23 abr. 2014

Nuevo Citroen Jumper 2015


Con cerca de 800.000 unidades vendidas desde su lanzamiento, un auténtico éxito comercial para la marca, el Citroën Jumper se renueva y entra en una nueva era. El nuevo Citroën Jumper aprovecha la amplia experiencia de la marca en su gama de comerciales para ofrecer un vehículo de diseño moderno, robusto y fiable, pensado para dar respuesta a las exigencias del cliente profesional.

El nuevo Citroën Jumper presenta un estilo completamente renovado tanto en su línea como en su configuración interior. Su frontal expresa dinamismo y robustez gracias a un paragolpes delantero envolvente, que se complementa con proyectores equipados de luces diurnas LED y un capó de líneas prominentes.



Esta potente arquitectura exterior no olvida en ningún momento que un uso profesional requiere la mejor ergonomía para sus ocupantes y las cotas más eficaces para realizar las labores cotidianas de transporte. El asiento del conductor cuenta con amortiguación regulable, apoyabrazos y reglaje lumbar, para hacer más confortable el lugar de trabajo del profesional. Su ancho de carga entre pasos de rueda de 1,42 m y su anchura útil de 1,87 m convierten al nuevo Citroën Jumper en el mejor de su categoría.

En el interior, se ha rediseñado el salpicadero, con una nueva gama de equipos de audio, un nuevo volante y una soporte para escribir extensible. Este vehículo incorpora en primicia para esta categoría una pantalla táctil a color de 5’’, que permite acceder a las nuevas funciones del sistema de navegación o ver las imágenes de la cámara trasera. Igualmente, incluye las últimas vanguardias en conectividad con el Connecting Box (kit manos libres Bluetooth y conexión USB).

La nueva versión del Citroën Jumper ofrece una mayor seguridad en carretera gracias a tecnologías como el control de tracción inteligente, el hill descent control (sistema de control de descensos que regula la velocidad en pendientes), el regulador-limitador de velocidad programable, la alerta de cambio involuntario de carril o el detector de neumáticos poco inflados, que permite al conductor más tranquilidad en cualquier trayecto cotidiano.

Además, este nuevo Citroën Jumper economiza gracias a un consumo de combustible casi un 15% más bajo respecto a versiones anteriores, y al sistema Stop&Start en las motorizaciones e-HDi 130 y e-HDi 150, que permite bajar el gasto de carburante en 0,5 litros en trayectos urbanos.

Un estilo profundamente renovado
El nuevo Citroën Jumper evoluciona en profundidad, con un estilo y una imagen decididamente modernos, al tiempo que conserva toda su funcionalidad para satisfacer las demandas de los clientes más exigentes.

Desde el primer vistazo, el nuevo Citroën Jumper evoca dinamismo y solidez, especialmente gracias a su nuevo paragolpes, tan poderoso como protector, a unos pasos de rueda de líneas prominentes, así como a su nuevo capó.

Su frontal recibe igualmente la nueva identidad de la marca con los chevrones, una calandra rediseñada y la presencia de una firma luminosa, más alargada, que proporciona una mayor robustez percibida. Así, el nuevo Citroën Jumper incorpora unos proyectores de cristal alisado, situados en una posición elevada y con remates cromados alrededor. Estos proyectores pueden ir equipados con luces diurnas LED, que refuerzan su personalidad y mejoran la visibilidad para proporcionar más seguridad al volante.

En la parte posterior el paragolpes se ha sobredimensionado. Además su posición es más baja, para subrayar la facilidad que ofrece este vehículo en las tareas de carga y descarga. Las nuevas luces traseras van en una posición elevada y con un diseño más vertical. Son una clara expresión de la modernidad en el estilo y la eficacia funcional, tanto en términos de protección como de visibilidad.

El nuevo Citroën Jumper presenta igualmente un estilo interior homogéneo y depurado, que da prioridad tanto a la funcionalidad como al bienestar de los pasajeros y la habitabilidad.

El salpicadero ofrece una apariencia más técnica e incorpora una nueva gama de equipos de audio y nuevo volante. Éste ha sido rediseñado y presenta un aire más moderno, con mayor presencia de líneas rectas y en perfecta armonía con la robustez del vehículo y la facilidad de manejo.

Para reforzar el estilo y la calidad del habitáculo, el nuevo Citroën Jumper recibe nuevos guarnecidos para los asientos, con una tapicería de color negro y una mezcla de puntos en rojo y gris.


