20 jun. 2014

Ganvam también valora positivamente el nuevo PIVE 6


El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó hoy que la aprobación de esta nueva edición del PIVE 6 contribuirá a reducir el repunte de la siniestralidad de estos últimos meses, ya que al tener que demostrar que el vehículo que se entrega a cambio está realmente en circulación se asegura la retirada de las carreteras de "chatarras con ruedas" evitando la picaresca de usar como trueque un coche "testimonial".

De esta forma, Ganvam, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, considera que exigiendo la fotocopia del pago del Impuesto de Circulación como mínimo actualizado a 2013 se respeta el verdadero espíritu del programa, que no es otro que poner en marcha un plan de achatarramiento que contribuya a un parque más joven y seguro. En la actualidad la edad media de los vehículos rodantes sobrepasa los 11 años, con los efectos nefastos que ello tiene sobre la siniestralidad y el medio ambiente.



Los vendedores también afirmaron que gracias a la continuidad del PIVE -que irá concatenando ediciones de manera natural- se empujará el mercado hasta que la recuperación de la curva macro se traslade al bolsillo de las familias, haciendo aflorar lentamente las más de dos millones de compras retenidas. De esta forma, las matriculaciones crecerán este año del orden del 14,8%, hasta situarse en el entorno de las 830.000 unidades, lo que permitirá a las redes de distribución cerrar el ejercicio en números negros con una rentabilidad sobre facturación en torno al 1%.

Sin embargo, Sánchez Torres pidió moderación pues estamos todavía en una situación de déficit de matriculaciones y lejos de recuperar el volumen de "normalidad" que no llegará probablemente hasta el año 2017; mientras tanto, es importante que el crédito sea más fluido tano para los compradores, que deben soportar todavía unas exigencias de garantía demasiado elevadas, como para los vendedores que precisan de financiación para su circulante.

Con todo, el presidente de Ganvam lamentó que el vehículo usado sea el gran excluido del PIVE, máxime cuando se está consolidando como una opción de compra cada vez más real entre los españoles. Según los datos de la consultora Nielsen, el 17% de los españoles plantea comprarse un coche de ocasión en los próximos dos años, lo que pone de manifiesto que "estamos ante un mercado con gran potencial de crecimiento por el que también hay que apostar".

Para Sánchez Torres, "un Plan PIVE para los vehículos de ocasión, tal y como recogía el primer programa, no sólo dinamizaría la demanda sino que además favorecería el rejuvenecimiento del parque con vehículos más jóvenes y más seguros, contribuyendo a los ambiciosos objetivos de reducción de edad y siniestralidad marcados por la DGT para 2016. No entendemos cómo el coche usado, que tiene ya un mercado propio y una clientela propia, no puede competir en igualdad de condiciones con el nuevo".

| Fuente: Ganvam | Alcance: España