14 abr. 2014

Cómo importar un coche desde Francia (útiles consejos que no deberías perderte)


Mi nombre es Mario, un valenciano apasionado de los coches. Me gusta mucho conducir e incluso reparar algunas pequeñas cosas del vehículo yo mismo. Suelo cambiar de coche cada tres-cuatro años aproximadamente, con mucho esfuerzo todo hay que decirlo.

Estos cuatro últimos ha estado conmigo un Golf Trendline 1.9 del 2004 (5 puertas, diésel, 105 CV, tracción delantera). Me ha dado un resultado excelente, consumía poco y en realidad no había razón alguna por deshacerme de él, por eso me ha costado muy poco venderlo.



Cómo comprar un coche fuera de España
No es una decisión que se tome a la ligera, llevaba meses dándole vueltas y comparando modelos. Estuve mirando e informándome en concesionarios de la zona pero los modelos que me interesaban se me iban bastante de precio así que decidí navegar por Internet a la "caza" de alguna oferta interesante. Visité miles de páginas tanto dentro como fuera de España. Como os he comentado, el cambio de vehículo lo hago con mucho esfuerzo económico, así que quería estar 100 % seguro.

Hablé con un familiar que tiene un concesionario de coches de Km 0 en Lille, una ciudad del norte de Francia. Me comentó que tenían un Toyota Auris Hybrid Active del 2013 (5 puertas, automático, gasolina, 136 CV, tracción delantera). El coche estaba prácticamente nuevo, solo tenía 6.000 km. Y el precio se encontraba dentro del rango que podía permitirme...

Se me había metido en la cabeza comprarme un coche de gama híbrida y me habían hablado bastante bien del nuevo modelo híbrido de Toyota, así que no tuve demasiadas dudas.

¿Por qué comprar un coche en Francia?
Hace unos años ya compré un coche de Km 0 en este concesionario y la verdad que la experiencia fue muy buena.
También me parece muy importante comentar las tranquilidades que ofrece el país franco a la hora de adquirir un vehículo de segunda mano. La legislación francesa es muy estricta en la compra-venta de este tipo de vehículos. Esto hace que sea casi imposible el fraude entre usuarios. Crea una transparencia total en aspectos como el kilometraje, la antigüedad del vehículo, los accidentes ocurridos, etc.

Existe también otra ventaja para fomentar esta seguridad, la "Cote Argus". Unas tablas oficiales de precios que valoran los automóviles de segunda mano de una manera objetiva (según el año de matriculación, el número de kilómetros, la marca y el modelo, el número de accidentes o percances,etc).

Así cuando vas a comprar un coche de segunda mano puedes estar seguro de que el precio que pagas es el adecuado y que no has sido víctima de un timo o de una subida de precios injustificada.

¿Qué necesito para matricular un coche francés en España?
Cuando adquirimos un coche en un país de la Unión Europea debemos matricularlo en nuestro país.

- Lo primero que debemos hacer es ir a pasar la ITV para comprobar que nuestro vehículo cumple los requisitos necesarios.
-Tras esto, hay que realizar el pago del Impuesto de Matriculación en el Ministerio de Hacienda. (Al tratarse de un vehículo de segunda mano comprado en una empresa, tenemos que llevar la factura en la que aparezca el CIF intracomunitario de la compañía).
-Ahora iremos al Ayuntamiento en el que estemos empadronados y pagar el Impuesto de Circulación.
-Ahora, con todos estos documentos, ya podemos ir a la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico y pagar la tasa de matriculación.

¿Por qué elegir un coche híbrido?
La verdad es que llevaba ya un tiempo dándole vueltas al tema de tener un coche híbrido. Yo vivo en una ciudad y trabajo diariamente con el coche, por lo que me parecía una opción muy interesante dado que el consumo dentro de la urbe es mínimo.

El Toyota Auris Hybrid es una versión con un sistema de híbrido combinado por un motor de gasolina de 1,8 litros y 99 CV y otro motor eléctrico de 82 CV. La suma de estos dos motores da una potencia final de 136 CV. Tiene una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos y una velocidad máxima de 180 km/h.

El consumo en autovía llega a los 6,7 l/100 Km. Es un gasto menor que la media de consumo de coches de gasolina pero algo mayor que el consumo de los de motor diésel. El nuevo sistema desarrollado por Toyota permite incluso aprovechar energía proveniente de la deceleración o de la velocidad crucero para recargar la batería. La batería permite circular con el vehículo unos 2 kilómetros utilizando únicamente energía eléctrica, siempre que no se sobrepasen los 50 km/h. Superando esta velocidad o este recorrido el motor de gasolina entrará en funcionamiento.

En la página web de IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía) podemos conocer los puntos de recarga para vehículos eléctricos o híbridos eléctrico-enchufables más cercanos.

A parte del ahorro en carburante, el ahorro de las emisiones derivadas del combustible es importante.

El tema del ruido de los coches tradicionales es algo que también me preocupaba. Si estás una jornada laboral entera conduciendo, os puedo asegurar que el sigilo del coche híbrido se agradece mucho.

Este tipo de coches permiten una conducción más igualada, sin cambios bruscos ni tirones. El motor ofrece una respuesta más inmediata frente a los coches tradicionales. En algunos países incluso existen una bonificación a los conductores de estos vehículos.

Ahora tocaba cómo transportar mi nuevo coche
En principio la idea era desplazarme hasta la cuidad y traer yo mismo el vehículo. Por diversas circunstancias me fue imposible ir a recogerlo, así que empecé a buscar alguna empresa que transportara coches. Al ser de un país a otro y una distancia de bastantes Kilómetros (1.592), los precios que me ofertaban las empresas eran altísimos.

Un amigo, que se había comprado un coche en Alemania hacía poco, me dijo que él lo había importado a través de Movesimo. Una empresa que no hace directamente el transporte, si no que te pone en contacto con transportistas.

Subí mi carga a la Web y las fechas que tenía previstas y en seguida recibí varios presupuestos. Finalmente me lo realizó un transportista que trabaja la zona Francia-España y al transportarlo con más coches me salió muy bien de precio.

Al principio fui un poco reticente a utilizar este sistema, pero la plataforma permite ver qué transportistas poseen todos los seguros y permisos necesarios y elegir el que más te convenga. Al tratar directamente con el transportista tuve la suerte de conocer la situación del envío en todo momento que quise.

Ya tengo aquí mi nuevo coche
Una vez pasado todo el trámite de compra, transporte y homologación de mi coche... ¡Sólo queda disfrutar de él!

Como he comentado, en el trabajo paso muchas horas conduciendo y la verdad que, aunque el anterior consumía poco, este me está sorprendiendo. Me gustaría que esta experiencia sirviera de consejo para todos aquellos que estés pensando en adquirir un coche híbrido. De verdad es muy interesante, sobre todo para la conducción dentro de cuidad. Si os ganáis la vida en trabajos relacionados con la conducción, merece mucho la pena la inversión porque el ahorro a la larga es enorme.

| Redacción: Mario para Revista Coche