Un abanico completo de siluetas
El nuevo Citroën Jumper cuenta con una gama que se estructura alrededor de una gran variedad de carrocerías, con 4 longitudes (L1, L2, L3, L4) 3 batallas (3 m, 3,45 m, 4,04 m) y 3 alturas posibles (H1, H2, H3). Un total de 8 siluetas para la carrocería, de 8 a 17 m3.

Al mismo tiempo propone una gran diversidad de modelos, con el fin de responder lo más ampliamente posible a las exigencias de cualquier empresa o profesional autónomo. Así, la gama comprende furgones carrozados y acristalados, cabinas alargadas de 7 plazas (realizadas con Durisotti), cabina simple (3 plazas) y doble cabina (7 plazas), volquetes con PTAC 335 y también PTAC 435 Heavy 5 (realizados con Gruau), versiones preparadas para cualquier transformación de carrocería: chasis simple, doble cabina, piso cabina...

Para el transporte de personas, el nuevo Citroën Jumper se diversifica en versiones Combi de 5 a 9 plazas.

Arquitectura y ergonomía para facilitar el transporte
La arquitectura del nuevo Citroën Jumper consigue el máximo volumen útil en relación al tamaño de la carrocería, al tiempo que ofrece una ergonomía al más alto nivel. Su ancho de carga entre los pasos de rueda de 1,42 m, es el mejor de su clase, y cuenta con una anchura útil de 1,87 m. Además su longitud útil, está al nivel de los mejores furgones, con hasta 4,07 m, y su volumen útil va desde los 8 a los 17 m².

En el nuevo Citroën Jumper también se ha optimizado la accesibilidad para facilitar toda tarea habitual relacionada con la actividad del transporte. Las puertas laterales correderas pueden alcanzar una anchura de 1,25 m; las puertas traseras pueden contar con una medida de hasta 2,03 m de altura, la mejor cota de la categoría; el ángulo de apertura de las puertas traseras es de 96°, ampliable a 180° gracias a las bisagras plegables, y en opción hasta 270°. El umbral de carga es variable de 49,3 a 60,2 cm y, gracias a la suspensión trasera neumática, se puede variar la distancia al suelo en 7 cm, para garantizar una altura constante del vehículo sean cuales sean las condiciones de carga.


Un espacio vital de lo más completo
Al interior del nuevo Citroën Jumper se le ha prestado la máxima atención, para aproximarlo todavía más al universo de los turismos, al tiempo que se ha puesto el acento en la practicidad y la ergonomía enfocadas al servicio de cualquier actividad profesional. Así, este vehículo se convierte en una oficina sobre ruedas.

La cabina del nuevo Citroën Jumper ha sido concebida para ofrecer el máximo confort de utilización a cada uno de sus ocupantes y para facilitar la vida a bordo cada día.

En este sentido, el puesto de conducción es un espacio vital de lo más completo. La posición elevada del salpicadero ofrece al conductor un enorme agrado al volante, con detalles prácticos del mejor nivel. Cada mando o cada indicador se percibe de forma natural con la mano o con la mirada, como la soporte para escribir, que es regulable en inclinación y extensible, y que permite al conductor tener rápidamente al alcance de la mano cualquier documentación útil para desarrollar su actividad. Hasta la palanca de cambios presenta una ubicación ideal en términos de ergonomía y de gestión del espacio a bordo.

Con hasta diez huecos portaobjetos disponibles, el nuevo Citroën Jumper responde a una clientela sensible a la eficacia y a la buena organización. Hay varios portaobjetos para depositar las cosas más cotidianas, una guantera con cerradura en la que se puede dejar un ordenador portátil, distintos espacios de almacenamiento repartidos por la consola central (abiertos o cerrados y con refrigeración, en función de las opciones), dos huecos adicionales muy accesibles situados bajo los asientos de la cabina…

El nuevo Citroën Jumper cuenta además con una amplia bandeja situada en la cabina por encima de los parasoles, que ofrece un volumen útil de 22 litros y que no es visible desde el exterior del vehículo. También cuenta de serie con una toma de 12V situada en el centro del salpicadero, bien posicionada para alimentar un teléfono móvil o un ordenador portátil.

El confort de marcha se sitúa al mejor nivel con el fin de optimizar las condiciones de trabajo. Los asientos del nuevo Citroën Jumper cuentan con reposacabezas desmontables y regulables en altura, respaldo regulable en inclinación, apoyabrazos, reglaje longitudinal y reglaje lumbar. El asiento del conductor puede contar con un sistema de amortiguación variable, que se puede regular en función del peso del conductor: desde 40 a 130 kg.

