2 jun. 2014

Las jornadas Baden-Württemberg llenaron Madrid de espectaculares Porsche clásicos


La semana pasada tuvieron lugar en Madrid las jornadas Baden-Württemberg, organizadas por la embajada alemana en España. Durante esos días se celebraron diversos actos políticos, informativos y culturales, para dar a conocer una de las zonas más ricas de Alemania desde el punto de vista industrial y turístico, y en la que está enclavada precisamente Stuttgart, capital de la región y sede entre otras grandes compañías de las automovilísticas Porsche AG y Mercedes-Benz. Y para culminar dicha semana cargada de eventos, el sábado 31 de mayo tuvo lugar en Madrid un espectacular Rallye Urbano de vehículos clásicos, un desfile en el que participaron 30 modelos Porsche y otros tantos Mercedes, conducidos por sus propietarios, todos ellos socios de los respectivos clubs de cada firma.

Entre los 30 Porsche que se dieron cita el sábado por la mañana en el estadio Santiago Bernabeu para tomar la salida, se podían contemplar auténticas joyas que forman parte de la historia de la marca, como dos espectaculares 356, uno de ellos de competición, así como 911 de todas las generaciones, un coche que, recién celebrado su 50 aniversario, mantiene el impresionante récord de tener el 80% de las unidades producidas rodando todavía por las carreteras del mundo. De ese grupo de 30 coches, cinco pertenecían a la gama actual de Porsche, una forma de reunir tradición e innovación tecnológica que la marca alemana siempre ha sabido conjugar como nadie en sus deportivos.




Estuvieron presentes el nuevo 911 Targa, el exitoso Cayenne y el recién llegado Macan, así como un Panamera S E-Hybrid, un gran turismo deportivo que combina a la perfección las cualidades dinámicas y el confort característicos de este tipo de vehículos con una eficiencia energética única en el mercado, una eficiencia que le lleva a conseguir emisiones de CO2 insuperables en su categoría (71 gramos por kilómetro) y un consumo medio de tan sólo 3,1 litros a los 100 kilómetros. Todo ello sin renunciar a unas prestaciones de auténtico atleta, pues acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h.

Desde el estadio Santiago Bernabeu, los 60 coches del Rallye Urbano recorrieron el Paseo de la Castellana hasta llegar a la Embajada Alemana, donde los participantes fueron recibidos por el Sr. Embajador Reinhard Silberberg. Tras abandonar la sede de la representación diplomática, el propio embajador se unió a la comitiva con un modelo clásico, y juntos se dirigieron al Palacio de Correos, actual sede del Ayuntamiento de Madrid, donde quedaron expuestos los vehículos en el incomparable marco de la plaza de Cibeles, mientras se ofrecía una recepción por parte del consistorio madrileño.



| Fuente: Porsche | Alcance: España