23 jun. 2014

Lituania se estrena en el WRC


El Rally de Polonia es la segunda competición de carretera más antigua organizada. Creada unos años después que el Montecarlo, celebra su 71º aniversario en 2014. Entre 1938 y 1956, los equipos polacos conquistaron cuatro victorias en su categoría a bordo de Citroën. Tras la creación del Campeonato del Mundo de Constructores en 1973, el Rally de Polonia estaba en el programa. Una segunda edición en 2009 permitió volver a ver a un Citroën en el podio con una segunda posición para el C4 WRC de Dani Sordo y Marc Marti.

Siendo una prueba poco habitual en el calendario del mundial, el Rally de Polonia propone un recorrido de una naturaleza muy distinta a la de las otras pruebas de la temporada. "Tenemos tendencia a comparar el estilo de las especiales con Finlandia," explica Yves Matton, Director de Citroën Racing. "Sin embargo, hay muchos otros parámetros. El suelo es especialmente blando. La trayectoria se cruza y las roderas se forman rápidamente. Tampoco hay tantos saltos. Dado que es una prueba que vuelve al calendario después cinco años de ausencia, la experiencia será menos repetitiva que en otras citas".




En este fin de semana, el Citroën Total Abu Dhabi World Rally Team ya está en el país para una sesión de entrenamientos. Es la ocasión para Didier Clément, ingeniero a cargo de la explotación de los Citroën DS3 WRC, de trabajar en la evolución de los reglajes a adoptar a medida que se hacen pasadas. "El objetivo es encontrar soluciones para proponer un coche que de confianza a nuestros pilotos. El recorrido es tan rápido que el coche tiene que ser especialmente preciso. Jugamos con los diagramas de los amortiguadores y con la combinación entre los muelles y las barras antibalanceo para conseguir esos resultados".

La naturaleza del suelo también obliga al equipo a modificar los reglajes del DS3 WRC después de cada asistencia: "Hay dos partes distintas, las primeras pasadas más rápidas y en las segundas está muy desgastado. Cada vez habrá que modificar la altura para evitar que el coche roce con el suelo. Luego están las roderas, el piloto debe aprovecharlas para evitar quedarse bloqueado. Debe ser agresivo al volante para salir si es necesario. Pero eso nunca es natural".

Mads Østberg toma velocidad
Segundo en Cerdeña, Mads Østberg subió al podio por tercera vez en cinco pruebas. Cada vez más a gusto al volante de su Citroën DS3 WRC, descubrirá un terreno totalmente distinto en Polonia: "Me siento con plena confianza. Vamos por buen camino. Me siento muy bien en el equipo Citroën Total Abu Dhabi World Rally Team y progresamos regularmente".

El noruego descubrió esta prueba en 2009, durante la última visita del Campeonato del Mundo a Polonia: "Guardo muy buenos recuerdos aunque no fue fácil. Me gustan mucho los rallys rápidos. Es la principal característica de esta carrera. Creo que las medias serán superiores a Finlandia. La tierra es algo más blanda y hay muchos menos saltos. Algunos pasos son bastante estrechos, pero hay que mantener la máxima velocidad".

Como desde el comienzo de la temporada, Mads saldrá con el objetivo de subir al podio: "De momento tenemos que centrarnos en los tests que realizaremos justo antes del reconocimiento. Sin duda será muy intenso porque habrá que descubrir el coche en este tipo de terreno. Las diferencias seguramente serán pequeñas y habrá muchos aspirantes a la victoria. Habrá que atacar desde la primera especial para estar en la lucha".

Mismo objetivo para Kris Meeke
Aunque no estuvo presente en 2009, Kris Meeke ya ha participado en el Rally de Polonia. Fue en 2006, en su primera salida con el Citroën C2-R2. "Fue una bonita experiencia dentro de la campaña de promoción de ese modelo. Aquella victoria sobre 2 ruedas motrices sigue siendo un buen recuerdo," comenta Kris.

Al contrario que en las pruebas anteriores del campeonato, a Kris Meeke no le faltará el conocimiento de la prueba: "Las especiales serán relativamente nuevas para todo el mundo. Habrá que rodar igual de rápido y hay que estar aún más atentos durante los reconocimientos".

Actualmente séptimo del campeonato con dos podios, Kris Meeke no se presiona respecto al resultado: "Hemos aprovechado el Rally de Cerdeña para acumular kilómetros. Una vez más, aplicaremos la misma estrategia. No es cuestión de correr riesgos innecesarios. Espero poder hacer un rally sin errores y sin problemas. Si es así, deberíamos tener un buen ritmo y el resultado llegará por sí solo"

En Polonia y en Lituania
Como hace cinco años cuando el Rally de Polonia apareció por última vez en el calendario del mundial, la prueba tiene su sede en Mikolajki. El shakedown se iniciará el jueves por la mañana a las 8h00 con dos pasadas obligatorias. La ceremonia de salida se organizará en el centro de la ciudad a principio de la tarde y la competición se iniciará con dos especiales (Milki 14,54 km – 16h40 y Kruklanki 17,24 km – 17h30) antes de volver a la asistencia para una súper especial que tendrá lugar de noche.

El viernes se dedicará en parte a Lituania. Los equipos saldrán del parque cerrado a las 7h00 hacia el este. Después de una primera especial en Wieliczki (12,89 km – 9 h10), entrarán en Lituania para dos especiales (Kapciamiestis 26,61 km – 11h25 / 14h40 y Margionys 17,97 km – 12h30 / 15h45) a recorrer dos veces. Entre cada pasada, una asistencia remota de quince minutos tendrá lugar en Druskininkai. En la ruta de vuelta pasarán por Wieliczki a las 19h15 antes de una segunda superespecial en Mikolajki Arena a las 22h00. Después de 45 minutos de asistencia, los coches entrarán en el parque cerrado a las 23h10.

La jornada más larga será el sábado, con 157 kilómetros cronometrados a través de los bosques y los lagos de Warmie-Mazurie. El día empezará a las 7h15 con un bucle de cinco especiales que irán hacia la frontera rusa con Chmielewo (6,75 km – 8h00), Stare Juchy (14,41 km – 9h05), Babki (15,76 km – 10h35), Goldap (35,17 km – 11h35) y Baranowo (14,90 km – 14h05).

Una asistencia de treinta minutos partirá la jornada en dos antes de la segunda pasada por las mismas cuatro especiales. En el regreso hacia Mikolajki, se evitará Baranowo para hacer una tercera pasada por la superespecial de Mikolajki, una vez más a las 22h00.

El domingo saldrán a las 7h00 para encontrarse de nuevo con especiales ya conocidas. Los dos tramos del jueves se repetirán (Milki 14,54 km – 8h15 y Kruklanki 17,24 km – 9h03) antes de una última pasada por la superespecial Mikolajki Arena (2,50 km – 11h02), esta vez de día, y la Power Stage Baranowo (14,90 km – 12h05) ya incluida en el programa del día anterior.

La llegada al Mikolajki Arena está prevista el domingo 29 de junio a partir de las 14:00 h.

| Fuente: Citroen