Siempre conectados
El nuevo Citroën Jumper incorpora de serie el Connecting Box, que incluye un puerto USB y también un kit manos libres Bluetooth. Puede ir equipado igualmente con la tecnología “streaming audio”, el sistema que permite escuchar música almacenada en un dispositivo portátil sin que éste sea conectado al equipo de audio. Los pasajeros pueden acceder también a los archivos favoritos que tengan almacenados en su smartphone.

Una primicia en la categoría es la pantalla táctil de 5’’ que se ofrece en el Citroën Jumper, y que da acceso a las nuevas funciones del sistema de navegación o a las imágenes de la cámara de visión trasera. También permite manejar cualquier función del sistema multimedia (radio, teléfono, ordenador de viaje).

Más tecnología al servicio de la seguridad
En el nuevo Citroën Jumper la seguridad es prioritaria; lo muestran los equipamientos, inéditos en su categoría, que puede equipar y entre los que destaca el control de tracción inteligente (CTI). Se trata de un sistema que facilita una motricidad más eficaz sobre calzadas de baja adherencia (nieve, hielo, barro...). Detecta las situaciones de adherencia precaria, para evitar el deslizamiento de las ruedas y facilitar que el vehículo continúe su marcha. En estas situaciones, el CTI sustituye a la función anti-patinamiento ASR y transfiere la fuerza motriz a la rueda que tiene un mayor contacto con el suelo para optimizar la capacidad de tracción y así poder seguir la trayectoria. La activación de la función se obtiene al presionar un pulsador situado en el salpicadero. Se desactiva de forma automática al superar una velocidad de 30 km/h (el indicador se mantiene iluminado) y se reactiva de nuevo cuando la velocidad cae por debajo de 30 km/h. Para neutralizar esta función al circular, basta con presionar otra vez el pulsador correspondiente.

El sistema HDC (Hill Descent Control = Control de velocidad en descensos), es una parte integrante del CTI. Se trata de una función que facilita el descenso del vehículo, especialmente al circular por caminos embarrados o con grava. Reduce el riesgo de deslizamiento o de pérdida de control del vehículo al acceder a una obra, por ejemplo. Gracias a este sistema el conductor circulará con plena confianza. La ayuda se activa al pulsar el mando situado en el salpicadero y con la condición de que la pendiente sea al menos del 8%. Esta función permite mantener una velocidad constante por debajo de 30 km/h y se desactiva cuando el conductor acelera por encima de ese umbral. Para neutralizar esta función basta con volver al pulsar el mando del salpicadero.

El nuevo Citroën Jumper también puede incorporar regulador-limitador de velocidad programable. Disponible en opción o de serie, permite mantener (sin utilizar el pedal del acelerador) o limitar la marcha del vehículo a la velocidad programada, sea cual sea el relieve de la carretera. El conductor puede modificar dicha velocidad actuando sobre el acelerador y/o con el mando situado a la izquierda, bajo el volante.

La alerta de cambio involuntario de carril la incorporan, de serie, los furgones 4,0 t y está disponible como opción en el resto de las versiones. Este sistema va ligado permanentemente a la carretera gracias a la cámara situada por encima del retrovisor interior. Cuando el conductor rebasa una línea continua o discontinua sin utilizar el intermitente, un aviso aparece en la instrumentación y una señal acústica se escucha en el habitáculo.

Otros dispositivos que puede equipar el nuevo Citroën Jumper son el detector de neumáticos poco inflados, la ayuda al estacionamiento con cámara de visión trasera. El primero es un sistema de detección directa, en el que cada rueda va equipada con un sensor de presión y en caso de pinchazo o de pérdida de aire, el conductor recibe la información de cuál es la rueda afectada. La ayuda al estacionamiento con cámara de visión trasera y con función de imagen superpuesta es un sistema, disponible en opción, que se activa de forma automática al engranar la marcha atrás. La cámara de visión posterior va implantada a la altura de la tercera luz de freno y transmite las imágenes a la pantalla táctil de 5'' del salpicadero. El estacionamiento resultafácil y preciso con la función de superposición, que muestra en la pantalla líneas de colores diferentes en función de la distancia que separa al paragolpes trasero del obstáculo. El nuevo Citroën Jumper puede equipar un sistema de protección contra el robo por cámara que muestra, de forma automática sobre la pantalla táctil, la parte posterior del vehículo en cuanto se abren las puertas traseras.


Calidad al servicio de la fiabilidad y la longevidad
El nuevo Citroën Jumper ofrece una calidad digna de confianza para todos los profesionales, con más de 4 millones de kilómetros recorridos realizando test con los ingenieros especialistas de la marca.

