta con la pintura Glacier White del acabado que lucirá cada una de las 300 unidades, mientras que la inspiración procedente del bólido Continental GT3 se hace evidente en el realce en dos tonos de verde de las dos líneas de poder que recorren los laterales de la carrocería, una desde la rueda delantera hacia atrás y la otra siguiendo el contorno de la característica cadera trasera del Continental GT.

La influencia del Continental GT3 se hace también patente en los toques del acabado exterior: los biseles de los faros delanteros, la calandra y la rejilla matricial, los marcos de las ventanillas y las bandas de los parachoques, todos ellos con acabados en un elegante color negro brillante.

El atractivo visual del Continental GT3-R se completa con las nuevas y flamantes llantas ligeras de 21 pulgadas, forjadas a máquina en una aleación de alta resistencia y con acabados en negro brillante.

Con la compra del automóvil se incluye un servicio de revisiones gratuito durante cuatro años (a los 10.000, 20.000 y 30.000 millas). El periodo de recepción de encargos del Continental GT3-R ya está abierto, y la entrega de las primeras unidades se llevará a cabo más adelante en 2014.


Bentley Continental GT3-R 1
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 2
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 3
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 4
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 5
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 6
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 7
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 8
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 9
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 10
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 11
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 12
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 13
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 14
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 15
Bentley Continental GT3-R
Bentley Continental GT3-R 16
Bentley Continental GT3-R

| Fuente: Bentley