13 abr. 2014

Llamadas a revisión: frenos de disco; Jeep Wrangler; Hyundai ix35; brazos de suspensión


Se ha procedido a la retirada del mercado de algunos lotes de los discos de freno 562188B, 562188BC, 562188J y 562188JC de Bendix (de Honeywell) y de Jurid (del mismo fabricante). Los lotes son HFM-24 / E27 – E52, HFM-24 / G1 – G52 and HFM-24 / H1, fabricados en China entre julio de 2012 y enero de 2014. El problema afecta al espesor de la pared, que en estos lotes está reducido, y por ello el disco puede partirse o dañarse seriamente mientras se está conduciendo el vehículo, pudiendo afectar no solo a la frenada, sino llegar a bloquear la rueda. Los números de los discos afectados se puede encontrar en el lateral de dichos discos.

Jeep llama a revisión a los modelos Wrangler, con numeración e4*2001/116*0116* y fabricados entre junio de 2012 y febrero de 2013. La causa es el tubo de enfriamiento del aceite de la caja de cambios, que puede entrar en contacto con el tubo de retorno de la dirección asistida. El contacto prolongado entre ambas tuberías puede dar lugar a que una se dañe y que se deteriore la manguera del aceite de la caja de cambios, no solo dañando la misma, sino con la consecuencia también de depositar aceite en la carretera, pudiendo causar un accidente.


Hyundai llama a su paso por el taller a los modelos ix35, fabricados entre el 17 de octubre de 2011 y el 08 de junio de 2012, con VINs desde TMAJU81BDCJ215079 y hastaTMAJU81UACJ330927. El motivo de esta llamada es que el pretensor del cinturón de seguridad del conductor puede no trabajar correctamente, con lo que se reduciría la sujección del conductor en caso de accidente, lo cual afectaría a su seguridad.

Por último, se ha procedido a retirar del mercado el brazo de suspensión Moog de Federal Mogul, modelos modelos CI-WP-0158, CI-WP-0159, PE-WP-0328, PE-WP-0328P, PE-WP-0329, PE-WP-0329P, PE-WP-0330 y PE-WP-0337 (fabricados entre abril de 2010 y noviembre de 2013) debido a que los brazos de suspensión que fijan el silentbloc frontal a la estructura del trapecio no proporcionan una resistencia adecuada por causa de una área de la sección transversal insuficiente. Como resultado de esta reducción de la superficie de fijación existe una posibilidad, a lo largo de la vida de servicio del trapecio, que la estampación de fijación pueda fatigarse y perder su estabilidad estructural pudiendo reducirse puntualmente el control del vehículo. El fabricante pide que todos los talleres o comercios que posean stock de este producto, lo devuelvan.

| Redacción: Revista Coche