12 may. 2014

El Citroen XSara Picasso también es un coche de rallies... ¿por qué no?


Un Citroën Xsara Picasso, donado por la sucursal Citroën de Palma de Mallorca, ha participado en una competición de carácter solidario, el "Rally Mongol". Desde Mallorca hasta Ulán-Bator, este vehículo ha recorrido 17.000 km cruzando tres desiertos y cinco cordilleras logrando su objetivo: llegar intacto a Mongolia donde ha sido donado a un grupo de ONGs para contribuir en proyectos de ayuda en este país.

Dani, Javi, Nacho, Raúl y un Citroën Xsara Picasso del año 2004 son los protagonistas de una aventura que arranca en Mallorca y termina en Ulán-Bator (Mongolia). 70 días y 17 países, entre ellos Uzbekistán, Kirgyzstan, kazahastán, Rusia o Mongolia, ha recorrido este equipo solidario en una competición atípica cuanto menos. En el "Rally Mongol" no hay etapas, ni rutas. Solo un punto de partida y una meta. Los participantes, llegados de distintas ciudades de Europa, se dan cita en Londres a la espera del pistoletazo de salida. A partir de ahí, cada uno inicia su recorrido particular a Mongolia. ¿El objetivo?: llegar y entregar el coche para una causa benéfica.




A pesar de los 17.000 kilómetros por carretera, 4.000 de los cuales fueron realizados atravesando desiertos como el de Gobi, el Citroën Xsara Picasso ha mostrado su fiabilidad y robustez, y ha llegado indemne a su destino. En esta aventura, que comenzó el 10 de junio de 2013, los cuatro viajeros a bordo del Xsara Picasso han vivido numerosas experiencias como dormir a la intemperie con una tribu de pastores nómadas; atravesar el Mar Caspio en un barco de mercancías, o ser invitados a una boda celebrada en Uzbekistán.

Finalmente, el Citroën Xsara Picasso ha sido entregado a la organización de la carrera para subastarlo. Sus beneficios se entregarán a ONGs como Mercy Corps, Christina Noble Children"s Foundation, Hope and Homes For Children, Sworde-Teppa, Cadma y Lotus. Estas se encargarán de destinar lo recaudado a proyectos que tienen en marcha en Mongolia como planes para el desarrollo de comunidades, cuidados sanitarios o educación.

| Fuente: Citroen