10 abr. 2014

Toyota está trabajando en motores más ahorradores


Toyota se propone aumentar aún más el respeto al medioambiente de sus vehículos con una nueva serie de motores de gran eficiencia en el consumo de combustible y una excepcional eficiencia térmica (expresión numérica que indica qué parte de la energía térmica generada al quemar el combustible se convierte en potencia efectiva. Cuanto mayor es la eficiencia térmica, menor es el consumo de combustible). Los nuevos motores sacan más partido de la combustión y aplican las tecnologías de reducción de pérdidas desarrolladas por Toyota en sus sistemas de propulsión híbridos, con lo que consiguen mejorar la eficiencia de combustible al menos un 10% con respecto a los actuales (según el ciclo de prueba JC08 del Ministerio de Territorio, Infraestructuras, Transporte y Turismo (MLIT) de Japón.).

Los motores se utilizarán en modelos cuya renovación está prevista para el futuro próximo, de forma que para 2015 se habrán introducido un total de 14 variantes con estos nuevos motores en todo el mundo.



Uno de los motores es de gasolina, tiene 1,3 litros de cilindrada y funciona con ciclo Atkinson (ciclo de combustión en que se aumenta la eficiencia térmica alcanzando una relación de expansión superior a la relación de compresión, lo que permite mejorar la eficiencia de combustible, y que ya se usa en los Prius), aplicado normalmente en modelos de propulsión híbrida. El uso del ciclo Atkinson proporciona una mayor relación de expansión y reduce las pérdidas de calor gracias a una elevada relación de compresión (13,5), lo que da lugar a una eficiencia térmica superior.

Toyota pretende mejorar aún más la eficiencia de combustible del motor mediante la introducción de otras innovaciones, como la nueva forma de la toma de admisión, que genera un flujo turbulento dentro del cilindro en el que la mezcla de aire y combustible fluye en un remolino vertical, y un sistema refrigerado de recirculación del gas de escape -- 'Exhaust Gas Recirculation' (EGR) -- , combinado con la tecnología de doble reglaje variable inteligente eléctrico de válvulas -- Variable Valve Timing-intelligent Electric' (VVT-iE) -- , para mejorar la combustión y reducir las pérdidas.

Como consecuencia, el nuevo motor de 1,3 litros tendrá una eficiencia térmica máxima del 38% (según cálculo internos), al máximo nivel entre los motores de producción en serie de su clase.

Por su parte, el otro motor, de 1,0 litros de cilindrada desarrollado conjuntamente con Daihatsu Motor Co. Ltd., logra una eficiencia térmica máxima del 37% (4), gracias a un diseño similar al del otro propulsor en la toma de admisión para generar un flujo turbulento y el sistema EGR refrigerado y a una elevada relación de compresión.

| Fuente: Toyota