21 abr. 2014

Nuevo Citroen C-XR Concept, el SUV deportivo de Citroen


Citroën desvela el Citroën C-XR Concept en un Salón de Pekín marcado por el dinamismo y el fuerte crecimiento del mercado chino. Este concept-car propone una visión moderna del SUV, basado en los valores de Citroën: diseño, confort y tecnologías enfocadas hacia la eficiencia.

Este prototipo anticipa la primera oferta de un vehículo SUV desarrollado por la joint-venture entre Citroën y Dongfeng Motor Group, destinada a conquistar un segmento en plena expansión en China (cerca de 3 millones de unidades en 2013, lo que supone un aumento de más del 50% en relación con el año 2012).



Diseño fuerte y elegante
El Citroën C-XR Concept tiene un estilo compacto inmediatamente reconocible, con un marcado carácter SUV que conjuga elegancia y robustez. Elegancia, por sus proporciones armoniosas y su diseño cuidado. Robustez, por su anchura y elementos funcionales y estéticos que forjan su identidad de SUV.

El diseño del Citroën C-XR Concept se distingue por una ancha calandra cromada, que une los chevrones con los proyectores para reflejar su temperamento, luces diurnas de LED que realzan su presencia dando un aspecto característico a su frontal y unas ópticas delanteras integradas en un doble módulo junto a los intermitentes, para demostrar su carácter tecnológico. En los lados, una moldura lateral en forma de "C", que une visualmente las barras del techo a la cintura de la carrocería cromada pone de relieve su habitabilidad, mientras que las luces de efecto 3D y la doble cánula de aire cromada confieren dinamismo a su zaga.

Su identidad de SUV protector y robusto se refuerza con elementos específicos, como una distancia al suelo elevada y grandes ruedas de 17 pulgadas, asociadas con unos neumáticos "All Seasons", para plantar cara a cualquier situación con un confort y una seguridad óptimas. Cuenta con paragolpes delantero y trasero carenados, embellecedores de pasos de rueda, que conjugan diseño y protección de la carrocería, así como una moldura lateral y carcasas de los retrovisores en color rojo, para recordar sus cualidades dinámicas y su espíritu "outdoor".

La carrocería del Citroën C-XR Concept destaca por su elegancia, gracias a una relación anchura/altura ideal (1,79 m x 1,56 m) que le ofrece unas proporciones equilibradas, un tamaño contenido, de 4,26 m de longitud, para permitir una mayor agilidad de maniobra y la mayor distancia entre ejes de su categoría (2,65 m), lo que le proporciona una habitabilidad excepcional, en particular en las plazas traseras.


Confort en cualquier circunstancia, el saber hacer de Citroen
El Citroën C-XR Concept muestra todo el saber hacer de la marca para ofrecer al conductor y a sus pasajeros una sensación incomparable de seguridad y bienestar. El conductor disfruta de un impresionante confort visual, gracias a una posición de conducción natural, similar a las de las berlinas y a un asiento sobrelevado, que da una perspectiva despejada sobre la carretera.

El confort está garantizado por la configuración de las suspensiones, fruto del saber hacer de Citroën, que proporciona al conductor una sensación de control al volante, suavizando al mismo tiempo las irregularidades de la carretera. Su gran distancia entre ejes –la más grande del segmento– proporciona una habitabilidad excepcional tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Por último, gracias a su gran techo panorámico acristalado, el habitáculo se llena de una luz suave y tamizada.


Tecnologías enfocadas hacia la eficiencia
El Citroën C-XR Concept está equipado con las tecnologías más avanzadas para aumentar sus capacidades motrices, reduciendo al mismo tiempo su impacto medioambiental. Dispone de la tecnología "Grip Control" que, asociada con los neumáticos "All Seasons", permite gestionar la adherencia de las ruedas en función de las características del firme, para asegurar una motricidad óptima en todo tipo de terreno sin tener que recurrir a una transmisión integral que aumentaría los consumos y las emisiones de CO2.

El Citroën C-XR Concept cuenta con tecnologías avanzadas y elementos específicos para reducir el consumo y las emisiones de CO2. El grupo motopropulsor está formado por un motor de gasolina THP 160, equipado con el sistema Stop&Start y una caja de cambios automática de última generación, para conjugar confort y agrado de conducción, reduciendo al mismo tiempo su consumo. Por otra parte, la reducción de peso ha sido un punto clave en el diseño de este vehículo. Se traduce en un comportamiento dinámico de primer nivel para un SUV, con mejoras destacables en las cifras de consumo y de emisiones de CO2.




| Fuente: Citroen | Alcance: China