Entre los test específicos realizados destacan: 30.000 km acumulados sobre calzadas deterioradas, en vacío y a plena carga, para testear la estructura del chasis, el confort y la durabilidad; 1.000 trayectos de vadeo con 10 cm de agua, para controlar la buena estanqueidad, pero también con exhaustivas pruebas en un túnel proyectando agua salada para comprobar la resistencia de la carrocería a la corrosión; más de 500 ciclos de test sobre pistas de baja adherencia, para validar su comportamiento dinámico; 500.000 ciclos de test para todos los sistemas de apertura, simulando los usos más severos durante un período de 10 años.

Para incrementar la fiabilidad y la robustez, el nuevo Citroën Jumper incorpora mejoras en numerosos elementos. Así, el diseño de los soportes de los amortiguadores es nuevo y, para incrementar la estanqueidad, cuenta con nuevas juntas en el salpicadero. Se han reforzado bisagras, puertas, así como toda la estructura de la carrocería y se ha optimizado el sistema de inyección en los motores HDi 110, 130 y 150 CV. También se han realizado mejoras en el equipo de frenos, en prestaciones, resistencia…

Gasto controlado
Para los profesionales es importante controlar gastos e inversión y el nuevo Citroën Jumper logra consumos a la baja de hasta un - 15% en relación al modelo precedente en determinadas versiones (por ejemplo en el Furgón L3H2 HDi 130 6v: 8,7 l/100km en recorrido mixto frente a los 7,4 l/100 km que logra el nuevo modelo) y también obtiene una disminución de las emisiones de CO2.

Los motores e-HDi 130 y e-HDi 150, dotados de la tecnología Stop&Start, permiten, en función de la versión, reducir el consumo de combustible en 0,5 l/100 km en los recorridos urbanos, y una reducción de las emisiones de CO2 de 5 a 6 gramos en comparación con las versiones que carecen del sistema Stop&Start.

Son motorizaciones eficientes, que facilitan el ahorro en términos de consumo pero también en lo referente a los costes en las operaciones de entretenimiento, ya que el nuevo Citroën Jumper afronta amplios periodos de mantenimiento, que están entre los más interesantes de su categoría: hasta 48.000 km o 2 años. El nuevo Citroën Jumper se sitúa de esta forma en el mejor nivel en términos de TCO.

Según países, el nuevo Citroën Jumper se ofrece con una amplia gama de 6 motores Diesel, robustos y eficientes:

- HDi 110 (81 kW - 110 CV DIN - 250 Nm a 1.750 rpm), que destaca por su bajo consumo y el confort de utilización. Especialmente destinado a un uso urbano. Va asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades.
- HDi 130 (96 kW - 130 CV DIN - 320 Nm a 1.800 rpm), que ofrece un buen compromiso entre prestaciones y consumo para un uso mixto. Se combina con una caja de cambios manual de 6 marchas. Esta motorización también está disponible con la tecnología Stop&Start, en versión e-HDi130, que se sitúa en los mejores niveles en cuanto a consumo (6,6 l/100 km) y emisiones de CO2 (175 g/km).
- HDi 150 (110 kW - 150 CV DIN - 350 Nm a 1.750 rpm) para los usuarios que den prioridad a la potencia, el par motor y la capacidad de recuperación. También se asocia a un cambio manual de 6 relaciones y puede contar con la tecnología Stop&Start en el caso de la versión e-HDi150.
- HDi 180 (130 kW - 177 CV DIN - 400 Nm a 1.400 rpm), el motor ideal para las versiones de mayor volumen y las cargas que necesitan del más alto nivel de potencia. Esta variante está dotada de una caja de cambios manual de 6 velocidades.

Todas las motorizaciones disponibles en el nuevo Citroën Jumper han sido concebidas para responder a las condiciones de utilización más exigentes y para ofrecer el máximo rendimiento sean cuales sean las condiciones de marcha o de carga.


Citroen Jumper 1
Citroen Jumper
Citroen Jumper 2
Citroen Jumper
Citroen Jumper 3
Citroen Jumper
Citroen Jumper 4
Citroen Jumper
Citroen Jumper 5
Citroen Jumper
Citroen Jumper 6
Citroen Jumper
Citroen Jumper 7
Citroen Jumper
Citroen Jumper 8
Citroen Jumper
Citroen Jumper 9
Citroen Jumper
Citroen Jumper 10
Citroen Jumper
Citroen Jumper 11
Citroen Jumper
Citroen Jumper 12
Citroen Jumper
Citroen Jumper 13
Citroen Jumper
Citroen Jumper 14
Citroen Jumper
Citroen Jumper 15
Citroen Jumper
Citroen Jumper 16
Citroen Jumper
Citroen Jumper 17
Citroen Jumper
Citroen Jumper 18
Citroen Jumper

| Fuente: Citroen